www.diariocritico.com
Podemos arranca su consulta interna haciendo campaña por el 'no' al pacto PSOE-Ciudadanos
Ampliar
(Foto: Dani Gago/Podemos)

Podemos arranca su consulta interna haciendo campaña por el 'no' al pacto PSOE-Ciudadanos

> Según la formación, en las tres primeras horas de votación han votado 30.000 personas

jueves 14 de abril de 2016, 07:27h
Las urnas virtuales se abren este jueves en Podemos para decidir si la formación de Pablo Iglesias facilita el pacto PSOE-Ciudadanos o si mantiene su exigencia de un Gobierno a la valenciana. Los inscritos tendrán hasta el sábado para votar, pero los resultados no se conocerán hasta el lunes. Eso sí, los dirigentes de la formación han querido dejar clara de forma previa su postura contraria al documento firmado por Pedro Sánchez y Albert Rivera y han reiterado que si el mandato de las bases difiere de lo que la dirección ha defendido, se plantearán dimitir.

La formación de Pablo Iglesias abre este jueves su consulta para defenir la posición de Podemos ante el proceso de negociaciones. En total, 393.538 inscritos están llamados a votar para decidir si el partido se abstiene ante el pacto PSOE-Ciudadanos o si mantienen su exigencia de conformar un Gobierno de coalición entre las fuerzas progresistas.

En concreto, los inscritos podrán votar sí o no a dos preguntas: "¿Quieres un gobierno basado en el pacto Rivera-Sánchez?" y "¿Estás de acuerdo con la propuesta de gobierno de cambio de Podemos-En Comú Podem-En Marea?".

El partido morado traslada a las bases, por tanto, la posibilidad de desbloquear las negociaciones cuando apenas quedan dos semanas para que acabe el límite antes de ir a una repetición de elecciones.

Sin embargo, Podemos ha querido dejarlo todo atado y ha puesto en marcha una campaña exprés para defender su rechazo al pacto firmado por Pedro Sánchez y Albert Rivera. Este miércoles, varios dirigentes de la formación -como la diputada Carolina Bescansa y el senador Ramón Espinar- han preparado el terreno con un acto en las calles para informar a los ciudadanos sobre la consulta.

Importante también ha sido el mensaje de Iglesias advirtiendo de que, si las bases votan en un sentido contrario a la postura que han defendido ellos, asumirán "responsabilidades políticas". Aunque Iglesias no llegó a pronunciar la palabra 'dimisión', sí señaló que aceptarían todas las consecuencias.

Este miércoles, el secretario general de Podemos Madrid, Luis Alegre, ha vuelto a reiterar que ha sido toda la cúpula por "unanimidad" la que ha apostado por la estrategia de no apoyar el pacto PSOE-Ciudadanos y que, por tanto, todos los dirigentes asumirían las responsabilidades.

"Sería la dirección completa la que quedara desautorizada y, en un partido de políticos no profesionales, es obvio que la dirección tendría que replantearse (la estretagia) y tomar las decisiones correspondientes", ha señalado.

El objetivo de la campaña también es esquivar una baja participación, como ha venido ocurriendo en las últimas votaciones internas que ha llevado a cabo Podemos. Así, por ejemplo, en las primarias en las que Iglesias fue elegido candidato a la presidencia del Gobierno sólo votaron 59.723 personas, un 15,69% del censo.

"Nuestro censo es de inscritos, no es de militantes, es un censo muy amplio y muy heterogéneo. Lo importante es que la participación esté abierta", respondía también este miércoles Íñigo Errejón para alejar el fantasma del 'censo inflado'.

Sin embargo, Podemos ya ha adelantado que, en las tres primeras horas de la votación, se han emitido 30.000 votos. Además, la formación morada está resgistrando un censo alternativo conformado por los usuarios activos -los que han entrado en el portal de participación en el último año- para obtener un "recuento real", según el partido.

Si, como es previsible, las bases apoyan la postura de seguir defendiendo un Gobierno a la valenciana, Podemos ha dejado claro que la responsabilidad de moverse correspondería entonces al PSOE. "Nosotros tenemos los teléfonos siempre encendidos, siempre con batería, esperando la llamada del PSOE para conformar un Gobierno de cambio", ha declarado Carolina Bescansa.

Ante las preguntas de los ciudadanos congregados en en la plaza Reina Sofía, los dirigentes han respondido que apoyar un Gobierno del PSOE sin entrar en el Ejecutivo sería una "irresponsabilidad" porque desconfían de que los socialistas cumplan lo que prometen.

Ademas, ante los reproches por el "paso al lado" que ha hecho Iglesias al renunciar a la vicepresidencia, han insistido que en las negociaciones con los socialistas les plantearon que la exigencia de ese cargo era un problema.

Por otra parte, han señalado que no se han "televisado" las negociaciones -como sugirió Podemos y el PSOE tras las elecciones- porque entonces los partidos ni siquiera hubieran salido de la casilla de salida.

Bescansa, Espinar o Alegre han podido escuchar las opiniones de los simpatizantes a pocas horas del comienzo de la consulta y han constatado un ambiente de cierta resignación ante el pacto con los socialistas, incluso en la fórmula de un Gobierno a la valenciana. Lo que ha sido más enérgico ha sido el rechazo a un acuerdo en el que esté involucrado Ciudadanos y la esperanza de que unas nuevas elecciones -si se producen- podrían generar una situación más positiva para Podemos.

Lea también:

- Pablo Iglesias contradice a Íñigo Errejón y acepta "hablar" sobre la confluencia con IU

- Bronca a Podemos por su ley de emergencia social a pesar de recibir el apoyo del Congreso

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios