www.diariocritico.com

Pero ella se paga sus trajes

De la Vega reconoce que 'le han regalado' alguna anchoa en Cantabria

De la Vega reconoce que "le han regalado" alguna anchoa en Cantabria

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró este sábado que ella "se paga todos sus trajes", pero reconoce que  "alguna anchoa sí que le han regalado", aunque juzgue "excesiva, manipuladora y un poco ofensiva", comparar los trajes de la trama liderada por Francisco Correa con las anchoas que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, regala a José Luis Rodríguez Zapatero.

"Nadie me regala, yo me pago todos mis trajes, como no podría ser de otra manera, por lo tanto, primero: no he cambiado de hábitos, tengo los mismos hábitos de siempre; dos: todos mis trajes me los pago yo y desde luego, tengo todas las facturas", manifestó la vicepresidenta en una entrevista en Onda Cero.

   No obstante, reconoció que "alguna anchoa sí que le han regalado, cuando ha estado en Cantabria", aunque apuntó que le parece "realmente excesivo, manipulador y un poco ofensivo para los ciudadanos de Cantabria, esta comparación".

   En este sentido, recordó que el Gobierno de Zapatero fue el que reguló el asunto de los regalos a cargos públicos, en una modificación de la Ley de Incompatibilidades, que animó "a leer y a cumplir" a todos. Sobre si debe o no dimitir Francisco Camps, implicado en la trama de Correa, la vicepresidenta señaló de que se trata "de una decisión política" que compete "a él y a su partido".

   Respecto la posibilidad de que dimita el senador 'popular' Luis Bárcenas del cargo de Tesorero de su partido por su supuesta implicación en el Caso Gürtel, De la Vega señaló que, aunque en el ámbito de la justicia no se pronuncia, en el político considera que los ciudadanos "tienen derecho a tener una explicación en unos temas tan graves" y que no se puede "frivolizar" o "descalificar", ni poner en marcha "la técnica del ventilador y del y tu más" en este tema.

   "Si no dan explicaciones, al menos que no insulten a los jueces, a los políticos y a otras administraciones. Como mínimo un poco de respeto democrático a los ciudadanos, que merecen una explicación y no se merecen que los políticos que los representamos, cuando se investigan hechos tan graves, miren para otro lado", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios