www.diariocritico.com

Sacrificadas más de 130.000 gallinas por un brote de gripe aviar en una macrogranja de Valladolid

Pedro Armestre/Greenpeace
Pedro Armestre/Greenpeace (Foto: Pedro Armestre/Greenpeace)
viernes 11 de febrero de 2022, 18:54h

Las macrogranjas han estado muy presentes en esta campaña electoral, y precisamente este viernes, Greenpeace ha documentado el sacrificio de 130.000 gallinas por un brote de gripe aviar en una explotación en Íscar (Valladolid). La organización ecologista denuncia que la ganadería industrial "es una auténtica bomba de relojería", y urge a los partidos políticos a "poner fin a este destructivo modelo".

Greenpeace ha sido testigo de cómo se extraen los cadáveres de las gallinas afectadas por el brote de gripe aviar en una macrogranja avícola en Íscar (Valladolid), que ha puesto en alerta a las autoridades y al sector avícola. Miles de cadáveres se han retirando para su transporte al centro de eliminación.

La explotación, que según diversos medios, albergaba cerca de 134.000 gallinas, está en una de las zonas de mayor producción avícola de todo el país. "Esta es una razón más que de sobra para que los controles sean exhaustivos e intentar evitar que se extienda a otras instalaciones, que se propague a las personas y que genere una presión añadida a la, ya amenazada, biodiversidad", señala la organización.

Esta macrogranja se encuentra a escasos 1.000 metros del centro de Íscar y a unos 300 de las viviendas más cercanas, "lo que aumenta el riesgo de contagio para las personas".

Las explotaciones industriales son el entorno perfecto para la proliferación de este tipo de virus, ya que numerosos individuos genéticamente muy similares se ven obligados a vivir hacinados. Este es precisamente el modelo predominante en España y cada vez más en el mundo. Si a esto se suma que los animales se suelen trasladar a largas distancias, se da una segunda condición que facilita la propagación del virus. Y esto no es porque falten las medidas de bioseguridad en estas explotaciones, si no simplemente porque estos ambientes crean el hábitat ideal para los patógenos.

Otro factor de riesgo son las ingentes cantidades de excrementos que se generan en estas instalaciones, ya que como señala el propio Ministerio de Sanidad “los virus aviares pueden vivir hasta 100 días a 4° centígrados. En el agua sobreviven hasta cuatro días a 22º centígrados y más de 30 días a 0º centígrados”.

El último informe de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria señala, entre las medidas recomendadas para combatir los virus aviares, la reducción de la densidad de las explotaciones comerciales, especialmente en las zonas donde más se concentran estas actividades.

"Aunque algunos políticos han llegado a dudar de la existencia de las macrogranjas, es evidente que existen y que incluso son caldo de cultivo perfecto para virus como el de la gripe aviar y otros. El sistema agroalimentario necesita una transformación profunda y en España hay que empezar por frenar en seco la propagación de la ganadería industrial", ha manifestado el responsable de Agricultura de Greenpeace, Luís Ferreirim.

Greenpeace reclama al próximo gobierno de Castilla y León una moratoria regional a la ganadería industrial, siguiendo el ejemplo de otras regiones como Castilla- La Mancha.

Aunque la organización ecologista rechaza la ganadería industrial, "expresa su máxima solidaridad con los ganaderos afectados, muchas veces empujados hacia este sistema industrial por las grandes empresas que buscan la máxima rentabilidad al más bajo coste, y hacia un modelo alimentario donde crece cada vez más el insano consumo de alimentos de origen animal".

Según los últimos datos del Sistema Integral de Trazabilidad Animal (SITRAN) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, había censadas en Castilla y León, a enero de 2021, 58.212.101 de aves de corral, siendo así la cuarta comunidad autónoma con mayor número de aves, solo por detrás de Galicia (casi 108 millones), Castilla La Mancha (97 millones) y Aragón (73 millones).

En toda España la evolución del censo de gallinas para consumo humano, tanto de huevos como carne, ha aumentado un 33,9% en los últimos seis años (2016-2021).

Con datos de 2020, en España había más de 500 millones de gallinas y aves de corral; la ganadería avícola es la que ha experimentado un mayor incremento porcentual en número de ejemplares en el último lustro: entre 2015 y 2020 la cifra de aves para consumo humano sumó 125 millones de cabezas, un aumento de casi el 34 por ciento en apenas cinco años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios