www.diariocritico.com
El plan de ERC para asaltar la Generalitat y liderar un procés independentista de mano blanda
Ampliar
(Foto: Parlament Catalunya)

El plan de ERC para asaltar la Generalitat y liderar un procés independentista de mano blanda

miércoles 23 de octubre de 2019, 08:30h

Llevamos varios días con estas especulaciones, pero cada día cobran más fuerza al ver la postura de Esquerra Republicana (ERC) ante las actitudes de Quim Torra al frente del Govern catalán. Los actuales aliados de JuntsxCat en el Ejecutivo de la Generalitat catalana están hartos de su president y quieren un cambio, siendo conscientes de que deben satisfacer a dos bandos: al independentismo del pueblo catalán y, al mismo tiempo, buscando socios en el Estado español a través de los partidos progresistas.

Es por eso que ERC ha tomado una postura de perfil bajo a la hora de posicionarse sobre la sentencia del procés. Es cierto que ha dicho por activa y por pasiva que está en contra y que considera las condenas de cárcel como un agravio histórico, puesto que tiene a varios de sus hombres -y mujeres- en prisión, como es el caso de Oriol Junqueras o Carme Forcadell. Pero son conscientes de que la vía unilateral de 2017 está agotada y que ni en Europa ni en casi ninguna parte del planeta se aprobará una independencia por las bravas y desobedeciendo a los tribunales.

Así que con una mano señalando a España como Estado represor y otra buscando aliados en el PSOE y Podemos-En Comú, ERC ya piensa en cómo asaltar la Generalitat y desbancar a JxCat, la plataforma electoral que creó Carles Puigdemont, Artur Mas y compañía para enterrar tanto a la antigua Convergéncia como el posterior partido PDeCat, creado para enterrar la etapa de corrupción convergente.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, es el hombre ahora en el que piensa ERC para ser el próximo candidato electoral, estando en prisión Junqueras y con Marta Rovira fugada. Aragonès ha mantenido una postura moderada en todo este asunto y se ha sumado a la condena sin paliativos a los actos de violencia de la pasada semana, una posición política que no ha dudado en adoptar ERC para distanciarse de la ambigüedad de JxCat y sobre todo de Quim Torra, que ha terminado por cansar a la formación de izquierdas.

JxCat y ERC apenas se entienden ya en el Govern, aunque públicamente se nieguen a evidenciarlo, pero en el Pleno en el que Torra anunció un futuro nuevo referéndum de autodeterminación, Aragonès y su reacción lo dejaron bien claro: ni conocen los planes radicales de Torra ni cuentan con conocerlos en el futuro porque ya no están en plena sintonía. Han sido varios los dirigentes de ERC que apuntan a buscar nuevos aliados y no se descarta forzar unas elecciones catalanas para, luego, una vez ganadas, buscar unos apoyos que le permitan desmarcarse de la vía soberanista radical.

Buscando elecciones

Hoy publica 'El Mundo' que ERC ya busca apoyos en el tejido empresarial catalán y seguirá haciéndolo en varios sectores que ostentan el poder económico y social en Cataluña, sin perder, claro está, la calle, que supone el gran grueso de los futuros votos en las urnas. No podrá exteriorizar que buscará apoyarse en partidos como el PSOE-PSC o los comunes y Podemos, pero las evidencias están claras. En estos días ha habido discretos contactos y, aunque aún se guarda rencor a socialistas y comunes por hacerles perder la Alcaldía de Barcelona -Ernest Maragall ganó las elecciones municipales pero fue desbancado por Ada Colau-, se superará el pasado en busca de un objetivo más elevado: la Generalitat.

El plan

Nunca en democracia ERC ha estado en el poder -salvo apoyando a José Montilla en tiempos de Carod-Rovira- y ahora mismo no hay encuesta que les niegue la victoria tanto en las generales como en las autonómicas.

El 10 de noviembre volverán a dejar claro que son el primer partido catalán con unos 15-16 escaños de los 48 que aporta la comunidad autónoma al Congreso, mientras que JxCat sólo podrá obtener entre 6 y 7 según los sondeos. Es cierto que la CUP estará fuerte de nuevo, y se espera que en Madrid pueda tener entre 1 y 3 diputados, y en Cataluña serán difíciles socios parlamentarios porque están a favor de la vía más radical, que incluye la declaración unilateral de independencia.

El plan pasa por ese paso previo: ganar las elecciones generales en Cataluña, medir apoyos y forzar en los próximos meses unos nuevos comicios catalanes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.