www.diariocritico.com

Los padres, ante el cierre de los colegios por la alerta sanitaria

Los padres, ante el cierre de los colegios por la alerta sanitaria
miércoles 20 de mayo de 2020, 10:50h

El confinamiento ha provocado que muchos padres comiencen a teletrabajar, estando sus hijos menores con ellos. Esto ha llevado a que en muchas ocasiones, los progenitores no puedan realizar su actividad laboral de la manera adecuada, pues deben atender a sus hijos y aún más, si son niños pequeños.

Esta situación ha provocado momentos de crisis que han gestionado cada padre de una manera distinta, quizás manteniendo ligeros síntomas de ansiedad, lo que se traduce en insomnio y un estado de malestar clínicamente significativo.

Pero, ¿cómo van a enfrentar los padres que sus hijos no tengan medios para poder dejar sus hijos en el colegio y acudir a su puesto laboral? La respuesta no puede ser tomada con rotundidad, pero se prevé que los padres tendrán una gran desesperación, viéndose avocados a dejar s sus hijos con sus abuelos, si los tienen. En el caso de que no tengan familiares con quien dejar a los menores, los progenitores se ven atados de pies y manos lo que, indudablemente, va a propiciar angustia, palpitaciones, conflictos con la empresa, bajo rendimiento por la disminución de la concentración, agotamiento psicológico y seguramente, tensión muscular. Todo esto podría llevar a un estado de irritabilidad que, difícilmente, podrán gestionar solos, debido a todo el desgaste paulatino que puedan tener debido a los efectos directos del confinamiento sobre toda la población.

La acumulación de preocupaciones puede bloquear a cualquier persona que esté expuesta a estas situaciones, por lo que es muy importante, comenzar a gestionar cualquier síntoma que se padezca aunque parezca una intensidad nimia, pues si no se hace, los síntomas van en aumento, acumulándolos y en consecuencia, el malestar infiere de manera más extrema en la vida de la persona, incluso podría afectar a la relación de pareja, cuando previamente se mantenía una relación normalizada.

Anticipar el malestar, es algo muy positivo para el bienestar emocional de cada persona, pues el reconocer cada emoción, y tener las herramientas para gestionarla, nos da la tranquilidad de poder solventar la situación de una manera controlada y estructurada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios