www.diariocritico.com

"Si no hubiera sido cantante, hubiera robado cuadros"

Concha Buika llega a Madrid con su último disco, "Mi niña Lola"

Dentro de una larga gira por toda España, Concha Buika actúa en Madrid y Barcelona con su segundo y último disco, "Mi niña Lola", un trabajo que ha consagrado a esta artista mallorquina, que si no fuera cantante, dice que, "posiblemente, hubiera robado cuadros".
El 25 de noviembre en el Palacio de Congresos de Madrid y el día 28 en el Palau de Barcelona -ciudad a la que regresa ocho meses después de su última actuación- son las próximas citas que Concha Buika tiene con su público, al que promete: "no tengo ni idea de lo que se van a encontrar. Somos muy del momento y de la improvisación. Cada concierto lo vivo como si fuera el único". "En el escenario dejo que mis alter-ego salgan y hagan su trabajo. No llevo las riendas, aunque voy segura", comenta en una entrevista con Efe la cantante, nacida en Palma de Mallorca hija de padres exiliados políticos de Guinea Ecuatorial, y que, confiesa, disfruta tanto con sus actuaciones en directo con en el estudio de grabación que se ha montado en su casa.

En esta gira, Buika repasa las canciones de su segundo álbum, reciente disco de oro y con la copla como protagonista. Surgido de la factoría del productor Javier Limón, "Mi niña Lola" contiene temas como "A mi manera", "Love", "Loca" o clásicos como "Ojos verdes". "La copla vive de hechos reales y hay mucha copla encerrada en otras músicas. De hecho, creo que hay mucha copla en Rosendo y en Fito", comenta esta artista, que cree que la "creatividad no es selectiva" y que, por tanto, "nunca se someterá a la dictadura del estilo". "No puedo serle fiel a nada", advierte.

Este disco ha supuesto un punto de inflexión en su carrera, ya que, según explica, lleva toda la vida en la música, pero sin pertenecer al mundo discográfico, hacia el que "tenía un discurso agresivo". Sin embargo, ahora se ha "dado cuenta de que todos necesitamos ayuda y que hacer algo en equipo es muy bonito. Me está gustando mucho trabajar con ellos", afirma en relación a todos aquellos que la han rodeado para crear "Mi niña Lola". Aunque se ha convertido en una artista conocida, Buika dice no ser consciente de este "éxito", quizá porque no es una cantante "mediática" y porque llegó a la música después de trabajar en dispares oficios. "Yo nací en la música. No recuerdo que era antes de cantar. Trabajé de todo -limpiando, de camarera...-, pero en la música me encontré", confiesa.

Pero, ¿y si no hubiera sido cantante?. ¿Qué oficio hubiera escogido?: "Posiblemente hubiera robado cuadros. Soy traviesa, no me avergüenza. Son tan bellos..., pero nunca pintaría, porque un lienzo en blanco es peor que una noche en vela", concluye.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios