www.diariocritico.com
Romeva se declara 'preso político' y confiesa que 'se volvió' independentista en 2010
Ampliar
(Foto: Pool oficial CGPJ / Tribunal Supremo)

Romeva se declara "preso político" y confiesa que 'se volvió' independentista en 2010

martes 19 de febrero de 2019, 18:23h
El ex conseller de Exteriores, Raül Romeva, que comparte abogado con el ex vicepresidente Oriol Junqueras, ha comenzado su declaración ante el Tribunal Supremo declarándose "un preso político en un juicio político" y se ha negado a responder a las preguntas de la Fiscalía y la Abogacía del Estado. Al igual que quienes le han precedido en el juicio del procés, Romeva ha defendido el "cumplimiento del mandato ciudadano" en el referéndum y ha negado haber alentado la violencia, al tiempo que ha confesado cuál fue a su juicio el punto de inflexión en el conflicto catalán.

"Justo hoy hace un año que estoy en prisión y me considero un preso político (...) En coherencia con lo que he hecho durante la instrucción y puesto que considero que esto es un juicio político, me acojo a mi derecho a responder solo las preguntas de mi abogado". Así ha comenzado su declaración en el juicio del procés el ex conseller Raül Romeva, en la misma línea que el ex vicepresident Oriol Junqueras.

Romeva ha negado haber cometido delito alguno en la organización del referéndum y ha aseverado que "nunca" ha alentado la violencia durante el procés. "Siempre he defendido el derecho a decidir de Cataluña ¿Desde cuándo defenderlo públicamente es delito? Los artículos 6 y 20 de la Constitución defienden el ejercicio del derecho de expresión y la libertad ideológica", ha manifestado.

"Nos presentamos con un programa electoral que defendía explícitamente el derecho a la autodeterminación y la República y dos millones de personas ratificaron estos postulados. Puesto que la Constitución española, en ninguno de sus artículos prohibe explícitamente el derecho a la autodeterminación, es cuestión de voluntad política que se pueda encontrar la forma de ejercer este derecho", ha defendido Romeva, que ha centrado en este derecho su intervención.

Para el ex conseller, el "punto de inflexión" en el conflicto catalán, "no fue como se dice en 2012, sino en 2010". Parafraseando a Junqueras, ha confesado que no era independentista sino que defendía postulados federalistas hasta la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut.

"Defendí durante la mayor parte de mi vida un proyecto político que no era la independencia, pero eso fue hasta el 2010, y eso me pasó a mí y le pasó a mucha gente. La razón es tristemente sencilla, tiene que ver con la sentencia sobre el Estatut".

En cuanto a los incidentes de los días 20 y 21 de septiembre de 2017, Romeva, que se encontraba en Madrid y no acudió a las manifestaciones, ha negado haber alentado a la violencia, al tiempo que ha censurado que se considere "un alzamiento manifestarse".

"Nunca jamás hemos hecho ninguna incitación a la violencia ni hemos apelado a ningún tipo de violencia. Manifestarse no es alzarse, protestar no es un tumulto y opinar no es un delito. El 20 de septiembre fue el ejercicio legítimo, pacífico y democrático del derecho a la protesta. Las únicas armas que ha habido han sido las de la Guardia Civil. Una democracia que persigue el derecho a la manifestación es una democracia frágil", ha aseverado.

"Llegamos a contar hasta 20 intentos para forzar el diálogo, un diálogo que para mucha gente era trascendental. Hago mías las palabras de Joan Herrera: "Quien rompe España es quien no reconoce el estado más plurinacional de Europa y el derecho a decidir de sus pueblos. El estado de derecho no puede imponerse sobre el principio de legitimidad democrática. Lo sensato en estos casos es negociar, pero negociar en el ámbito político, no en una sala de lo penal. Cuando uno hace política entiende que para llegar a acuerdos uno tiene que hablar. Solo unas relaciones basadas en la libertad son fructíferas, duraderas. Las relaciones basadas en la represión o el amordazamiento son tóxicas y suelen fracasar".

Pese a la apuesta por el diálogo, Romeva ha subrayado que "nosotros respondimos a la demanda cívica y persistente de un 80% de la población. Habíamos apostado por hacer política. ¿Por qué íbamos a renunciar al referéndum? Nosotros llamamos a la movilización libre y no partidista. Apelamos a la ciudadanía a que se manifestara. Y nos comprometimos a respetar el resultado, fuera el que fuera".

Sobre la jornada del referéndum ilegal, Romeva ha afirmado que la única violencia que hubo "fue ejercida de forma incomprensible e injustificada por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Nunca por parte de la ciudadanía. No fue el comportamiento normal y adecuado de una policía democrática".

"Fui a votar el 1-O, la situación en el colegio fue de una cierta normalidad. Vi una determinación firme y pacífica por llevar a cabo el derecho a votar. Y vi violencia, sí: la que ejercieron los cuerpos de seguridad del Estado", ha insistido.

El ex conseller ha concluido su intervención explicando los motivos por los que se sienta en el banquillo de los acusados. "Estoy, estamos todos nosotros, en la cárcel y delante de este tribunal por hacer política, y los que promueven nuestra condena lo hacen porque han renunciado a hacer política".

"No acepten ustedes el papel de hacer política, no solucionará nada, solo lo empeorará. Por eso les pido imparcialidad: hagan justicia y devuelvan a la política lo que es de la política", ha zanjado, dirigiéndose a los magistrados del Supremo.

Pasadas las 18:00 horas, el juez Marchena ha anunciado que la sesión quedaba suspendida hasta la jornada del miércoles, cuando continuarán las declaraciones de los acusados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.