www.diariocritico.com

PSOE y Podemos critican la respuesta del Gobierno a los últimos casos de violencia de género

viernes 24 de febrero de 2017, 18:56h
Representantes del PSOE, Podemos y Compromís han participado este viernes en un acto con alrededor de 200 integrantes de la 'Plataforma 7N contra las Violencias Machistas'. Tras una semana negra en cuanto a casos de asesinatos machistas, los partidos han mostrado su desconfianza ante la respuesta del Gobierno, en concreto ante la creación de un órgano permanente de previsión y lucha contra la violencia de género que dependa del Gobierno en vez del Congreso. "Hay una aritmética parlamentaria que permite hacer feminismo en nuestro país", ha comentado Ángela Rodríguez, de 'En Marea', que ha tendido la mano a los socialistas.
De izquierda a derecha: Marta Sorlí (Compromís), Ángela Rodríguez (En Marea-Podemos) y Ángeles Álvarez (PSOE)
Ampliar
De izquierda a derecha: Marta Sorlí (Compromís), Ángela Rodríguez (En Marea-Podemos) y Ángeles Álvarez (PSOE) (Foto: En Marea)

La semana en la que se han producido cinco casos de asesinatos por violencia de género ha acabado en el Congreso de los Diputados con un acto sobre la lucha contra las violencias contra las mujeres. El encuentro de este viernes ha sido organizado por la 'Plataforma 7N' con el objetivo de establecer un diálogo público con los representantes políticos que trabajan en la subcomisión parlamentaria de violencia de género.

Desde los partidos, sólo han acudido las diputadas Ángeles Álvarez (PSOE), Ángela Rodríguez (Podemos) y Marta Sorlí (Compromís), esta última en representación de todo el Grupo Mixto.

Tanto PSOE como Podemos han dedicado su turno de intervención para criticar y mostrar su desconfianza hacia la actitud del Gobierno del PP ante la violencia de género y, en concreto ante los últimos casos ocurridos esta semana.

El oscuro inicio de este 2017 en cuanto a violencia de género ha sido tratado en una reunión entre el ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; el de Justicia y el de Interior. En esta cita se ha acordado la creación de un órgano permanente encargado de la "valoración, prevención y lucha contra la violencia de género", presidida por la delegada del Gobierno de Violencia de Género en coordinación con Interior.

La diputada socialista Ángeles Álvarez ha asegurado que este nuevo órgano pretende sustituir a la subcomisión sobre violencia de género que ya está trabajando en el Congreso. En este sentido, la parlamentaria ha acusado al Gobierno de querer dejar sin voz a las organizaciones de la sociedad civil, que sí comparecen en la subcomisión.

Además de la concreción del pacto de Estado -en el que hay coincidencias en, por ejemplo, ampliar el concepto de violencia de género más allá de la pareja-, las representantes políticas han puesto el foco en la importancia de los presupuestos.

No obstante, Álvarez ha asegurado que no existe manera de conocer las cifras totales que se destinan a la lucha contra la violencia de género y en favor de la igualdad. La diputada ha asegurado que es engañoso simplemente observar el dinero destinado a la subdelegación del Gobierno especializada en violencia de género.

Así, Álvarez ha anunciado que entre las enmiendas que presenten al proyecto de presupuestos del PP estará la de incluir fichas en las que se detallen y se aumenten los recursos destinados a la igualdad.

"Lo que hay que hacer es echar a esta gente del Gobierno cuanto antes, con los intrumentos que tenemos, que es ganar las elecciones", ha manifestado Álvarez en referencia a los populares, lo que ha causado abucheos en la sala.

Un "Congreso machista"

La intervención de la diputada de 'En Marea', Ángela Rodríguez ha tenido una tónica más negativa en relación a la capacidad de la subcomisión de forzar al Gobierno a hacer una política diferente.

"El Congreso es un lugar terriblemente machista", ha asegurado la parlamentaria gallega al reconocer que muchas veces las reivindicaciones feministas no son tenidas en cuenta dentro de la Cámara Baja.

Además, ha señalado que, aunque el PP pueda "comprarles" parte del discurso político, lo relevante es ver si están dispuestos a aumentar los recursos destinados a la lucha por la igualdad. "Nosotras pensamos que sin recursos no hay feminismo", ha apuntado.

Rodríguez ha asegurado que la lucha contra el machismo no se consigue de forma rápida y que la subcomisión no será la respuesta definitiva para acabar con la violencia de género. Sin embargo, al mismo tiempo, ha destacado el hecho de que exista una nueva aritmética parlamantaria y ha tendido la mano al PSOE para impulsar puntos coincidentes, como el de establecer permisos intrasnferibles para padres y madres.

La diputada de 'En Marea' ha instado a impulsar debates colectivos sobre cómo regular las distintas violencias que sufren las mujeres o cómo definir la figura del 'feminicidio'. En cambio, Rodríguez ha tenido que sincerarse al decir que no existe una postura unificada en el grupo parlamentario en temas como la prostitución, que ha salido a colación ya que Álvarez ha defendido la penalización de los clientes y la inclusión de este tipo de situaciones en el debate sobre las violencias contra las mujeres.

La Plataforma 7N

El colectivo '7N contra las Violencias Machistas' agrupa a varias organizaciones que luchan a favor de la igualdad y los derechos de las mujeres. Su primer hito fue una multitudinaria marcha en 2015 que vino acompañada por un manifiesto y una carta enviada a todos los partidos políticos para explicarles sus reivindicaciones en esta materia e instarles a un gran acuerdo de Estado.

Ahora que los partidos ya trabajan sobre un pacto para mejorar la lucha contra la violencia de género, la plataforma ha reactivado sus exigencias para que los partidos tengan en cuenta un abanico más amplio de organizaciones de las que ahora contempla la subcomisión.

En este sentido, piden que se abra un "cauce amplio, plural, representativo y efectivo" de participación de las organizaciones feministas en las reformas que afecten a las políticas contra las violencias machistas.

También han vuelto a poner sobre la mesa sus reivindicaciones originales, como la regulación de todas las formas de violencia contra las mujeres, la involucración de todos los niveles sociales y administrativos en la prevención, el aumento en la protección de las afectadas y sus hijos, la eliminación de la custodia compartida impuesta cuando no haya acuerdo o la demanda de un mejor tratamiento de las diferentes violencias machistas por parte de los medios de comunicación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios