www.diariocritico.com
Pablo Iglesias participa en un acto junto a Albano-Dante, secretario general de Podem, Noelia Bail, secretaria de feminismos de Podem; y Àngels Martínez, responsable de economía de Podem.
Ampliar
Pablo Iglesias participa en un acto junto a Albano-Dante, secretario general de Podem, Noelia Bail, secretaria de feminismos de Podem; y Àngels Martínez, responsable de economía de Podem. (Foto: Dani Gago/Podemos)

Las bases de Podem Catalunya frenan su integración en el nuevo partido de Ada Colau

> Un 62% de inscritos ha apoyado mantener las líneas rojas de la dirección contra la integración incondicional

Los inscritos de Podem Catalunya han rechazado integrarse en el nuevo sujeto político impulsado por Ada Colau si no se aceptan las condiciones puestas por Albano-Dante Fachin y la dirección catalana. Esa es la opción por la que se han decantado un 62% de los inscritos en la consulta realizada por la formación morada en Cataluña, en la que la participación ha sido especialmente baja (un 7,5%). Aunque el resultado no implica una ruptura, sí supone un freno a la integración y abre la puerta a explorar otras vías de alianza que no pasen por la entrada de Podem en el nuevo partido.

Un 62% de los inscritos que han votado en la consulta de Podem Catalunya se han decantado por mantener las condiciones de la dirección en las negociaciones sobre su incoporación al nuevo partido catalán. Este resultado implica un freno a las conversaciones y condiciona la relación de la formación morada con el nuevo espacio impulsado por Ada Colau y los 'comunes'.

Sólo el 37% de inscritos ha votado por la otra opción, la de aceptar la integración de manera incondicional, mientras que un 0,41% ha votado en blanco.

El secretario general de Podem, Albano-Dante Fachín, y la responsable de organización, Ruth Moreta, se han encargado de anunciar este lunes los resultados. La consulta se celebró entre el jueves y el sábado de la semana pasada y fue conovocada por los obstáculos encontrados en la negociación con Barcelona en Comú, ICV y EAiU sobre la construcción de un nuevo partido de ámbito autonómico en Cataluña.

La consulta no sondeaba directamente sobre la confluencia, sino sobre las condiciones que Podem ha puesto sobre la mesa para avanzar en la integración. En concreto, la dirección catalana ha considerado como líneas rojas la creación de un código ético común, un sistema proporcional con listas abiertas no pactadas y la posibilidad de que todos los inscritos de Podem puedan participar con normalidad en este nuevo sujeto.

La pregunta que tenían que contestar los inscritos era: "¿Crees que estas condiciones son imprescindibles para la participación de Podem en la asamblea fundacional del nuevo partido con ICV, BeC y EUiA?".

Sólo había dos respuestas posibles: "Sí son imprescindibles. No podemos continuar en el nuevo partido con ICV, BEC y EUiA sin estas condiciones" y "No son imprescindibles. Podemos continuar en el nuevo partido político con ICV, BEC y EUiA sin estas condiciones".

Otras vías de unidad

La victoria de la postura de la dirección catalana no supone una ruptura inmediata en las negociaciones, pero el partido ya contempla otras vías de alianza que no pasen por la integración.

Fachin ya marcaba distancia al referirse a la posibilidad de que el resto de espacios no aceptaran sus condiciones. El líder de Podem rechazaba que se les impusiera un "ultimátum" o una fecha límite para decidir su relación con el nuevo partido y aseguraba que ellos siembre dejarían la "puerta abierta" para construir la unidad.

En este sentido, el dirigente mencionaba las alianzas construidas en el Congreso de los Diputados o en el Parlament de Cataluña como ejemplo de otras vías de seguir trabajando juntos. Es decir, no a través de un único espacio estable, sino retomando la vía de una coalición o un partido instrumental.

Este lunes Fachin ha lanzado un mensaje al resto de actores y les ha pedido que analicen los resultados de la consulta y tengan en cuenta la voluntad de los militantes de Podem. Además, ha asegurado que las condiciones ya no son sólo de la cúpula del partido, sino que han pasado a convertirse en reivindicaciones de las bases.

Baja participación

El nivel de participación en sí mismo ha sido el principal revés para la formación morada en esta consulta, ya que sólo han votado 3.901 inscritos de un censo total de 52.000, es decir, un 7,5%.

Incluso si se cuenta sólo el 'censo de activos', el nivel de participación se quedaría en el 11,5%. Este segundo método de contar a los censados se refiere únicamente a los usuarios que hayan participado al menos una vez en el portal de participación de Podemos en el último año, que serían 34.098 personas, según cifras de la organización.

El bajo nivel de participación puso en duda la legitimidad de la consulta, ya que Podemos recogía en sus estatutos que se tenía que llegar a un 10% para que se considerara válida. Sin embargo, el último proceso interno de Vistalegre II eliminó ese requisito, como ha confirmado la dirección catalana este lunes.

Los inscritos en Podem han tenido tres días para votar en un proceso en el que estaba muy clara la posición de la dirección autonómica a favor de las condiciones de la negociación. "Las cosas que reclamamos desde Podem no son cosas para Podem. Son cosas que la sociedad lleva mucho tiempo exigiendo y ahora no podemos defraudar", escribía el líder de la formación catalana en su blog en el arranque de la consulta.

Entre las cuestiones que Fachin alertaba como "errores" destacaba por ejemplo la postura del resto de aliados de presentar una lista hecha entre todos que incluyera cuotas pactadas previamente. Podem ha exigido que les den la posibilidad de presentar una lista propia, además de establecer la obligación de hacer un proceso de primarias con un sistema de elección proporcional.

Pero además, tanto Fachin como los dirigentes nacionales llegaron a relativizar la decisión, pues apostaron por buscar otras vías de alianza diferentes a la integración aunque no prosperaran las negociaciones en ese sentido. En este sentido, la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, insistía en que pasara lo que pasara en la consulta seguirían siendo "compañeros de viaje" de los otros espacios.

"Tanto da si es registrando un partido nuevo, uniendo partidos o haciendo coaliciones (...) Lo importante no es una forma jurídica u otra. Lo importante es que las herramientas estén en manos de la gente y eso es lo que está intentando Podem", señalaba Fachin.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.