www.diariocritico.com
Lula: más ayuda de EE.UU. a Latinoamérica y más compromiso con clima

Lula: más ayuda de EE.UU. a Latinoamérica y más compromiso con clima

Lula: más ayuda EE.UU. a Latinoamérica y más compromiso con clima El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió hoy más ayuda de EE.UU. para América Latina y objetivos más ambiciosos contra el cambio climático, en una entrevista con Efe en la que también habló de sus propuestas para la próxima Cumbre Iberoamericana.

La XIX Cumbre Iberoamericana se celebrará los próximos lunes y martes en Estoril (Portugal) bajo el lema "Innovación y Conocimiento", herramientas que Lula definió hoy como fundamentales para la competitividad de los países que integran esa asociación.

"La innovación es una condición básica para que seamos más competitivos. Necesitamos tener en Iberoamérica una decisión de los Gobiernos de poner dinero para financiar la innovación de las empresas" y, de esta forma, "ser competitivos en el mundo globalizado", expresó.

Según Lula, su Gobierno tiene mucho interés en "mostrar a los pequeños y medios empresarios que la alta competitividad que necesitan para su inserción en el mercado global exige innovación".

El mandatario, vestido con pantalón claro y guayabera blanca, recibió a Efe en Manaos, donde hoy se reunió con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y con representantes de los países amazónicos para discutir una propuesta conjunta para llevar a la Conferencia del Clima que se celebrará el mes próximo en Copenhague.

En ese sentido, consideró que el anuncio de la Casa Blanca de que el gobernante Barack Obama irá a la capital danesa para presentar el compromiso de EE.UU. de reducir las emisiones de gases contaminantes en un 17% para el año 2020 frente a los niveles del 2005 se queda "muy por debajo" de lo que ese espera de la primera potencia mundial.

"Creo que la propuesta del presidente Obama quizás sea lo máximo que él puede hacer en función de las circunstancias políticas internas, pero está muy por debajo de aquello que es la responsabilidad histórica y el papel de EE.UU. en este mundo globalizado, como está muy por debajo la propuesta de los países desarrollados de Europa", anotó.

Lula considera que a Obama hay que darle tiempo para que cumpla lo que prometió, pero no por ello deja de reclamarle a los países que más contaminan, especialmente a Estados Unidos y China, un mayor compromiso con el medio ambiente ante la oportunidad que presenta la cita de Copenhague.

En lo referente a las relaciones de EE.UU. con América Latina, recomendó a Washington "mirar la familia periférica que hace parte de la familia americana y que muchas veces depende de las decisiones estadounidenses".

Según Lula, pese a que la política exterior de Obama ha sido blanco de críticas de miembros de su Gobierno, "Brasil tiene una extraordinaria relación con Estados Unidos" hasta el punto de que ha invitado dos veces al inquilino de la Casa Blanca para que visite el país.

El jefe de Estado brasileño se refirió, además, a la experiencia de su país con la crisis económica y dijo que su administración tomó las medidas correctas para enfrentar la situación y superarla sin los estragos que causó en otras naciones.

"Trabajamos con la idea de que la crisis acabó, pero estamos en alerta para dar una respuesta inmediata", en caso de que haya cualquier nuevo sobresalto en la economía mundial.

Subrayó que Brasil cerrará este año con más de 1,3 millones de nuevos empleos formales, "un dato extraordinario en un momento en el que en el mundo se destruye empleo", según sus palabras.

La misma confianza que mostró en el futuro de la economía brasileña dejó ver también en la integración suramericana, de la que dijo que tardará "entre cinco y diez años" para ser consolidada.

"Hay un tiempo de maduración de la confianza entre los Gobiernos, después entre los políticos, más tarde los empresarios y (por último) el pueblo con los pueblos de otros países", manifestó.

Sobre el proceso de paz en Oriente Medio, al que ha sido invitado como mediador por los presidentes de Israel, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) e Irán, opinó que si se quiere conseguir una solución definitiva para el conflicto del Estado judío y los palestinos, hay que conversar con "actores que no quieren la paz", incluido Hamás.

"He notado que todas las reuniones se hacen con quien quiere la paz, pero si quien no quiere la paz no se sienta a la mesa de negociación para establecer un paradigma aceptable para todos, nunca habrá paz", afirmó.

Lula también habló con Efe de su futuro una vez entregue la Presidencia a su sucesor, el 1 de enero de 2011, y dijo que seguirá dedicado a la política, pero no ha pensado en la posibilidad de aspirar a un tercer mandato en 2014, cuando podría presentarse de nuevo como candidato

"Qué voy a hacer, no sé. Lo único que tengo seguro es que voy a continuar haciendo política", expresó el mandatario, según el cual "sería una imprudencia de su parte pensar en (volver a ser candidato en) 2014". EFE
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios