www.diariocritico.com
Pablo Iglesias junto al diputado y guardia civil Juan Antonio Delgado
Ampliar
Pablo Iglesias junto al diputado y guardia civil Juan Antonio Delgado (Foto: Dani Gago/Podemos)

Varios diputados de Podemos se desmarcan de un manifiesto en solidaridad con los agresores de Alsasua

> Polémica por la reunión de Unidos Podemos y otros grupos con familiares de los imputados

miércoles 22 de marzo de 2017, 10:37h
Unidos Podemos y otros grupos como ERC o Bildu se han reunido este miércoles en el Congreso con familiares de los jóvenes imputados por delitos de terrorismo por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra). A instancia de las familias, han lanzado un manifiesto en solidaridad con los imputados y contra la "desproporcionalidad" del trato que están teniendo, del que ya se han desmarcado el guardia civil José Antonio Delgado o el magistrado Juan Pedro Yllanes. El gesto de la formación morada y sus aliados ha levantado polémica y críticas entre los otros partidos y en las redes sociales.

Podemos vuelve a ser el centro de la polémica en el Congreso de los Diputados. En este caso, por el gesto que han decidido tener recibiendo en la Cámara Baja a los familiares de los nueves jóvenes imputados por el caso de la agresión de Alsasua (Navarra). Siete de los investigados se enfrentan a acusaciones de delito de terrorismo por supuestamente agredir a dos guardias civiles y sus parejas el pasado mes de octubre.

El encuentro se ha celebrado a instancia de las familias y a él han acudido representantes de Podemos, En Marea, En Comú Podem, Izquierda Unida, ERC, PdCat, PNV y Bildu. El objetivo era la firma de un manifiesto conjunto contra la "evidente desproporción" que supone, a juicio de los firmantes, que el enjuiciamiento se produzca por delitos de terrorismo en la Audiencia Nacional.

"Pedimos que imperen los principios de proporcionalidad, justicia y equidad, y requerimos la eliminación de la calificación penal como delito de terrorismo, la devolución de la competencia al Juzgado de Instrucción nº 3 de Pamplona, y la consiguiente puesta en libertad de los tres jóvenes", reclama el texto.

En el comunicado que acompañaba al anuncio del encuentro, Podemos aseguraba que el manifiesto estaba respaldado por todo su grupo parlamentario.

Sin embargo, varios diputados de Podemos se han desmarcado del sentido de este texto. El magistrado Juan Pedro Yllanes ha asegurado que él no había leído el manifiesto y que si le hubieran pedido que lo apoyara, no lo hubiera hecho. Sin embargo, la firma de Yllanes sí aparece en el manifiesto, a pesar del rechazo manifestado este miércoles por el diputado ante varios periodistas.

También se ha distanciado del gesto de apoyo el diputado y guardia civil Juan Antonio Delgado, que en su cuenta de Twitter ha reiterado su apoyo a los guardias civiles y a sus parejas. Delgado sí que se negó a firmar el documento y su firma no aparece entre las más de 80 que aparecen al final del texto.

Fuentes de Podemos han señalado que se trató el tema de la firma del manifiesto de forma conjunta, pero que no fue en una reunión presencial de todos los diputados del grupo. Posteriormente, la formación morada ha reconocido su equivocación al asegurar que el texto estaba respaldado por la "totalidad" del grupo parlamentario y han detallado que se mandó el comunicado de forma general y se dio un tiempo para que los diputados expresaran si se adscribían a él.

La portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, ha negado que ningún diputado se haya desmarcado del sentido del texto y ha señalado que algunos compañeros no han firmado el manifiesto porque no se enteraron de la iniciativa. "Es una decisión colectiva que hemos tomado desde la dirección", ha apuntado.

El manifiesto ha sido firmado por diputados y senadores de todas las fuerzas que han estado presentes en la reunión de este miércoles, más los cuatro representantes de Compromís en el Congreso, que lo han apoyado pero que no han acudido al encuentro.

Entre las filas de Unidos Podemos, además de Delgado, tampoco aparecen los nombres del portavoz de En Comú Xavier Domènech, del secretario general del grupo parlamentario Txema Guijarro o de los diputados Diego Cañamero, Rafael Mayoral, Rosana Pastor o Rita Bosaho.

"Con todas las víctimas"

Belarra ha recordado que ellos también han manifestado su solidaridad hacia los guardias civiles agredidos, pero ha insistido en defender que consideran que los imputados no están teniendo un juicio proporcional en relación a lo que ocurrió. "Se ha calificado de terrorismo lo que nosotros pensamos que es una pelea de bar", ha apuntado.

La diputada navarra ha asegurado que reconocen tanto a las víctimas de la agresión como a lo que consideran "víctimas de un procedimiento judicial injusto".

Iglesias ha añadido luego que consideran que la agresión puede implicar una sanción penal, pero que no debe ser considerada un delito de terrorismo. Además, ha señalado que con este tipo de actuaciones sólo se consigue banalizar lo que es el terrorismo.

Desde los otros grupos también se han lanzado mensajes de apoyo a las reivindicaciones de los familiares de los imputados. El diputado del PdCat Sergi Miquel i Valentí ha asegurado que se ha hecho una "instrumentalización" de caso de Alsausa que se suma al ambiente de "tensión entre los dos bandos" que se vive en Navarra.

Oskar Matute, de Bildu, ha reiterado el compromiso de su formación en la lucha contra "el atropello democrático" que se ha vivido en Alsasu, según el diputado, mediante un castigo ejemplificante a todo un pueblo.

Joan Tardá, de ERC, ha acusado a la administración española de utilizar "métodos de venganza" frente a una sociedad que ha avanzado hacia la reconciliación. "Son hechos que no deberían haber ocurrido, pero que no responden a ningún carácter premeditado, y responder con la violencia por parte del Estado es una sinrazón", ha expuesto el diputado catalán.

No es la primera vez que estos grupos tienen un gesto con los familiares de los imputados de Alsasua en el Congreso de los Diputados. El pasado diciembre ya se reunieron con representantes de los mismos partidos, también a instancia de las familias, que querían mostrar su preocupación por la situación procesal de los detenidos.

Críticas de Cs

Las críticas por el gesto de Podemos comenzaban nada más anunciarse la previsión de la cita en la agenda de la formación morada. Especialmente visible ha sido la reacción de los diputados de Ciudadanos, que han salido de forma coordinada a criticar el encuentro en las redes sociales.

"Todo mi apoyo a los guardias civiles y sus parejas agredidas en Alsasua. La mayoría de españoles estamos con vosotros, no con los agresores", lanzaba Albert Rivera en su perfil de Twitter.

La secretaria cuarta del Congreso y diputada de Ciudadanos, Patricia Reyes, calificaba de "indecente" que Podemos utilizara la Cámara Baja para esta reunión. "¿Podemos va a recibir a las familias de todos los agresores o sólo de los que pegan a guardias civiles?", ha añadido Marta Rivera de la Cruz, también en Twitter.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios