www.diariocritico.com
> Podemos y C's, los que menos consiguen fidelizar a sus votantes
(Foto: Podemos)

Podemos y Ciudadanos, los que menos consiguen fidelizar a sus votantes

lunes 08 de agosto de 2016, 13:27h
Un 17% de los votantes que se decantaron por Ciudadanos o por Unidos Podemos en junio preferíría otra opción política si se repitiesen ahora las elecciones generales. Según el último barómetro del CIS, las dos formaciones serían las que más problemas tendrían para retener a su electorado, mientras que la fuga de votos de PP y PSOE sería sólo del 10%. Entre los cruces de voto, destaca que un 10% de los votantes de Compromís-Podemos ahora votarían por el PSOE.

Las dos formaciones nacionales más nuevas tienen problemas para fidelizar a su electorado en el actual contexto de bloqueo político. El estreno de Podemos y Ciudadanos en la política nacional a través del Congreso de los Diputados ha quedado deslucido debido a la imposiblidad de formar Gobierno y a la repetición electoral, lo que se refleja en unos datos de intención de voto que se están estudiando con lupa debido a la posibilidad de unos terceros comicios.

Tanto la formación de Albert Rivera como la coalición Unidos Podemos (sin contar con las confluencias territoriales) retroceden respecto a sus resultados del 26 de junio, según el nprimer barómetro del CIS con intención de voto tras las elecciones. Esto se explica, en parte, porque se produce una fuga de sus propios votantes que apenas lograr compensar con la captación de electores que optaron por otras formaciones.

En el cálculo de la intención de voto -cocinado con el voto directo y la simpatía-, se muestra que si se celebraran ahora nuevas elecciones, sólo repetiría su voto un 82,8% de los votantes de Unidos Podemos y un 82,7% de los de Ciudadanos.

Los datos de las confluencias territoriales de Podemos reflejan una situación similar en el caso de En Comú Podem, que contaría con el 87% de sus votantes del 26-J, y En Marea, que tendría un 85% de fidelidad. La confluencia valenciana Compromís-Podemos sería la peor parada, ya que con un 79% es el partido de los recogidos en el CIS que menos fidelidad de voto tendría.

En cambio, tanto PP como PSOE logarían retener a un 90,9% y un 90,4% de sus respectivos votantes. A las formaciones de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez sólo les supera ERC en porcentaje de fidelidad de voto, puesto que el partido catalán contaría con un 92% del voto recibido en el 26-J.

El partido de Sánchez, que es el único de los cuatro principales que aumentaría su resultado, captaría votos además de los que se activarían en unas nuevas elecciones, es decir, de aquellos que o no votaron a ningún partido o se abstuvieron. Los socialistas se beneficiarían del 10,8% de los votos de aquellos que no votaron el 26-J y un 5,5% de los que votó en blanco. Pero, sin duda, el porcentaje más destacado es que la mitad de los encuestados que en junio no tenían la edad mínima para votar y ahora sí, un 50% de los nuevos votantes, apostarían por el PSOE.

¿Y a dónde se irían los votos que pierden cada formación? El cruce de intención de voto con el recuerdo de voto de las anteriores elecciones refleja que el mayor traspaso de votos se produciría de Compromís-Podemos al PSOE. Hasta un 10% de los votantes de la coalición valenciana se mostraría ahora favorable a votar a la formación socialista. Una situación que en el resto de España tendría menos impacto, ya que la pérdida de voto de Unidos Podemos a favor del PSOE sólo sería del 3,9%.

El resto de porcentaje que pierde Unidos Podemos se difumina entre otras opciones, aunque hasta un 8,4% de los votantes de la formación morada asegura que no optaría por ninguna alternativa, incluyendo el voto nulo o el voto en blanco, por lo que sería más probable que abstuvieran.

Otro porcentaje destacado es el 5,5% de votantes que perdería Ciudadanos y que se irían al PP, mientras que los electores de la formación naranja que optarían ahora por el PSOE es de sólo el 2,7%.

No sólo entre las formaciones nacionales se producirían cruces llamativos, ya que el CIS también refleja que Convergència perdería alrededor de un 12% de sus votantes, que se repartirían de manera equitativa entre PSOE, Unidos Podemos y ERC.



- El CIS refuerza a Sánchez cuando más lo necesitaba: el PSOE, único partido que gana en intención de voto

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios