www.diariocritico.com
Toma de posesión de Quim Torra
Toma de posesión de Quim Torra (Foto: Twitter JxCat)

Polémica por la toma de posesión de Torra, 'simbólica' y sin mención a la Constitución

> El Gobierno estudia si hay opción de recurrir el acto, aunque reconoce que "no es fácil"

jueves 17 de mayo de 2018, 16:52h
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra ha tomado posesión de su cargo este jueves, en un acto de apenas 3 minutos, cargado de simbolismo y sin mostrar "fidelidad al Rey, a la Constitución y al Estatut". Pese a la breve duración, el acto ha estado marcado por el simbolismo, desde el lazo amarillo en la solapa al salón elegido, pasando por los asistentes y ausentes. La fórmula elegida por Torra para asumir el cargo ha sido criticada por PP, PSOE y C's, y aunque el Gobierno ya estudia las opciones para recurrir el acto dado que no ha habido acatamiento de la Constitución, reconocen que es complicado encontrar un resquicio favorable.
En apenas 3 minutos, Quim Torra ha tomado posesión como 131 presidente de la Generalitat de Cataluña. También son 3 los cargos políticos que han estado presentes en el acto, contando al protagonista. El presidente del Parlament, Roger Torrent ha acudido pero no ha hablado, y ha sido el secretario del Govern, Víctor Cullell, quien ha leído el decreto de nombramiento. Hasta aquí la presencia institucional, ya que el Gobierno ha declinado asistir en rechazo a la demanda de la Generalitat, que había solicitado la asistencia de un "perfil bajo", es decir, un secretario de Estado o cargo similar, pero no un ministro. El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha criticado el intento de la Generalitat de "imponer el nivel de la delegación gubernamental", por lo que ha rechazado la invitación.

Acompañado por 7 familiares, y con el lazo amarillo en la solapa, Torra ha tomado posesión en el salón en el que el ex president Artur Mas firmó el decreto de convocatoria de la consulta del 9-N. En lugar de utilizar el salón de Sant Jordi, donde se celebran habitualmente estos actos, Torra ha optado por el salón Virgen de Montserrat en el que se firmó el decreto de convocatoria de la primera consulta soberanista catalana, que también fue anulada por el Tribunal Constitucional.

Torra se ha acercado a la sobria mesa y, en presencia de una bandera catalana y un retrato de Sant Jordi, en lugar del rey Felipe VI, ha prometido ejercer "con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament", sin aludir a la Constitución, al Estatut y al monarca. Esta fórmula es similar a la empleada por su antecesor, Carles Puigdemont, que tampoco hizo alusión a la Constitución o al Rey. El president ha dejado claro una vez más el carácter provisional de su investidura, y es que en un guiño al "president legítimo", ha rehusado colgarse la medalla de presidente.

Las reacciones a la toma de posesión de Torra no se han hecho esperar, y es que PP, PSOE y C's han condenado la fórmula elegida por no haber prometido la Constitución. El vicesecretario del PP, Fernando Martínez-Maíllo ha tachado de "esperpento" el acto, con un formato con el que el Gobierno "no se sentía cómodo". Aunque Maíllo ha avanzado que el Ministerio de Justicia estudia las posibilidades para recurrir, reconoce que "no es fácil porque hay varias sentencias del Tribunal Supremo que dejan abiertas las opciones de este tipo de actos".

"Lo que quizá tengamos que hacer en el futuro es acordar entre todos cómo se debe hacer una toma de posesión –creo que no será muy difícil- y legislarlo quizá mejor", ha pedido Maíllo para evitar que no se acate la Constitución o se muestre fidelidad al Rey en este tipo de actos.

Para la diputada del PSC, Eva Granados, "hemos visto un acto triste y pobre; parece que Quim Torra no quiere mandar, que es un presidente provisional". Granados ha asegurado que los socialistas hubieran querido "una toma de posesión institucional con la participación y asistencia de todos los grupos parlamentarios, como se había hecho hasta ahora. Nos parece un menosprecio hacia las instituciones y la ciudadanía".

La líder de C's en Cataluña, Inés Arrimadas considera que la toma de posesión de Torra demuestra que "solo quiere lío, lío y más lío y choque". En alusión a su primer discurso de investidura, "que el señor Torra no se comprometa a cumplir la ley solo tiene una explicación y es que los partidos independentistas no quieren que se levante el 155 porque no tienen proyecto y no quieren gobernar".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.