www.diariocritico.com

II Conferencia de Alcaldes de la Comunidad de Madrid

Zapatero pinta un panorama idílico para la economía en 2009

Zapatero pinta un panorama idílico para la economía en 2009

· El presidente asegura que se vigilará mucho a dónde van a parar las ayudas de los bancos
· Nuevo enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Gobierno de Aguirre| Dinero que cobrará cada ayuntamiento (pdf) |Vídeo: Zapatero

Rodríguez Zapatero, convocó este sábado en la sede del PSOE a los alcaldes madrileños para insuflarles ánimos y, de paso, enviar varios mensajes a los ciudadanos ante la grave crisis que atraviesa España que está afectando especialmente al empleo.
Lo primero que dejó claro es que el “enorme esfuerzo de inversión” que esta haciendo el gobierno, “el mayor conocido en democracia”, que  revertirá en los más necesitados, con una inversión de 33.000 millones de euros en obra pública. Además, reitero que no habrá recortes sociales, que mantendrá todos lo compromisos que ha adquirido en materia de pensiones y vivienda, y que vigilarán para que las entidades financiera utilicen el dinero que se les ha  inyectado para conceder créditos a las familias y a ayudar a las Pymes. “Nadie se quedará a su suerte”, prometió el presidente, que vaticinó que “España saldrá fortalecida de la crisis, pero se necesitará tiempo”. Los alcaldes, con el líder del PSM, Tomás Gómez, a la cabeza, salieron encantados.  

    Si no fuera porque la situación ‘real’ de la calle es otra bien distinta, después de escuchar la intervención del presidente del Gobierno, nadie tendría motivos para estar preocupado ni angustiado. Porque el líder socialista ha desplegado como nunca hasta ahora, en sus dos intervenciones ante los ediles del PSOE madrileños, su más puro ‘optimismo antropológico’.

    El año 2009, según Zapatero, va a ser crucial para que España empiece a ver luz al final del negro túnel. Y será gracias a este Gobierno que actuará como siempre lo ha hecho “con capacidad y coherencia”. Y habrá dinero para todos.  8.000 millones para los Ayuntamientos, 33.000 millones se invertirán  en obra pública lo que supondrá la creación de 35 mil empleos – que paliará el fuerte paro en la construcción- ; 19.000 millones serán para infraestructuras de transportes, y 5.000 millones en iniciativas medioambientales. Y también habrá más ayudas para la Dependencia, para Educación y Sanidad, una vez que se cierre la negociación sobre la financiación autonómica con las CCAA.

Será exigente con los bancos

En sus dos intervenciones, la primera tras la de Tomás Gómez, y la segunda en respuesta a los comentarios de algunos de los alcaldes de los grandes municipios madrileños y del portavoz municipal del PSOE, David Lucas,  Zapatero reclamó la complicidad de todos para lograr estos objetivos. A todos les pidió que estén muy vigilantes para que estas ayudas lleguen a los que más lo necesitan y viven “momentos de angustia”.  Por ello, prometió que el Gobierno “será exigente con las entidades bancarias para que agilicen los créditos y aumenten la liquidez”.

    El líder del PSOE reiteró que su objetivo prioritario será el empleo. Y aseguró que el Gobierno ha puesto en marcha el plan de obras públicas precisamente para paliar la crisis que ha generado el sector de  la construcción, que hasta ahora había sido  el motor de nuestro crecimiento económico pero que ha sido el  causante de que se haya destruido el 73% del empleo.
 
Ningún atisbo de autocrítica

Sin pararse a hacer ninguna autocrítica ante la gravedad de la situación económica de nuestro país ni los malos augurios que se ciernen sobre España, Zapatero dedicó la mayor parte del tiempo a intentar que los ciudadanos recuperen la confianza perdida en su Gobierno, para el que no escatimó flores: “hemos demostrado que sabemos hacer las cosas bien, con capacidad y coherencia, y sabremos superar la crisis de esta naturaleza y envergadura con acierto y rapidez”, dijo Zapatero, aunque, paradójicamente, luego reconoció que para ello se necesitará “tiempo”.

    También lanzó un aviso a navegantes: “que nadie intente aprovechar esta situación para arrimar el ascua a su sardina para hacer recortes sociales o abaratar el despido”, porque él no lo permitirá, lo que llenó de ‘gozo’ a los ediles. Y algún recadito al PP, no solo al de Madrid que lidera Esperanza Aguirre – a la que criticaron varios ediles que intervinieron- , para que ‘arrimen el hombre’ y dejen de poner palos en las ruedas del molino. En este sentido, Zapatero ironizó desvelando que los primeros en ponerse a la cola para solicitar las ayudas que acaba de aprobar su Gobierno para los Ayuntamientos han sido los gobernados por el PP, lo que provocó murmullos y comentarios de desaprobación entre los presentes, ya que los populares se abstuvieron en el Congreso a la hora de votar el decreto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios