www.diariocritico.com

Nuestra libertad termina donde empieza la del otro: 'Novatadas', ritos de paso basados en la sumisión y el machismo

lunes 08 de agosto de 2016, 14:28h

Comienza la cuenta atrás. Miles de jóvenes de toda la geografía nacional comenzarán su andadura universitaria. Un mes para que muchos de ellos hagan sus maletas, se despidan de familia, amigos y su tierra para poner rumbo a otras ciudades donde les espera la que posiblemente será una de las experiencias más gratificantes y enriquecedoras de sus vidas. Pero, a diferencia de la mayoría de las 'bienvenidas', que traen consigo buenas emociones y sensaciones, a éstos estudiantes les esperan duras pruebas físicas y psicológicas que marcará el inicio de la integración dentro su nuevo hogar.

Nuestra libertad termina donde empieza la del otro: 'Novatadas', ritos de paso basados en la sumisión y el machismo

Muchos se emocionan al recordar su etapa de novatos. Y es que existen demasiados jóvenes que han disfrutado de ellas. Pero, ¿dónde se encuentra el límite? Nuestra libertad termina donde empieza la de otro.

Conocidas popularmente como novatadas, estas prácticas son muy cuestionadas por docentes, padres e incluso alumnos que no están dispuestos a llevar a cabo actividades que puedan humillarles.

"Legué a las 12 de la mañana al Colegio Mayor, dos chicas se acercaron y nos saludaron a mis padres y a mí. Me llevaron a mi habitación y cuando mis padres se fueron adoptaron una actitud más arisca", "vamos a la sala con las 'otras' nuevas que han llegado"-explicaba A.H. ex colegial de uno de los colegios femeninos más conocido de Madrid.

"Nos colocaron en círculo, sentadas en el suelo. Cinco veteranas nos rodeaban. Dos de ellas eran de segundo curso creo recordar". "¿Quién viene de la costa?"-nos preguntó la más 'bajita'. "Éramos 10 o 12 nuevas en ese momento y levantamos la mano tan solo 4. Entonces otras dos veteranas llegaron con muchos cubos de agua con hielo. Nos pusieron de rodillas con la cara rozando el suelo y nos ataron las manos a la espalda. Entonces, nos arrojaron los cubos a la cara mientras nos decían: !Qué!, ¿ahora echáis de menos el mar novatas? Si contestábamos que sí, nos echaban más agua. En realidad me pareció una bienvenida original"-terminó diciendo.

"No podíamos ir maquilladas a la facultad, nos insultaban constantemente...pero también hacíamos actividades divertidas, como 'atracar' tiendas vestidas únicamente con ropa interior".

Colegios masculinos y femeninos intentan compartir actividades en común y organizan encuentros en los que poder 'novatear' conjuntamente. "El día de la subasta nos colocan a muchas chicas en un escenario al aire libre. Los chicos pujan por nosotras. A veces ofrecen cigarros"- se ríe. "Sí, pero eso es para vacilar a las 'frikis'"- continúa diciendo su amiga.

Es entonces cuando comienza a hablar: "Mira, hay que saber aguantar las humillaciones. Haces amigas, te lo pasas bien. Si aguantas todas las 'novatadas' y las disfrutas con las veteranas, luego te llevarás con más gente en el colegio. Si no quieres soportarlas, pues no vengas".

Abuso de poder, sumisión y machismo

Son muchos los estudiantes que defienden estas actividades, sin embargo de ellas se desprenden mensajes y enseñanzas muy cuestionables. En primer lugar existe un abuso de poder. Es una oportunidad perfecta para ejercer violencia de manera 'legítima'. ¿Están desahogándose, vengándose?, ¿Disfrutamos cuando podemos dominar a los más débiles?, ¿Son las novatadas un pequeño reflejo de nuestro mundo? La sumisión constituye una pérdida de dignidad. Sometes tu voluntad a la voluntad de un tercero simplemente para garantizar el orden, la estabilidad y el correcto desarrollo del modus operandi del lugar en el que vas a vivir. 'La subasta' habla por sí sola, que juzgue cada uno.

Cuando los estudiantes deciden no participar de estos ritos de paso, pueden abandonar 'el juego' de manera libre y voluntaria, eso sí, no sin represalias. Se convierten en 'grises'. No significa que no consigan entablar amistades, pero lo tendrán más difícil y quedarán estigmatizados durante el resto del curso. Tal denominación puede haber quedado obsoleta, pero el castigo es el mismo.

Democracia interna

"Uno de los problemas que se plantea siempre un director es el tema de las novatadas", nos explica Sergio Suárez Blanco, codirector del Colegio Mayor Chaminade. Esta institución las eliminó en 1982 y consiguió crear un ambiente propicio para una integración correcta. Fiestas de bienvenida, 'sangriadas', juegos de equipo, debates...

"No es un proceso fácil. No sirve con decir: ¡vamos a quitarlas!, es un camino más largo y complejo. Cuando hablamos con directores de otras instituciones, siempre decimos lo mismo: es necesario crear un régimen de democracia interna, plural, en el que los 'colegiales' puedan expresarse, para que las minorías tengan voz y voto. Cuando todos pueden hablar, cuando los propios estudiantes pueden decidir sobre el funcionamiento del colegio, cuando tienen también poder sobre nosotros mismos, que somos los directores...el tema acaba saliendo; los perjudicados pueden expresarse, quejarse...y así, se puede luchar contra ello".

Juan Gautier, un joven director de cine madrileño, hijo de uno de los directores que gestionan el CMU. Chaminade, decidió llevar a la mediana pantalla el drama de estas violentas prácticas. Paradójicamente eligió la misma institución como escenario para el cortometraje. En el film de 'El Aspirante', Carlos, un estudiante recién llegado a Madrid tendrá que soportar el 'maltrato' de sus veteranos, contra los que luego se rebelará. Con un manejo excelente de la cámara, consigue un ambiente de credibilidad perfecto que te mete de lleno en la piel del protagonista.

"Las novatadas suponen ritos de paso en los que entran en juego muchos roles. Unos dominan, otros se someten. Dentro de los que dominan también hay líderes, y personas secundarias que también son dominadas, aún perteneciendo al primer grupo. Es decir, funciona como una estructura piramidal de poder", nos explica Gautier.

Y es que, al fin y al cabo, las novatadas en su esencia podrían entenderse como una pequeña doctrina de carácter autoritario y 'nacionalista', en la que los nuevos deben jurar fidelidad a su colegio mayor y sus veteranos. "Podríamos estar hablando de una especie de fascismo. Hay himnos en los que se ensalza la figura de los líderes veteranos y la institución. Siguen a aquellos que ostentan el poder de manera ordenada y se criminaliza a los desertores".

No Mas Novatadas

No Mas Novatadas es una asociación fundada en 2011 mayoritariamente por docentes que quieren acabar con el abuso que suponen estos ritos de paso disfrazados bajo la excusa de 'actividades de integración'. El colectivo nos recuerda que con las novatadas se violan derechos fundamentales de la persona como el art.5 de la Declaración Universal de Derechos Humanos': "Nadie será sometido (...) a tratos crueles, inhumanos o degradantes". O nuestra propia Constitución, que habla de la dignidad como un derecho inherente de la persona. Puede parecer extraño hablar de estos derechos en un contexto como el de las novatadas; términos demasiado grandes y globales como para denunciar estas actividades inocentes y llevadas a cabo por jóvenes que, aparentemente, y posiblemente sea así, no actúan con malicia real.

Pero el problema que existe, y que esta asociación denuncia, es que el límite que separa el juego y el maltrato es muy poroso en estos casos. Y por supuesto, que seguir cultivando estos valores, que en su interior albergan la esencia del machismo o la desigualdad, no suponen una buena enseñanza para una sociedad que lucha contra el maltrato de género o la pluralidad.

Algunas novatadas que el colectivo recoge en su web, no tienen desperdicio...

"Usan a los 'novatos' como ceniceros en las habitaciones de los 'veteranos' fumadores. Tienen que estar de pie con la mano extendida para recoger la ceniza. En ocasiones, la ceniza la echan en la boca".

"Les hacen pasar la noche debajo de la cama de un 'veterano', a veces con heridas y magulladuras derivadas de otras 'novatadas'".

"Beber vinagre, vino mezclado con café y/o gel de baño".

"Tragar cosas no comestibles como tierra. Comer alpiste o comida para perros o gatos, en ocasiones a gatas"

"Flexiones a capricho de cada 'veterano' (...) Suelen sentarse encima (...) para que requiera mayor esfuerzo".

Mechoneo

Lo que suponían en su origen dista mucho del significado que adoptan hoy en día. Se iniciaron en Chile y poco a poco se fue convirtiendo en una práctica generalizada a nivel nacional hasta que llegó a extenderse por todos los rincones del mundo. 'Mechoneo' era el nombre con el que se bautizó esta práctica en el país latinoamericano en la década de los 60. El rito de paso para entrar a formar parte de una hermandad universitaria consistía en el corte de un pequeño mechón de pelo que certificaba su status como 'recién llegado' y la entrada para formar parte de la 'nueva familia'.

Como pasa con muchas tradiciones, el paso de los años acabó por pervertirlas; sobre todo si se practican sin ningún límite. Eso mismo pasó en Chile, cuando el mechón acabó por sustituirse por el rapado, y poco después éste mismo fue sustituido o completado con otras actividades violentas que implicaron quemaduras o intoxicaciones etílicas.

"Las novatadas 'made in Spain', tienen un matiz un poco diferente a las que se llevan a cabo en otros países", afirma Elsa González, una profesora residente en Oviedo. "Pero el mensaje que se desprende de esas prácticas es el mismo: sumisión, poder y lucha por conseguir un status dentro del grupo. Los que más se someten a las órdenes del veterano, se están labrando un año repleto de más diversión y aceptación".

La capital española es la ciudad con más fama en nuestro país en la elaboración de este tipo de prácticas. Ciudad Universitaria y Metropolitano, dos zonas contiguas que albergan a miles de estudiantes por la gran cantidad de colegios mayores y facultades que las habitan. En ellas, el mes de septiembre se llena de alcohol, humillaciones, actividades peligrosas, insultantes y para muchos, muy divertidas.

Y es que la aceptación de las novatadas se encuentra muy polarizada entre los estudiantes. Algunos consideran este tipo de prácticas como una buena manera de integrarse en los primeros días de la etapa universitaria en los que llegas desubicado y sin amigos. Otros sin embargo, ven en estas actividades un acto de sumisión y humillación sin justificación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Novatadas, a fondo: ritos de paso basados en la sumisión y el machismo

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    42432 | fabian - 25/09/2016 @ 03:21:44 (GMT+1)
    Y pensar que esos gilipollas son el futuro del pais...lo vais a tener muy jodido españoles

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.