www.diariocritico.com

Tuvieron una disputa por motivos familiares

Mata a palos a un compatriota y se entrega a la Policía

Un hombre de nacionalidad polaca se entregó sobre la 1.45 de la madrugada de este sábado a la Polícia Local de Guadarrama y confesó haber matado a un compatriota en esta localidad madrileña, según Emergencias 112. Fuentes de la investigación informaron de que el varón mató "a palos" a la víctima tras mantener una disputa por motivos familiares.
El suceso ocurrió alrededor de la una de la madrugada en un chamizo de palos y plásticos levantado en medio de una dehesa cercana a la urbanización de La Jarosa II, situada en la localidad de Guadarrama. Tras mantener una discusión, el agresor, de 39 años, golpeó repetidas veces a su compatriota, I.K, de 52 años, cuya cara quedó "totalmente irreconocible", según las citadas fuentes, y luego se entregó a la policía local.
Al parecer, la discusión se originó por "algo que le había hecho la víctima al padre del agresor", que no tenía antecedentes policiales y disponía de los papeles necesarios para residir en España. Este hombre, cuya identidad no ha sido facilitada y que al igual que el fallecido vivía en la indigencia, acababa de regresar recientemente de su país, motivo por el cual la policía llevaba tiempo sin verle en la zona, en la que también residía desde hace tiempo.
Tras entregarse y confesar lo ocurrido, la policía local alertó a los servicios de emergencias, que se desplazaron al lugar del suceso y encontraron a la víctima tendida en el suelo con un fuerte traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte. El juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto Anatómico de Madrid, indicaron las mismas fuentes, que comentaron que la policía judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios