www.diariocritico.com

Trapero asegura que los Mossos tenían un plan para detener a Puigdemont y los consellers si recibían la orden

> Defiende que avisó a Puigdemont de los riesgos del 1-O y tacha de irresponsable a Forn
> Sobre lo ocurrido el 20-S, dice que se optó por sacar a la comitiva judicial por la azotea por rapidez
> El ex major asevera que el 1-O, "la mayor parte del orden público era de la Policía y de la Guardia Civil"

jueves 14 de marzo de 2019, 12:41h
El ex mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, imputado en la Audiencia Nacional por rebelión, ha declarado que se implicó "personalmente" en el operativo del 20-S ante la Conselleria de Economía donde asegura que hubo durante todo el día un operativo de 300 agentes desplegados, pero que se optó por hacer salir a la comitiva judicial por la azotea por una cuestión de rapidez. Asimismo, aseguró haber seguido las órdenes judiciales para impedir el referéndum y descargó en la Policía Nacional y la Guardia Civil el grueso de la responsabilidad sobre orden público del 1-O. Trapero asegura que avisó al ex president Carles Puigdemont de los "riesgos para la seguridad" del 1-O y ha tachado de "irresponsable" al ex conseller de Interior, Joaquim Forn.

El que fuera responsable de los Mossos d'Esquadra el 20 de septiembre de 2017, Josep Lluís Trapero, ha declarado ante el Tribunal Supremo que se dispuso un dispositivo de 300 agentes ante la Conselleria de Economía donde una comitiva judicial estaba efectuando registros en distintos despachos.

Trapero aseguró que estuvo previsto un pasillo de mossos para que entraran los detenidos y saliera posteriormente la secretaria judicial con su equipo por la puerta principal tras finalizar su labor, si bien este cordón policial se desmontó al entender que los registros iban para largo.

El ex mayor de los Mossos explicó que la salida de la secretaria por la azotea se debió únicamente a una cuestión de tiempo, ya que a las 23.15h recibió una llamada del titular del juzgado número 13 informándole de que la comitiva quería salir de inmediato. Trapero negó "que el cordón policial fuera inseguro" y explicó que haber montado de nuevo este dispositivo habría llevado más tiempo.

Asimismo, confirmó que ofreció la posibilidad de que la comitiva judicial saliera escoltada con una "cápsula" de 20 agentes de la Brigada Móvil y un pasillo de voluntarios que se interpondrían entre los manifestantes. No eran elementos incompatibles, justificó.

Finalmente se optó porque la comitiva saliera por el teatro contiguo tras finalizar la función, si bien Trapero desmintió que la secretaria judicial tuviera que salir camuflada entre el público y explicó que de hecho tardó algo más en salir por las reticencias del director.

En relación a los actos violentos, Trapero sólo refirió un lanzamiento de una botella a dos mossos y un intento de un grupo de gente que trató de saltar el cordón de la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

Por otro lado, confirmó haber mantenido conversaciones con el ex conseller de Interior, Joaquim Forn. En concreto dio cuenta de una llamada que recibió de Forn para comunicarle que el líder de la ANC, Jordi Sánchez, le llamaría para tratar de colaborar en labores de mediación con la multitud que ya se estaba concentrando frente a la conselleria. Más tarde, Trapero habría hablado con Sánchez en unas cuarenta ocasiones y desde la asociación se habrían ofrecido a hacer un "cordón de voluntarios".

En otro momento de su comparecencia, a preguntas de Vox, Trapero descartó que el dispositivo Ágora tuviera alguna relación con el referéndum del 1-O y explicó que, en todo caso, era "gubernativo para cubrir necesidades de protección".

Referéndum del 1-O

En lo referido a la consulta secesionista del 1-O, Trapero admitió haber compartido con Forn diversos documentos relativos a los dispositivos de los Mossos d'Esquadra "desde la confianza profesional" porque consideraba que podría tener "repercusión de orden público". Además, ha asegurado que advirtió al ex president Carles Puigdemont y al resto de miembros del Govern presentes en la Junta de Seguridad del 28 de septiembre de los "riesgos para la seguirdad y el orden público, si seguían adelante" con el referéndum.

"Si eso sigue adelante (el 1-O), sabíamos que habría unos dos millones de personas queriendo hacer algo y que unos 15.000 agentes iban a ir en sentido contrario por orden judicial, por lo que sabíamos que habría problemas de orden público", ha afirmado.

Aunque ha dicho que ni Forn ni Puigdemont ni ningún miembro del Govern dieron instrucciones de actuación a los Mossos, ha cargado contra el ex conseller de Interior por "alguna declaración que causó malestar porque confundía a la gente sobre el papel de Mossos y daba a entender lo que no era, dio una imagen que alimentó algo que hoy estamos pagando y no se adecúa con la realidad, por eso pienso que fue irresponsable".

El presidente del Tribunal Supremo, Manuel Marchena ha impedido, por decisión de la Sala, al fiscal Javier Zaragoza realizar preguntas relacionadas con la Junta de Seguridad del 28 de septiembre, así como de la reunión con Puigdemont del 26 de septiembre, lo que ha desatado la crítica de la Fiscalía.

Asimismo, afirma que él mismo solicitó las reuniones con responsables de la Generalitat en las que la policía autonómica habría advertido de los riesgos de desórdenes públicos que planteaba la convocatoria del 1-O. “El señor Forn sabía que su acción política iba por un camino, y la actuación de los Mossos siempre fue la de cumplir con la ley”, diferenció. "El señor Forn es un político. Creo que había un punto de irresponsabilidad", valoró sobre sus posicionamientos públicos.

Trapero rechazó que su actuación estuviera orientada a facilitar el referéndum y descargó en la Policía y la Guardia Civil la principal responsabilidad para cerrar los colegios electorales. Afirmó que las actuaciones previas al día de la consulta se asignaron a los Mossos, pero que el 1-O "la mayor parte del orden público era de la Policía y de la Guardia Civil" argumentando que les superaban en número. "Ellos tenían 6.000 [agentes] y nosotros 800", argumentó Trapero explicando que el comisario Ferran López y los mandos policiales habrían "pactado" destinar un binomio de agentes a los colegios electorales. "¿Que nos hubiese gustado más resultados? Sí. Hubo los que pudimos hacer entre todos", aseguró.

Hasta ahora en el juicio se han cifrado en más de 200 los colegios electorales clausurados por los Mossos frente a los 130 cerrados por agentes de la Policía y la Guardia Civil el día de la consulta en la que se localizaron más de 2.000 puntos de votación.

A preguntas de la Fiscalía sobre el objetivo final del dispositivo de los Mossos, Trapero aseguró que no hubo otra "finalidad que la de cumplir los mandamientos judiciales y de la fiscalía".

"Yo no di ninguna instrucción a Ferran López para las reuniones de coordinación comandadas por Pérez de los Cobos", aseguró detallando también los momentos de tensión y diferencias en cuanto al uso de la fuerza que había con el director técnico de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Trapero ha defendido que los Mossos, tanto en la jornada del 1-O como posteriormente, han actuado respetando los mandatos judiciales, y de hecho ha revelado que tenían un "plan" para proceder a la detención de Puigdemont y los consellers si así se lo ordenaba la Justicia.

En el juicio, Trapero ha contado que los Mossos elaboraron un dispositivo para detener a los miembros del Govern, que estaba listo desde dos días antes de la declaración de independencia en el Parlament.

Según ha explicado, le dijo al fiscal superior de Cataluña, "que el cuerpo está a disposición tanto de la Fiscalía como del órgano judicial. Desconocíamos la trascendencia jurídica y qué delitos podía haber, pero veíamos que tenía cierta gravedad, y nos poníamos a disposición por si había que hacer un operativo". Preguntado sobre el objetivo de ese operativo, ha confirmado que era la detención de Puigdemont y los consellers.

- Juicio del procés: la secretaria judicial relata el "miedo" que sintió al ver a la multitud desde la azotea de la Consejería de Economía

- El duro alegato de Pérez de los Cobos contra los Mossos en el juicio del procés

- El ex delegado del Gobierno en Cataluña asegura que advirtió al Govern del plan "suicida" de Puigdemont

Josep Lluís Trapero
Ampliar
Josep Lluís Trapero (Foto: RTVE)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.