www.diariocritico.com

Detenidas cinco personas por el secuestro de dos estafadores

martes 10 de marzo de 2009, 11:28h
Agentes de Policía Nacional han detenido a cuatro ciudadanos marroquíes y a una mujer española como presuntos autores del secuestro de dos hombres que habían intentado estafarles mediante el sistema de los billetes tintados. Tras ponerse en contacto con la mujer de una de las víctimas le solicitaron 100.000 euros por su liberación. Posteriormente los investigadores comprobaron que los secuestrados eran a su vez presuntos autores de un delito de estafa, por lo que procedieron a su arresto.
La operación se inició cuando, el pasado día 7 de marzo, una ciudadana de Camerún denunció en la Comisaría de Fuenlabrada que había recibido una llamada telefónica en la que un varón con acento marroquí le comunicaba que tenían secuestrado a su marido. Si no quería que le matasen, tenía que ir sola hasta León con 100.000 euros y esperar allí nuevas instrucciones. Además los secuestradores pusieron al teléfono al cónyuge de la denunciante, quien le confirmó que se encontraba secuestrado y le pidió que pagara el rescate.

A partir de ese momento se hicieron cargo de la investigación especialistas de la Sección de Secuestros de la UDEV Central, quienes se desplazaron hasta León, donde presuntamente estaba retenida contra su voluntad esta persona. La mujer del secuestrado recibió desde primera hora de la mañana constantes llamadas por parte de los captores. El pago por la liberación debería ser ese mismo día en la ciudad de León, donde, al parecer, su marido se había desplazado para llevar a cabo "unos negocios" junto con otro compatriota suyo.

Como consecuencia de las primeras investigaciones realizadas, los agentes pudieron averiguar que este último se encontraba igualmente secuestrado. Esta información fue facilitada a la Policía por un tercero, también camerunés y amigo de ambos, quien relató a los investigadores que recientemente los tres habían contactado en León con dos marroquíes para llevar a cabo unos "negocios".

En realidad, los investigadores descubrieron que el "negocio" que los tres ciudadanos cameruneses pretendían realizar no era otro que la conocida estafa de los billetes tintados. Este timo ofrece a los engañados la posibilidad de obtener una gran cantidad de dinero, sacada de algún país africano gracias a su ocultación mediante un tratamiento químico que oscurece los billetes. Para ello es necesario comprar un producto químico, también suministrado por los estafadores, capaz de blanquear los billetes y dejarlos en perfecto estado para su utilización.

Los tres estafadores habían mantenido diversos contactos en León con las que iban a ser sus víctimas. A la última de estas citas, que tuvo lugar el día 6, sólo acudieron dos de ellos y desde entonces no se conocía su paradero. Con los datos recogidos por los investigadores se logró identificar a dos ciudadanos de origen marroquí quienes, tras descubrir que estaban siendo víctimas de una estafa, decidieron secuestrar a los timadores.

Esa misma tarde se consiguió localizar el vehículo que había sido utilizado para ejecutar el secuestro y se consiguió detener a uno de los autores del rapto. De manera inmediata se registró un domicilio en el que habían permanecido inicialmente los secuestrados y donde se intervino una pistola simulada. Como consecuencia del dispositivo policial desplegado, los secuestradores liberaron a los dos ciudadanos cameruneses, quienes fueron inmediatamente localizados por los agentes en un hotel cercano. Les indicaron el lugar donde habían estado retenidos, en un bar hostal próximo al domicilio donde permanecieron en un primer momento.

Una vez allí se procedió a la detención de sus propietarios, uno de ellos hermano del primer detenido. Tras realizar una inspección en el establecimiento se localizó a otros dos implicados más escondidos bajo una malla en el gallinero del patio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios