www.diariocritico.com
Primera disensión en el Gobierno: Iglesias se niega a reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela
Ampliar
(Foto: Twitter Leopoldo López)

Primera disensión en el Gobierno: Iglesias se niega a reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela

jueves 23 de enero de 2020, 15:02h

Era cuestión de tiempo que Venezuela se colara como tema incómodo para la convivencia de diferentes posicionamientos y sensibilidades políticos e ideológicos en el gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. Este jueves, el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha dejado claro en una entrevista en Telecinco que para él Juan Guaidó no es el presidente interino de este país latinoamericano. Sólo aceptó reconocerle como "dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela".

Guaidó está reconocido desde febrero de 2019 como presidente interino por el Gobierno de España -cuando el PSOE gobernaba en solitario- y por más de 50 países, entre ellos los de la Unión Europea en su conjunto, aparte de EEUU, Australia o Canadá. Sin embargo, tanto Podemos como IU fueron beligerantes con esta idea desde el pasado año negándole esta condición a Guaidó, a quien consideraban incluso partícipe y corresponsable de un golpe de Estado contra el legítimo gobierno de Nicolás Maduro y el régimen chavista.

Guaidó estará estos días en España pero no obstante Iglesias admite que "está bien" que le reciba la actual ministra de Exteriores, Arancha González, y no el presidente Pedro Sánchez. El Gobierno español evita así una fotografía que hubiera sido muy simbólica y hubiera traspaso fronteras, además de ofender más si cabe a Maduro.

Iglesias se limitó a reflejar hechos como que el opositor Luis Parra es ahora el nuevo presidente de la Asamblea Nacional tras una controvertida votación en la cámara. Esa votación contó con apoyo del chavismo y un sector pequeño de la oposición que estuvo dispuesto a ceder ante el régimen para ser reconocida.

El líder de Podemos admite que no presionará a Sánchez para que cambie de postura. "No es verdad [que haya presionado]. De Guaidó solo podemos respetar su decisión de venir o no venir. Si viene, será recibido por la ministra de Exteriores. Es el Gobierno quien ha decidido quién le recibe, y le recibe nada más y nada menos que la ministra de Exteriores", zanjó. "La postura del Gobierno, de todos nosotros, es trabajar por unas relaciones sensatas con América Latina", remató.

No habrá cambio de postura

Tras el Consejo de Ministros de este martes, en el que se habló claramente de Guaidó y su visita a Europa, el Gobierno de coalición comandado por el PSOE aceptaba este martes, de facto, que Juan Guaidó es oficialmente el presidente encargado de Venezuela. Pablo Iglesias y Alberto Garzón denunciaron en febrero de 2019, hace casi un año, que Sánchez, cuando era presidente del Ejecutivo en la anterior legislatura, tras la moción de censura a Rajoy, reconociese en el cargo al líder de la oposición venezolana.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, remarcaba el martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que España seguía reconociendo a Guaidó como presidente interino o encargado, pero insistiendo en la necesidad de que este país convoque elecciones presidenciales lo antes posible para lograr la convivencia entre las distintas facciones que dividen a Venezuela.

El chavismo y la oposición disputan la legitimidad de las cámaras legislativas después de que la oposición ganase las elecciones legislativas y controlase la Asamblea Nacional. Fue entonces cuando Maduro anuló la validez de esta cámara creando una a su disposición, la Asamblea Constituyente, de carácter bolivariano. La oposición reaccionó nombrando a Guaidó, el 23 de enero de 2019, se autoproclamó "Presidente encargado" en calidad de presidente de la Asamblea Nacional, intentando disputar la legitimidad del presidente Maduro como jefe del Estado.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, tampoco reconoció a Guaidó, apoyó a Maduro y tachó de "Golpe de Estado" la actuación de Guaidó y la oposición. "Aquí en España el PP, Ciudadanos y Vox también lo apoyan. ¿No es representativo?", comentó, sin mencionar eso sí, al PSOE.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, fue menos contundente para no apoyar al chavismo expresamente pero también denunció la jugada de Guaidó, asegurando que "quiere un golpe de Estado y un baño de sangre en Venezuela". También se quejó de que el gobierno de entonces "se equivocó" al reconocer al autoproclamado "presidente encargado" del país. "Guaidó no quiere unas elecciones libres, quiere un golpe de Estado que provoque una intervención de Donald Trump y un baño de sangre en Venezuela", remarcó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios