www.diariocritico.com

Protestas de los 'disidentes'

Camps resconstruye el PP valenciano con polémica y divisiones

Camps resconstruye el PP valenciano con polémica y divisiones

> El presidente del PP alicantino se muestra disconforme con la reestructuración del partido llevada a cabo por Camps

Francisco Camps volvió a sorprender este lunes dando un vuelco total -con el aval de Mariano Rajoy- a la estructura interna del PPCV tras la salida de Ricardo Costa, el que ha sido su mano derecha durante los últimos años. El ‘tsunami’ que el presidente llevó al Comité Ejecutivo Regional -que sólo ha encontrado la contestación de cuatro votos en contra de los afines a José Joaquín Ripoll- provoca que Rafael Blasco gane peso como referente del partido y del Consell. Por primera vez un miembro del Gobierno valenciano ocupará la Portavocía en Les Corts. Las razones: mantener una coordinación directa entre la acción parlamentaria y la Generalitat para intentar salir de la crisis provocada por el caso Gürtel.
Dentro del puzzle de Camps, Antonio Clemente será el nuevo secretario general. Aunque no tiene un perfil de gran importancia política goza de plena confianza del presidente. Los estatutos del partido forzaban a Camps a que su número dos saliera de la lista de 20 vocales de la Ejecutiva. De aquí, que la designación de Blasco tenga mayor importancia. Clemente dejará su cargo dentro de la Mesa de Les Corts y el nuevo vicepresidente será Rafael Maluenda, que ocupó la Portavocía del Parlamento valenciano de forma provisional.

Pero los cambios no acaban ahí. Ni mucho menos. Camps ha creado la figura de un coordinador de las políticas de Consell y del partido. Juan Cotino, vicepresidente tercero, será el encargado de las tareas de ‘bisagra’ entre la acción gubernamental y partidista. Además, habrá otro coordinador del discurso político en el PP que será el alcalde de Castellón, Alberto Fabra. Sobre él se ha especulado que es uno de los posibles sustituto del propio Camps si la situación política volviera a remover los cimientos de la formación con sede en la calle Quart. Pese a que en el futuro pueden venir mal dadas, Camps volvió a descartar una remodelación en la Generalitat.

Además de estos movimientos, hay otro muy significativo que supone un claro mensaje al zaplanismo en Alicante. José Císcar, delegado del Consell en la provincia alicantina, será vicesecretario general y tendrá como funciones controlar la organización interna y la estructura del PPCV. Es decir, será el encargado de ‘fajarse’ en las peleas entre campsistas y zaplanistas a la hora de, por ejemplo, impulsar las asambleas locales.

Como era de esperar, si el nombramiento transitorio de César Augusto Asencio no fue plato de buen gusto para el presidente del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, la nueva estructura aprobada por la Ejecutiva Regional de este lunes menos todavía. La ruptura con Camps del zaplanismo es total. Pero Camps contó con abrumadora mayoría en el Comité. Sólo hubo cuatro votos en contra de los afines a Ripoll. La provincia de Castellón –con Carlos Fabra a la cabeza- y la de Valencia –con Alfuso Rus como líder- ratificaron su propuesta.

Ripoll -acompañado por su mano derecha, Mónica Lorente- fue uno de los primeros en salir de la Ejecutiva para dejar claro que rechazaba los planteamientos de Camps. “La provincia de Alicante ha sido excluida”, sentenció. A estas palabras, el propio Camps, que este lunes sí que dio una rueda de prensa admitiendo todas las preguntas, replicaba ante los medios: “Sólo una minoría exigua ha votado en contra”.

Silencio o sanción

Pero no fue el único mensaje interno que lanzó Camps en la Ejecutiva. Consciente de que en el último mes, han crecido las voces cuestionando la estrategia del partido ante el caso Gürtel y desde Alicante se han pedido, incluso en público, que rueden más cabezas tras la ‘caída’ de Costa, el presidente lanzó un aviso a navegantes. Quién hable fuera de los órganos del partido se irá a la calle. Como suena. Por eso, Ripoll -que en esta ocasión sí que manifestó su rechazo ante Camps- denunció que había sido “amenazado”.

El propio Camps fue el encargado de escenificar las advertencias a los críticos ante los medios. "El Comité ha tomado la decisión de que aquel que hable de cosas que tiene que hablar dentro de los órganos democráticos del partido, no cabe en este partido", sentenció.

Situación de Costa y Serra

Una vez ejecutado el ‘huracán Camps’, ahora falta por ver el desarrollo de las funciones de cada uno de los protagonistas de la avalancha de nombramientos. Cabe recordar que toda la estructura salida del congreso que volvió a encumbrar a Camps en el PPCV se mantiene. Todos los vicesecretarios continúan. Pero hay poco pastel para tantos comensales. Por ejemplo, con el nombramiento de Císcar, el vicesecretario de Organización, David Serra, uno de los señalados por el informe policial sobre la financiación de los populares valencianos, verá como en la práctica puede perder todo su margen de maniobra.

De otro lado, la salida de Costa ya está formalizada. Preguntado Camps por si la Ejecutiva Regional no tendría que haber votado el cese de Costa, el presidente atribuyó su salida a una decisión exclusiva de Génova. Camps aseguró que espera que la situación de Costa se resuelva con rapidez.

"Es una decisión de la dirección nacional que no voy a comentar aquí porque corresponde a la dirección nacional comentarla. Lo que tenemos claro es que tenemos ilusión por que se solucione cuanto antes. Que Costa sea llamado al lugar que corresponda y que explique ante quien corresponda en Madrid de todo aquello que tenga que decir y cuanto antes se solucione esta cuestión", manifestó Camps.

Relaciones con Rajoy


El presidente quiso también hacer hincapié en que sus relaciones con Mariano Rajoy siguen siendo buenas. Mucho se ha hablado de que, tras la esperpéntica salida de Costa, el presidente nacional ya no se fía de Camps. Este lunes, el jefe del Consell aseguró que Rajoy conocía los cambios propuestos y aprobados en la Ejecutiva y que estaba “encantado”. "Hemos tenido vidas paralelas en la carrera política y una forma de ver la vida muy parecida, lo que hace que mantengamos una simpatía y una relación de amistad muy íntima y muy especial", aseguró. "He sido leal siempre con mi presidente”, añadió en otro momento de su intervención.

De otro lado, Camps que este martes tendrá que viajar a Madrid para estar presente en el Comité Nacional convocado por Rajoy aseguró que afronta "con ilusión y muchas ganas" el año y medio que resta de legislatura autonómica y su candidatura para la reelección como presidente de la Generalitat. Preguntado por si se ve con fuerzas para optar a esa candidatura en 2011 expresó que si no las tuviera no hubiera hecho los cambios en el partido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios