www.diariocritico.com

11 grandes renuncias que ha hecho Ciudadanos para pactar con el PP

Juan Carlos Girauta y Rafael Hernando firman el pacto definitivo en el Congreso
Ampliar
Juan Carlos Girauta y Rafael Hernando firman el pacto definitivo en el Congreso (Foto: Ciudadanos)
lunes 29 de agosto de 2016, 07:29h
El documento firmado este domingo entre PP y Ciudadanos ha logrado que el partido de Albert Rivera sacara pecho ante algunos de los compromisos arrancados a los populares. La formación naranja reivindica como éxitos la reforma de los autónomos, la paralización de la LOMCE, la eliminación del impuesto al sol o el avance hacia la despolitización de la justicia. Sin embargo, las negociaciones han encontrado más de un escollo y más de una discrepancia, que ha hecho que Ciudadanos haya tenido que renunciar a algunas de sus propuestas clave.

Ceder para acordar. Ciudadanos lo tenía claro desde el principio de las negociaciones con el PP. "Ya venimos cedidos de casa", bromeaba el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta. No obstante, algunas de las grandes medidas de la formación naranja que han estado sobre la mesa finalmente no se han incluído en el documento firmado con el PP debido a las discrepancias con el partido de Mariano Rajoy o se han cambiado tanto que son irreconocibles.

Hacemos a continuación un repaso de algunas de las medidas recogidas en el programa de Ciudadanos para el 26-J y en las que la formación naranja han tenido que hacer importantes cesiones para cerrar el acuerdo con el PP.

- Diputaciones: también llamadas "chiringuitos políticos", según el programa oficial de Ciudadanos o "pesebres", según las palabras de Girauta. La formación naranja propuso durante la negociación una eliminación de estas instituciones o, al menos, una reforma en profundidad. En el documento firmado con el PP, esta reforma se limita a una distribución más eficaz de las competencias para eliminar duplicidades. En esto Ciudadanos ha tenido que ceder más que con el PSOE, con el que sí se estableció la supresión de las diputaciones provinciales de régimen común y su sustitución por Consejos de alcaldes.

- Senado: Otra de las propuestas que diferenciaba a Ciudadanos del resto de partidos era la eliminación completa del Senado. Al igual que en el caso de las diputaciones, Ciudadanos establecía en su programa un organismo sustitutivo, en este caso formado por los presidentes de las comunidades autónomas. Tanto con el PSOE como con el PP, la formación de Rivera ha tenido que conformarse con una simple reforma del funcionamiento de la Cámara Alta para que cumpla su función territorial. Además, en el documento firmado con los populares se establece una reducción "sustancial" del número de senadores, aunque no se especifica de cuánto.

- Contrato único: Ciudadanos se ha quedado sólo defendiendo también esta propuesta que pretende aplicar un sólo tipo de contrato indefinido con indemnización creciente. La propuesta intermedia tanto con PSOE como con PP ha sido reducir el número de contratos de 4 a 3: un contrato indefinido, un contrato "de protección creciente" y un contrato de formación. En cambio, Ciudadanos sí ha conseguido otros aspectos de su paquete laboral, como es la mochila austriaca que es un plan de indemnización contra el despido que procede del salario del trabajador y que acompaña al empleado en caso de cambio de empresa.

- Gasto público: Las cifras que acompañaban a las medidas sociales han sido una de las principales peleas que Ciudadanos ha tenido en la mesa de negociación con el PP. Los populares se mostraban reticentes a comprometer mucho gasto público, ya que consideran prioritario mantener la senda y el cumplimiento del déficit. Finalmente, el documento firmado este domingo contempla una subida del gasto público para financiar nuevas partidas como la del complemento salarial, el plan contra la pobreza infantil, el plan de ampliación de la educación de 0 a 3 años o un refuerzo en el sistema de atención a la dependencia. En total, el documento compromete 5.000 millones de euros más en 2017 y 7.800 millones de euros más en el año 2020. En la memoria económica que Ciudadanos presentó junto al programa electoral el incremento del gasto público en 2017 era de casi el doble: 9.117 millones de euros, y de 10.000 millones de euros en 2020.

- Violencia de género: En este ámbito se produjo una de las medidas más polémicas de Ciudadanos que tuvo que ser reescrita en el programa del 26-J. Aunque la formación naranja especificaba que el objetivo era aumentar las penas por violencia de género, seguía recogiendo la propuesta de igualar "procesal y punitivamente" los casos de violencia contra la mujer a aquellos casos de "violencia contra el compañero íntimo", es decir, también entre parejas del mismo sexo o a situaciones de violencia de la mujer contra el hombre. En el documento firmado con el PP no se menciona esta ampliación de supuestos dentro de la ley de violencia de género, aunque sí se ha incluido por separado una ley diferente contra la "violencia intrafamiliar".

- Tasas universitarias: el programa electoral de Ciudadanos establecía el compromiso claro de reducir las tasas universitarias. En el acuerdo cerrado con el PP esto no aparece y sólo se refleja la voluntad de aumentar las becas destinadas a las carreras universitarias.

- Ley electoral: Ciudadanos se ha convertido en el partido de ámbito nacional más perjudicado por la ley electoral, por lo que la reivindicación de ir hacia una reforma electoral que haga el sistema más proporcional era una de las grandes banderas del partido. Este punto estaba recogido y aceptado entre las 6 medidas previas que los populares firmaron para abrir las negociaciones. Sin embargo, en el documento final se recoge de forma genérica y sin especificar los detalles de esta reforma.

Además, como novedades, el PP ha conseguido establecer dos grandes matizaciones en este punto: el primero, la elección directa de los alcaldes, y el segundo y más importante es que el documento establece que "el PP se reserva la posibilidad de presentar iniciativas que permitan garantizar el Gobierno de la fuerza más votada".

- ILP: Una medida en materia de regeneración y participación democrática del programa de Ciudadanos era la de reducir el número de firmas necesario para tramitar una iniciativa legislativa popular (ILP). Además, se establecía una disminución en el tiempo máximo que tenía el Congreso para considerarla. Esta medida ya no aparece en el documento firmado con el PP.

- Decretos ley: Ciudadanos llegó a proponer en su programa electoral la supresión de la fórmula del decreto ley. Esto implicaría que el Gobierno no pueda aprobar normas con rango de ley en circunstancias especiales sin necesidad de contar con la aprobación del Parlamento, una costumbre que ha sido muy criticada por su abuso. En el pacto con el PP tampoco aparece.

- Paraísos fiscales: El ámbito de la lucha contra la corrupción ha sido uno de los que más interés ha causado, sobre todo después de que los populares se comprometieran a medidas como la separación de imputados por corrupción, eso sí dentro de unos casos limitados. Según Rivera, a esas medidas habría que añadir otras 'victorias' como la propuesta sobre los paraísos fiscales. Sin embargo, Ciudadanos ha tenido que bajar mucho su listón en este punto. En su programa electoral proponía la "prohibición" de que cualquier entidad financiera con sede en España o extranjeras que operan en el país tuviera sucursales en paraísos fiscales. El documento firmado por PP y Ciudadanos se limita a exigir transparencia a las sociedades que tengan sedes en paraísos fiscales y se recoge la voluntad de "revisar" el listado de países considerados como tales.

- Puertas giratorias: Ciudadanos proponía revisar los mecanismos para regular las conocidas como "puertas giratorias" y evitar los conflictos de intereses en general, es decir, entre la administración política y cualquier otro sector relacionado. Sin embargo, el documento pactado con el PP sólo refleja el compromiso de prevenir las puertas giratorias entre la política y la carrera judicial, estableciendo "plazos estrictos" sobre la reincoporación a la justicia.

A estas cesiones habría que añadir otras que suponen grandes dudas debido a la posible divergencia de interpretaciones. Así, por ejemplo, el documento establece la promesa de estudiar una reforma de la Constitución, pero Mariano Rajoy ya se encargó de aclarar que "estudiar" no significa que se vaya a llevar a cabo. El acuerdo también refleja el compromiso de avanzar en la democracia interna de los partidos, pero el PP ya había rechazado que se le impusieran primarias.


- Rajoy y Rivera ratifican 150 medidas, incluyendo la dación en pago y un recorte en la administración

- Un acuerdo "continuista" y conservador" que no convence a Pedro Sánchez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.