www.diariocritico.com

El clima mejoraría en estas horas

Cuatro muertos y unos 35.000 evacuados por la tormenta

Cuatro muertos y unos 35.000 evacuados por la tormenta

Cuatro personas muertas, tres más que permanecen desaparecidas y más de 20.000 personas evacuadas en Santa Fe y Entre Ríos, es el saldo que hasta ayer dejó la tormenta que desde hace cuatro días castiga a ambas provincias, informaron autoridades de ambos territorios. Se espera que el clima mejore en las próximas horas, mientras que el Gobierno nacional sigue de cerca la problemática.

A las dos personas que fallecieron el jueves ahogadas en la provincia de Entre Ríos se sumaron ayer otras dos cuya vivienda se desbarrancó en la costanera de la ciudad de Rosario, en un accidente en el cual una persona permanece desaparecida.

De esa vivienda que se derrumbó debido a la erosión que produjo sobre el terreno el exceso de agua, fueron rescatados una mujer y tres niños, mientras el intendente Miguel Lifschitz ordenó el desalojo de todas las viviendas en la zona de la costanera.

Por otra parte, en las últimas horas buzos de la policía rosarina buscaban el cuerpo de un joven que cayó a las aguas del arroyo Saladillo, en la zona sur de la ciudad, informó la policía.

La tercera persona desaparecida es un hombre de 70 años que salió a recorrer el campo en la localidad entrerriana de Sauce de Luna, en el departamento Federal, 180 kilómetros al noreste de Paraná, quien fue arrastrado por las aguas de un arroyo.

La situación más crítica es la de la provincia de Santa Fe donde fueron evacuadas más de 32 mil personas sólo en la capital provincial, mientras que en Entre Ríos los evacuados suman unos 3.000 -1.600 de ellos sólo en Gualeguay-, en tanto otros 7.000 están afectados por el fenómeno.

El gobierno de Santa Fe declaró ayer la emergencia hídrica, con lo cual todos los recursos del Estado serán dispuestos para paliar las consecuencias del temporal, mientras que se podrá solicitar la intervención de las Fuerzas Armadas y de seguridad en las tareas de rescate.

El intendente de la ciudad de Santa Fe, Martín Balbarrey, dispuso la evacuación preventiva de todos los barrios del cordón oeste, que son los más humildes y al mismo tiempo los más afectados por los anegamientos. Balbarrey dijo que "ayer se instalaron bombas de desagüe en diversos puntos de la ciudad y estamos trabajando con colectivos y el Ejército con anfibios para sacar a la gente".

En Santa Fe funcionan en forma parcial los servicios de colectivos, taxis y remises, como así también el comercio, "mientras que más de un 40 por ciento de la población no posee suministro de energía eléctrica", destacó Balbarrey.

El Hospital de Niños Orlando Alassia, ubicado en la zona oeste santafesina, tiene algunas de sus dependencias inundadas y las autoridades del centro asistencial dijeron que están listos para trasladar a los pequeños pacientes en caso de que la situación se torne mas complicada.

Por su parte, el jefe de la Policía de la provincia, comisario Gabriel Leegstra, destacó que reciben el apoyo de Prefectura Naval, el Ejército y Gendarmería "que aportan helicópteros y unidades móviles".

Indicó además que unos 100 agentes de Prefectura, 200 de Gendarmería y 1.800 policías participan de un operativo de seguridad para evitar los robos y saqueos, especialmente a los camiones que están varados en las rutas de acceso a la ciudad.

La Empresa Provincial de Energía (EPE) afirmó que por orden de Defensa Civil debió cortar el suministro a un 40 por ciento de la ciudad y destacó que hay 200 cámaras inundadas, de las cuales 12 están fuera de funcionamiento.

Por su parte, el gobernador Jorge Obeid, quien suspendió un encuentro en Venezuela con el presidente venezolano Hugo Chávez para ponerse al frente de la situación, se reunió en Rosario con el ministro de Salud, Ginés González García, y de Desarrollo Social, Alicia Kirchner para coordinar la asistencia en la emergencia.

En la ciudad de Santa Fe se registraron en los últimos 14 días 600 milímetros de agua caída, lo que representa un récord para los últimos 100 años, según estimó la Dirección de Recursos Hídricos.

En la ciudad entrerriana de Gualeguay, el agua llegaba a la zona céntrica y a barrios que hasta ahora se habían mantenido alejados de las inundaciones, por lo que la comuna comenzó a distribuir bolsas de arena para que los propios vecinos armen defensas. 

El director de Defensa Civil Municipal, Javier Fernández, dijo que la situación se complica porque las 13 bombas extractoras instaladas en la defensa costera no alcanzan a drenar el agua que se acumuló tras los 550 milímetros de lluvia registrados en los últimos días en esa ciudad

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios