www.diariocritico.com

King, expulsado

Tras acusar de delincuentes a juez, fiscal y policías

El británico Tony Alexander King, acusado de la muerte de la joven Rocío Wanninkhof en Mijas (Málaga) durante la noche del 9 de octubre de 1999, ha sido expulsado de la Sala en la primera jornada del juicio que se sigue en la Audiencia de Málaga contra él, tras haber acusado de “delincuentes” al juez, al fiscal y a los biólogos de la Policía.

King, que a su llegada a la Audiencia había vuelto a afirmar a voz en grito ante periodistas y cámara su “inocencia” y considerar “criminal” este nuevo juicio seguido contra él, habló en inglés ya dentro de la sala para asegurar que quería "decir muy claramente que este juez es un delincuente, el fiscal es un delincuente y los biólogos de la Policía de Málaga son unos delincuentes".

Tras esta “aclaración” y la llamada de atención sobre la misma por parte de la acusación particular, el juez que preside la vista ordenó que el acusado fuera desalojado de la sala, momento en el que Tony Alexander King volvió a dirigirse al magistrado gritando que era “un criminal”.

Rocío Wanninkhof, de 19 años, desapareció el 9 de octubre de 1999 en Mijas (Málaga) y su cuerpo fue encontrado el 2 de noviembre de ese año en un paraje de Marbella, hechos por los que King se enfrenta a una petición fiscal de 26 años y nueve meses de prisión por los delitos de asesinato y agresión sexual en grado de tentativa, mientras que la acusación particular solicita 20 años de cárcel y una fuerte indemnización.

Aparte de ello, el británico, que se encuentra en prisión desde el pasado 21 de septiembre, ya fue condenado por la muerte de la joven Sonia Carabantes (ocurrido en agosto de 2003 en Coín) a 36 años de cárcel por los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal, y a 7 años de prisión por el intento de violación de una joven de Benalmádena, hecho ocurrido en los aparcamientos de Puerto Marina en julio de 2001.

En el relato del Ministerio Fiscal se indica que sobre las 22:00 horas del 9 de octubre de 1999 el acusado observó a Rocío cuando caminaba por la Cala de Mijas hacia su casa y como la carretera estaba insuficientemente iluminada y no existían construcciones habitadas en las inmediaciones, decidió "satisfacer sus deseos sexuales".

Ante la ausencia de otras personas y la escasez del tráfico rodado, paró el vehículo y se acercó a Rocío, a la que le puso un arma blanca en el cuello "con la finalidad de amedrentarla para que accediera a sus propósitos", según el fiscal.

El agresor decidió subir con ella a una explanada un poco elevada sobre la carretera con el fin de no ser sorprendido, y ante la resistencia de la joven, le propinó un fuerte golpe en la cara para aturdirla y le hizo un corte en el cuello y otro en el abdomen, añade.

Rocío, continúa la narración, debió intentar huir, pero el acusado la alcanzó y, tras agarrarla e inmovilizarla, le asestó "con gran violencia" al menos ocho puñaladas en la espalda, cinco de ellas muy agrupadas, que, al afectar a órganos vitales, ocasionaron su muerte.

Tras el ataque, King arrastró el cuerpo por un terraplén y lo dejó en la explanada, pero decidió volver para deshacerse de él y lo escondió en el maletero del coche para llevárselo a un descampado.

Días después, al comprobar que los grupos de búsqueda podían dar con el lugar, lo trasladó hasta el interior de una zona vallada, cubierta con bastante vegetación en el Club de Tenis de la Urbanización "Altos del Rodeo", en Marbella (Málaga).

El fiscal explica que el británico dejó el cadáver desnudo y le prendió fuego con gasolina, pero las llamas no alcanzaron el cuerpo debido a la lluvia, y el cuerpo no fue hallado hasta la mañana del 2 de noviembre de 1999.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios