www.diariocritico.com
Albert Rivera y José Manuel Villegas delante del Congreso en el penúltimo día de campaña
Ampliar
Albert Rivera y José Manuel Villegas delante del Congreso en el penúltimo día de campaña (Foto: Ciudadanos)

Rivera llamará a PP y PSOE la misma noche electoral para iniciar negociaciones

jueves 23 de junio de 2016, 10:35h
Albert Rivera quiere que las conversaciones para formar Gobierno se inicien cuanto antes y, por eso, ha asegurado que llamará a PP y a PSOE la misma noche electoral para empezar a trabajar desde el 27 de junio. El líder de Ciudadanos ha señalado que intentará concretar con los dos partidos cómo iniciar las negociaciones, aunque en otras ocasiones ha reconocido que todo depende de la actitud de PP y PSOE y, sobre todo, de si esta vez están dispuestos a sentar juntos a sus equipos. Por si acaso, también ha pedido un útimo esfuerzo para conseguir que Ciudadanos aumente su porcentaje de voto en un 1%, lo que calculan que se podría traducir en hasta 10 escaños más.

Los partidos llegan a la recta final de la campaña siendo conscientes de que la situación política no se resolverá el día de las elecciones. Por eso piensan ya en una nueva fase de negociaciones para evitar una tercera convocatoria electoral.

Albert Rivera, que espera que su partido vuelva a ser protagonista de las conversaciones, ha asegurado que llamará a PSOE y PP la misma noche electoral para convocarles a una reunión a partir del día 27.

Así lo ha confirmado en dos entrevistas consecutivas en la 'Cadena Cope' y en 'RNE' refiriéndose siempre a los partidos y no a los líderes. Es decir, que intentará comenzar lo antes posible la fase de las reuniones entre equipos negociadores, lo que además le ahorraría tener que pedir directamenten a Mariano Rajoy que dé un paso al lado como condición previa para pactar.

"No podemos volver a meternos en una situación en la que todos se miran el ombligo. Aquí lo que hay que hacer es ponerse a trabajar", ha comentado Rivera.

El candidato de Ciudadanos ha insistido en que intentará convocar a los dos partidos, pero no ha detallado si buscará celebrar una mesa a tres entre PP, PSOE y Ciudadanos, como muchas veces ha señalado como lo óptimo para llegar a un acuerdo entre las formaciones "constitucionalistas".

No obstante, a lo largo de la campaña, Rivera ha llegado a reconocer que las negociaciones pueden depender mucho de si en esta ocasión PP y PSOE están dispuestos a sentarse en serio, "darse la mano" y permitir a sus equipos negociadores empezar a hablar de políticas concretas.

En este último tramo de la campaña, Rivera ha insistido en pedir un último empujón para Ciudadanos con el objetivo de que el partido sea determinantes en el escenario de pactos. La meta de la formación naranja es bastante modesta e, incluso, está cuantificada: quieren lograr un aumento del 1% de voto, lo que, según Ciudadanos, le podría reportar hasta 10 escaños más.

El dirigente ha señalado que con 50 asientos en el Congreso Ciudadanos podría convertirse en un revulsivo para desbloquear la situación política y para evitar un Gobierno de los "populistas". Y es que Rivera está convencido de que el partido naranja también puede ser clave para resolver la "encrucijada" del PSOE y evitar que los de Pedro Sánchez se decanten por Podemos.

"Les pido a los españoles que no tiren su voto en partidos que no son capaces de ponerse de acuerdo", ha declarado resumiendo la estrategia de convertir a Ciudadanos en el voto útil para todos los que no vayan a optar por Unidos Podemos.

Ciudadanos afronta esta recta final de campaña asumiendo, por tanto, que se cumplirán las encuestas y quedarán en cuarto lugar. La formación naranja ha aparcado los discursos más triunfalistas en esta repetición electoral para destacar un enfoque más práctico y apelar al diálogo para formar Gobierno. Lo que no significa que la formación de Rivera haya renunciado a condicionar las políticas de un nuevo Ejecutivo e, incluso, a formar parte de él.

Por otra parte, Rivera ha señalado que el último escándalo de Jorge Fernández Díaz le da más razón para pedir un cambio de equipo en el PP, empezando por Mariano Rajoy. El dirigente ha criticado al presidente en funciones por sostener a Fernández Díaz y ha recordado que no es el primer ministro que se ha visto envuelto en una polémica.

El presidente de Ciudadanos se ha negado a dar nombres de posibles alternativas de candidato a presidente, y ha concedido que sean los propios populares los que nombren un persona diferente para liderar el Gobierno.

"Si no hay un nuevo proyecto para España, si no hay nuevos equipos, si no hay nuevo Gobierno -y por qué no, liderado por el PP- el populismo se va a poner las botas", ha aseverado Rivera.



Lea también:

- Diccionario político para entender la campaña de Ciudadanos

- Rivera apela al voto moderado para romper la polarización entre PP y Unidos Podemos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.