www.diariocritico.com
La promoción de curso será la norma general y el tercer trimestre se dedicará al refuerzo y recuperación
(Foto: Congreso)

La promoción de curso será la norma general y el tercer trimestre se dedicará al refuerzo y recuperación

> El curso terminará en junio pero en verano se ofrecerán actividades de refuerzo voluntarias

miércoles 15 de abril de 2020, 15:56h
.

El Gobierno y las Comunidades Autónomas han pactado que el curso escolar 2019/2020 termine en el mes de junio, a pesar del cierre de centros por la crisis del coronavirus el pasado mes de marzo. Dado que el tercer trimestre la actividad presencial ha sido sustituida por la enseñanza a distancia, la evaluación de los alumnos tendrá en cuenta los dos trimestres anteriores, y el último tendrá carácter diagnóstico, y se dedicará al refuerzo y recuperación. Además, durante el verano los centros educativos organizarán o apoyarán actividades de refuerzo voluntarias.

"Todos los estudiantes van a poder culminar el curso escolar, la sustitución de la actividad presencial por la actividad a distancia no puede susponer la pérdida del curso", ha proclamado la ministra de Educación, Isabel Celaá. Aunque el curso continúa, los alumnos serán evaluados en base a los dos primeros trimestres y este tercero se dedicará a actividades de refuerzo y recuperación. Además, en el caso de aquellos contenidos esenciales que no han podido ser abordados este curso, se realizarán durante el próximo.

Celaá ha insistido en que la norma general será la promoción, es decir, que los alumnos pasen de curso, mientras que la repetición será una excepción. "La idea es la evaluación global, continúa e integral de los alumnos", ha aclarado.

La ministra ha dado cuenta de los acuerdos alcanzados en la conferencia sectorial de Educación de este miércoles:

- Se mantiene la duración del curso escolar, que continúa con aprendizajes adaptados a las circunstancias. El curso ni acaba ahora ni se alargará más allá de junio, a excepción de la realización de la prueba de acceso a la Universidad, la EvAU

- En verano se podrán desarrollar actividades voluntarias de refuerzo en formar diversas y combinadas con actividades lúdicas, contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes.

- Se adapta la actividad lectiva a las circunstancias excepcionales provocadas por la crisis del coronavirus, con un especial esfuerzo por atender las necesidades de los alumnos con dificultades de acceso a la actividad a distancia y aquellos con necesidades educativas especiales

- Se flexibiliza el currículo y las programaciones didácticas para centrarse en los aprendizajes y competencias imprescindibles

- Se aprovechará el tercer trimestre para la recuperación, repaso y refuerzo con actividades globalizadoras e interdisciplinares

- Se adapta la promoción y titulación teniendo en cuenta la situación de los estudiantes más vulnerables, con criterios de evaluación continua, y el tercer trimestre tendrá un carácter diagnóstico y formativo. Se valorarán los avances realizados, y los retrasos o déficits se tendrán en cuenta de cara a la programación del próximo curso

La ministra de Educación ha explicado que el Ministerio trabajará de forma coordinada con las Comunidades Autónomas, los centros y los equipos docentes, "que mantienen sus competencias intactas" a la hora de evaluar a los alumnos. "La normativa respetará el margen de autonomía curricular y organizativa de centros y profesores", ha insistido.

Celaá ha detallado que la preparación del próximo curso contará con planes de recuperación y adaptación del currículo para permitir el avance de todo el alumnado. "El próximo curso se reforzarán las materias que no han podido ser totalmente abordadas".

En cuanto a la Formación Profesional, la secretaria de Estado, Clara Sanz, ha cifrado en más de 862.000 los estudiantes de FB básica, media y superior. De ellos, 383.000 son estudiantes de último curso que debían iniciar sus prácticas en centros de trabajo cuando comenzó la crisis del coronavirus, y que han visto flexibilizadas las condiciones, mediante la reducción de horas de 400 a 220 o la sustitución de las mismas por un proyecto o actividades que simulen el entorno profesional.

En cuanto a los alumnos de FP del ámbito sanitario y sociocomunitario que hayan accedido a contratos en esta crisis y sean estudiantes de último curso, quedan exentos de las prácticas de forma total o parcial. Aquellos alumnos de FP superior, 190.000, que se encuentran en el último curso, podrán realizar la EvAU si así lo desean.

En la Formación Profesional también se flexibiliza la evaluación de forma que se tendrán en cuenta los dos primeros trimestres, mientras que el tercero solo se tendrá en cuenta siempre se que favoreza la nota.

En el caso de la Formación Profesional a distancia, que habitualmente deben realizar un examen presencial a final de curso, si se pudiera, se realizaría, pero sino, se puede sustituir por una prueba telemática o bien los profesores podrán determinar la evaluación mediante los datos de todo el curso.

También en este caso, la repetición sera una medida excepcional y se programará el próximo incluyendo la materia que no se ha podido abordar. En el caso de la titulación, también se flexibiliza y se deja en manos de los equipos docentes la valoración de la competencia general requerida en cada título. Además, se amplía un año, hasta 5, la permanencia general en estas titulaciones.

En el caso de las pruebas de acceso a la Formación Profesional para quienes no cumplan los requisitos, se retrasan las pruebas hasta que sea posible y antes del inicio del próximo curso. Según ha cifrado, estas pruebas permiten acceder anualmente a unas 30.000 personas.

La ministra de Educación ha reiterado que el tercer trimestre tendrá un carácter diagnóstico, pero "nada impide la realización de actividades de evaluación para quienes hayan suspendido en el primer y/o segundo trimestre". "Al tener un valor diagnóstico, los profesionales sabrán en qué grado de conocimiento está cada alumno el alumno".

Celaá ha vuelto a mandar un mensaje de calma a los alumnos de segundo de Bachillerato que se someterán a la EvAU, y ha aseverado que en la prueba no serán requeridos sobre aquellos contenidos que no han sido abordados durante el primer y segundo trimestre, alegando que no todos los alumnos han podido conectarse durante este tiempo, desde el cierre de centros. "Somos conscientes de que tenemos alumnos sin conexión por la brecha digital, que enmascara la brecha social".

Respecto a la EvAU, y en el caso de que no pueda realizarse la prueba presencial debido a las circunstancias sanitarias, el Ministerio todavía no ha contemplado un plan B, pero ha aseverado que "si vemos que no se pueden hacer pruebas presenciales, arbitraríamos otro procedimiento", sobre el que no ha entrado en detalles.

Celaá ha reiterado su deseo de que los centros puedan reabrir este curso al menos 15 días, "sería muy buena medida para las familias, los alumnos y los docentes, pero seguimos sometidos al fin de la pandemia".

"La promoción de curso será la norma general y la titulación debe ser la práctica habitual para aquellos alumnos que finalicen 4º de ESO o 2º de Bachillerato y FP. Una decisión que, en todo caso, será tomada por el claustro de profesores en su conjunto", ha zanjado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios