www.diariocritico.com

Rivera se compromete a recorrer España para convertir Ciudadanos en una fuerza de gobierno

> El dirigente cierra la IV Asamblea del partido con su liderazgo y su hoja de ruta reforzados

domingo 05 de febrero de 2017, 15:04h
Albert Rivera ha clausurado este domingo la IV Asamblea General de Ciudadanos marcando el rumbo claro de empezar a gobernar en el próximo ciclo electoral, a partir de 2019. El líder de la formación naranja ha anunciado su intención de recorrer España para tener un pie en la sociedad civil con el objetivo de consolidarse como el "partido de las clases medias" y, desde su posición de líder reforzado internamente, ha pedido responsabilidad al resto de partidos para que sus batallas internas no bloqueen el país.
Rivera se compromete a recorrer España para convertir Ciudadanos en una fuerza de gobierno
Ampliar
(Foto: Pedro Ruíz/Ciudadanos)

Ciudadanos ha cerrado este domingo en Coslada su IV Asamblea General, en la que Albert Rivera ha logrado un respaldo claro a su hoja de ruta para que el partido empiece a gobernar a partir de 2019 desde una posición liberal progresista.

El discurso de Rivera durante la clausura del Congreso ha sido una declaración de intenciones en este sentido. El líder del partido ha querido revestir como un momento histórico el final de su proceso de "evolución" y, al igual que en todas sus declaraciones de este fin de semana, en sus palabras ha primado el optimismo y la falta de autocrítica.

"Somos el sueño de millones de españoles que se sentían políticamente huérfanos", ha proclamado al comienzo de su intervención ante el conjunto de los compromisarios de la Asamblea.

Rivera ha asegurado su intención de mantenerse en el centro político, de seguir trabajando por lograr reformas y por centrarse en combatir lo que considera que son los principales retos de España y Europa: el nacionalismo y el populismo.

Con el objetivo de convertirse en una fuerza de gobierno, el líder de Ciudadanos ha lanzado una promesa muy específica: la de tener un pie en las instituciones y otro en la calle, un discurso que ya han utilizado desde dirigentes de Podemos hasta el ex líder del PSOE, Pedro Sánchez. "Voy a dedicar estos dos años a patearme hasta el último pueblo para ecuchar a la socieda civil", ha asegurado Rivera.

Eso sí, el objetivo del líder de Ciudadanos es que su partido se convierta en la gran referencia de la clase media. Además, Rivera ha defendido el ideario que ha salido de esta Asamblea y ha promovido un proyecto de síntesis entre el liberalismo y el progresismo.

Por otra parte, el dirigente se ha congratulado de que salgan de su Congreso unidos y "afinados". Desde esta posición reforzada, Rivera ha pedido a los partidos políticos que están "a la gresca" que no bloqueen la estabilidad del país por sus batallas internas, en referencia especialmente al PSOE.

Delegación del PP

A la clausura de Ciudadanos han acudido, además de los compromisarios, varios invitados de otros partidos políticos y de organizaciones. La delegación más destacada ha sido la del PP, que ha estado representado por el vicesecretario de organización, Fernando Martínez-Maíllo, y el vicesecretario de organización y comunicación, Pablo Casado. En cambio, por parte del PSOE sólo ha asistido el diputado cántabro Ricardo Cortés.

Desde Ciudadanos se ha confirmado que también se había invitado a Podemos y que concretamente se habían dirigido a Irene Montero e Íñigo Errejón, pero que recibieron una negativa.

Entre los invitados internacionales, ha tenido un rol relevante el ex primer ministro de Bélgica, Guy Verhofstadt, que ha dicho unas palabras desde el escenario. El también presidente del Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) ha asegurado que los países europeos viven una situación de encrucijada frentea fenómenos como el de Donald Trump y ha apostado por una vía de "centro radical" que representa la corriente en la que está encuadrada Ciudadanos.

Al acto también ha acudido como asistente el padre del opositor venezolano Leopoldo López, que ha sido recibido a la entrada del teatro personalmente por Rivera. Además, había representantes de la disidencia cubana y opositores al régimen de Obiang Ngema en Guinea Ecuatorial.

Fin del proceso interno

La última jornada de la Asamblea ha incluido también la votación de los 125 miembros del Consejo General y de los 9 de la Comisión de Garantías. Ciudadanos ha completado así la renovación de todos sus órganos después de que en las primarias de la semana pasada se votara al presidente y al Comité Ejecutivo. Sin embargo, a diferencia de estos órganos, la votación del Consejo General y la Comisión de Garantías se ha realizado sólo entre los compromisarios, elegidos a su vez por los afiliados.

Al igual que en las primarias de la ejecutiva, el sector oficialista ha copado todos los puestos del Consejo General. El anterior presidente de este órgano, Manel García Bofill, ha sido el candidato más votado con un total de 440 votos de los 555 compromisarios que tenían derecho a sufragio. En el proceso de la Comisión de Garantías sólo se ha presentado una lista, que ha sido proclamada por asentimiento en vez de mediante voto en urna.

Este fin de semana, el partido naranja también ha renovado sus estatutos y sus documentos de estrategia y valores. A pesar de las voces críticas que han ido surgiendo en las últimas semanas, el Congreso de Ciudadanos ha sido más bien un paseo para Rivera. El sector oficialista tenía a la gran mayoría de compromisarios, por lo que la dirección se ha podido asegurar la aprobación de sus ponencias con las transacciones más cómodas para ellos.

Ni siquiera el debate más abierto, el de la eliminación de la referencia sobre la socialdemocracia, ha provocado ningún tipo de fisura. Rivera llegó a acusar a la agrupación de críticos catalanes que había propuesto mantener esta etiqueta de querer que Ciudadanos se pareciera al PSOE, pero finalmente se impuso la nueva definición de "liberal y progresista" tras un debate que acabó literalmente en un abrazo entre las dos posturas.

La IV Asamblea de Ciudadanos, por tanto, ha supuesto un refuerzo a la línea ya comenzada en la práctica por Rivera y su equipo, aunque también ha escenificado la voluntad del partido de dar un paso más allá en el objetivo de ser una fuerza de gobierno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios