www.diariocritico.com

La salud mental en la sanidad pública: ansiolíticos y meses de espera

La salud mental en la sanidad pública: ansiolíticos y meses de espera
Ampliar
(Foto: Pixabay)
viernes 19 de noviembre de 2021, 12:13h

Los motivos para acudir a un psicólogo y comenzar una terapia son tantos como problemas puede desarrollar una persona. Ansiedad generada por un trabajo que ahoga o estresa, una ruptura emocional, conflictos en una relación, autoestima, la sexualidad o una tristeza que roce la depresión, entre muchas otras razones.

Dejando a un lado aquellos casos de personas con una enfermedad mental o en los que la propia vida del usuario pueda correr peligro, el procedimiento habitual para recibir atención psicológica en la Sanidad pública madrileña comienza en la Atención Primaria. El primer paso es pedir cita con el médico de cabecera, que realiza la primera evaluación mediante un formulario y un examen preliminar. En caso de que el médico considere que la persona sí necesita atención psicológica llega el segundo paso: la cita con el profesional y la receta de fármacos.

Problemas de ansiedad

Lucía Gómez tiene 26 años y en febrero decidió pedir ayuda a su médico de cabecera por los problemas de ansiedad que había desarrollado a causa de su trabajo y de otros problemas personales relacionados con su familia. “Me diagnosticaron un principio de depresión y me recetaron Bromazepam, un ansiolítico”, relata Lucía, que después de hablar con su doctor acudió a la recepción del centro de salud para pedir una cita telefónica con el psicólogo que le asignaran. “Me dan un papel diciendo que el nueve de abril me iban a llamar pero se retrasa hasta el 30 de ese mes”, explica.

En este contacto telefónico, la psicóloga se disculpó con Lucía por el retraso y le contó que se encargaba ella sola de atender a 22 centros de salud. “Estuve hablando con ella un rato y decidió citarme presencialmente para el 25 de junio; no era posible antes, dada la demanda” detalla esta chica a la que le pidieron un correo electrónico para enviarle material que fuers leyendo mientras tanto.

Durante la primera consulta presencial, la psicóloga hizo una excepción con Lucía y estuvo con ella más de una hora. En esta sesión decidió incluirla en un grupo de terapia cognitivo-conductual para diciembre aunque al quedarse un hueco libre, pudo incorporarse el pasado octubre. Este grupo de terapia está formado por 10 usuarios, además de la profesional, y se reúnen dos veces al mes, durante una hora y media.

En los ocho meses que distan entre febrero y octubre Lucía no tomó el ansiolítico que tenía recetado de forma regular porque no le sentaba bien, sin embargo, sí recurrió a él en muchos momentos en los que su ansiedad y estrés llegaba a cotas altas. Según cuenta, llegó a cuestionarse si sus problemas son tan graves como para pedir ayuda en la Sanidad pública porque “veníamos de meses sin parar de hablar del colapso de la Atención Primaria”, además de algunas actitudes de su entorno cercano, en el que “por comentarios simplistas y desde el desconocimiento”, le hicieron dudar. En cualquier caso, esas dudas quedaron disipadas y asegura esta chica que no se ha sentido culpable por ir a terapia a través de la pública.

Ausencia de datos oficiales

Según fuentes de la Consejería de Sanidad, es difícil establecer un tiempo de demora entre que el usuario acude a la Atención Primaria hasta que es atendido por un especialista en el ámbito psicológico, excluyendo los casos de enfermedad mental o en los que la vida del ususario corra peligro, porque "no se computa" este asunto en concreto, sin embargo, desde una de las mayores organizaciones no gubernamentales del sector en la región, la Federación Salud Mental Madrid, aseguran que la espera se dilata entre cuatro y cinco meses. De hecho, según la Oficina de Defensa de esta Federación, llevan tramitadas más de 40 quejas y reclamaciones de usuarios por dilaciones de hasta cinco meses desde que piden la atención psicológica hasta su primera cita.

“Se ha disparado el número de pacientes que afrontan largas listas de esperas para acceder a esa primera consulta”, asegura Angélica García, gerente de la Oficina de Defensa, que explica que en la mayoría de los casos “se trata de personas en mitad de en una crisis que acuden a su médico de cabecera, que les recetan antidepresivos o ansiolíticos y que no le derivan al psicólogo hasta transcurridos cinco meses”. Para García, se trata de un “problema grave” porque en ese plazo de cinco meses “lo lógico es que la persona se encuentre peor”. Además, señala que la mayoría de personas que solicitan atención psicológica en la pública lo hacen porque “no tienen recursos económicos suficientes como para ir a una clínica privada”.

El retraso genera negocio

La situación general de la atención psicológica en la Sanidad pública ha provocado el surgimiento de nuevos modelos de negocio en este sector. Existen diferentes empresas que brindan atención terapéutica por precios inferiores a los de las consultas privadas. En Madrid, el precio medio ronda los 70 u 80 euros la hora mientras que plataformas como Therapy Chat ofrecen descuentos y tarifas reducidas en función del número de sesiones que el usuario precise, en formato de videollamadas. Estas tarifas van desde los 44 euros por una hora hasta los 159 euros por cuatro al mes.

Para algunos profesionales de la psicología, este modelo de terapia suscita algunas dudas en cuanto a la calidad de la terapia para el usuario y a las condiciones laborales de los psicólogos. Luis Fernando Martín hizo una entrevista de trabajo en esta empresa y recuerda la dinámica que ofrecían: “Todo lo gestionan ellos en la plataforma, si no estaba disponible cuando apareciera un usuario no trabajaba; aparte, los nuevos no pagan las primeras sesiones y esto significaba que tampoco cobrábamos los profesionales”.

Según Martín, este tipo de empresas tienen éxito debido a su precio, pero aclara que “teniendo en cuenta este tipo de condiciones laborales, con la disponibilidad que exige la plataforma, la calidad de la terapia baja”, algo que repercute, en definitiva, a la salud de la ciudadanía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios