www.diariocritico.com
Más fuerte que las armas

Más fuerte que las armas

Juventud, locura, patria, sueño y revolución. Estas cinco palabras resumen el emblema de una generación, un tipo de vida de aquellos que se entregaron en Latinoamérica a la lucha ideológica, a la fe de un movimiento o un simple deber. Será por eso precisamente por lo que estos cinco vocablos resumen el libro de Max Marambio “Las armas de ayer”, en el que el autor cuenta, desde una posición privilegiada, sus vivencias al mando de la jefatura de escolta del Presidente Allende en Chile, hasta el golpe de estado de Pinochet y las consecuencias que tuvo esto para él mismo.
 
Max Marambio ha presentado en Madrid su obra, en una rueda de prensa en la Casa de América de la capital española. Para entender su trabajo se hace indispensable conocer su vida, llena de viajes y de lucha por algo en lo que en algunos momentos creía y en otros, simplemente porque era su deber.
 
Marambio es un ‘polifacético’ chileno que en 1966 viajó a Cuba para empezar sus estudios universitarios, pero imbuido por el espíritu de esa época optó por entrenarse como guerrillero y dos años después regresó a Chile para comenzar con la revolución.

En aquellos años se vinculó con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en Chile, época en la que tuvo que vivir en la clandestinidad, para emerger unos años después y ocupar la jefatura de la escolta de Salvador Allende, convirtiéndose así en la sombra del ex presidente chileno y por consiguiente, en el sabedor de cada paso que este recorría. 

La historia de una vida, su vida, como protector y más tarde como atrincherado y resistente en la embajada cubana en Chile, en la época de Pinochet, es tan sólo la base de una gran historia que se narra de primera mano y con detalles nunca conocidos para sus lectores.

Quizá sólo baste decir que cuenta con un prólogo de  Gabriel García Márquez y las palabras cariñosas de este gran escrito quién define esta crónica como “este es el libro que yo quería leer”.

Es una crónica optimista, de un tiempo trágico, más bien negro, una historia para castristas y no castristas, allendistas y no allendistas, pinochetistas y no pinochetistas; es un relato para todos porque es el ejemplo del testimonio de un momento histórico muy reciente, que habla de grandes mitos y que explica con gran rigor su papel en la historia y cómo le tocó vivirlo al propio autor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios