www.diariocritico.com

La Guerra de los Mundos

Herbert George Wells nació en Bromley, condado de Kent, en Inglaterra, en 1866. Tras un periodo difícil, la publicación de  “La máquina del tiempo”  (1895) le abre todos los caminos como escritor. De tres años más tarde data  “La guerra de los mundos>”.
Próximo al socialismo filantrópico, Wells venteaba los problemas que iban a producirse en el mundo: en 1914 preveía la bomba atómica en “El mundo liberado>” y en 1945, un año antes de su muerte, alertaba del peligro que se cernía con ella sobre la humanidad  en  “La mente al borde del abismo”.Wells fue un escritor popular, pero consciente de la trascendencia de los problemas que planteaba. Cultivó la ciencia ficción porque la época, con el auge de los descubrimientos científicos, demandaba novedades literarias a la altura de los prodigios que se anunciaban.

Una cita del astrónomo barroco Kepler, que  confirma lo expuesto, abre  “La guerra”: “¿Pero quién habitará en esos mundos si están habitados?... ¿Somos nosotros o ellos los Señores del mundo?... ¿Y cómo, entonces, están todas las cosas hechas para el hombre?” Pregunta nada baladí. La ciencia había ido llevando a cabo una gradual desjerarquización del hombre en el universo: Galileo había demostrado que el planeta era uno más, entre muchos otros; Darwin  sustraería al hombre su linaje divino al reconocerlo heredero de especies inferiores; vendría después Freud a demostrarnos  que no éramos dueños de nuestro yo: nos gobernaba el inconsciente.

 La pregunta de Wells,  en la estela de la de Kepler,  consistía en  saber si además de no ser el centro del universo estábamos “acompañados” y compartíamos con otros nuestro ya discutible rango. Para responder a la cuestión escribía Wells su novela, donde los marcianos invaden la tierra y se traba una cruel guerra, que se resuelve finalmente con el triunfo de los hombres. Como concluía el narrador: <<Es posible que en un más amplio proyecto del universo esta invasión desde Marte no carezca de un postrer beneficio para los hombres; nos ha despojado de aquella serena confianza en el futuro que es la más fértil fuente de decadencia, los dones que ha aportado a la ciencia human han sido enormes, y ha hecho mucho para proveer el concepto del bien común de la humanidad>>.

 “La guerra” es un clásico de la ciencia ficción, pero trasciende su género porque  no se queda en la aventura, en el juego de las escenas espectaculares, aun siendo éstas muchas y haber  convertido le novela en un texto inmensamente popular, que ha sido llevada al cine en numerosas ocasiones, la última en 2005 a cargo  de Steven Spielberg. El sostenido ritmo, la elegancia, la amenidad del relato contribuyen a hacer que esta obra se lea con placer,  como lo corrobora el alto número de ediciones y traducciones. En España, Planeta  la ha editado en 2001 y Alianza lo ha hecho en 2005. Nosotros recomendamos resueltamente la  edición que hemos seguido en este comentario, publicada por Castalia Prima, y que conjuga el directo estilo escolar con el rigor conceptual, además de hallarse apoyada por una solvente traducción.

Título: La Guerra de los Mundos
Autor: H. G. Wells
Ficha editorial: Edición y traducción de Mercedes Rosúa
Castalia Prima, Madrid, 2006
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.