www.diariocritico.com
Valentía de utilería

Valentía de utilería

Los últimos días y con ocasión de la entrega por parte del Alcalde de Miraflores del terreno sobre el que se levantará con dinero de una importante donación alemana, el Museo de la Memoria, han surgido “valientes” posiciones contrarias a este espacio de reflexión, orientado a modelar la conciencia de los ciudadanos futuros para que sepan oponerse a toda intención de resolver los conflictos sociales a través de asesinatos selectivos o masivos, provengan de donde provengan.

Uno de los mas “valientes” opositores es el Ministro Rey, el mismo Rey que corriendo el año 1994 y el autor de estas líneas ejercía la Dirección del Penal “Miguel Castro Castro”, en donde se encontraban recluidos un aproximado de 1500 acusados y sentenciados por pertenecer a organizaciones terroristas, visitaba como congresista el establecimiento penitenciario, probablemente para satisfacer una escondida conciencia, pues siempre llegaba aún en invierno, parapetado tras oscuras gafas, para según él, no ser reconocido por los “terroristas”. No representaba mayor esfuerzo el percatarse que padecía en estas visitas de un pánico inmenso a ser atacado o retenido por los internos.

A pesar de este pánico, y probablemente para concretar su acción buena de la semana, se presentó alguna vez, con el hoy desaparecido y entonces congresista Enrique Chirinos, acompañando a representantes del Foro de Abogados de Nueva York, quiénes visitaban el país con el propósito de garantizar la vida del “doctor Guzmán”. Les parece ficción, pues no lo es. Se consultó sobre la visita a nuestro Jefe inmediato (Director de Apoyo a la Justicia de la PNP) y obviamente que se denegó y el buen Rey no quería informar a los visitantes extranjeros de la prohibición, encomendándonos la tarea.

Es por ello, que no deja de sorprendernos su actual valentía, no sólo para oponerse al Museo de la Memoria, también para ser la voz de las Fuerzas Armadas en el propósito de levantar un monumento paralelo al museo de la memoria, logrando maniqueamente, perennizar esa odiosa separación entre ciudadanía y fuerzas armadas. El buen Rey, esconde a los equivocados militares que ocasionaron la matanza de Putis y los sustrae de la acción de la justicia, poniéndose del lado del inefable Vicepresidente Giampietri, tan caro al fujimorismo y tan “valiente” como aquél, cuando participó en la debelación del motín del Frontón en el anterior gobierno aprista, bombardeando desde buques de guerra la isla prisión, sin importar que los terroristas retenían a personal policial de la entonces Guardia Republicana, los que obviamente murieron en el “valiente ataque”.

Pero no queda sólo en estos discutidos personajes, qué duda cabe que su “valentía” tiene respaldo oficial, cuando el Presidente García declara que el monumento que se pretende levantar en Jesús María como contestación al Museo de la Memoria, será financiado por las Fuerzas Armadas y las organizaciones de militares retirados. ¿Creen que esto será así?, ¿Creen que la generosidad de los militares retirados los llevará a poner de sus bolsillos el dinero necesario para levantar el monumento? ¿No se esconderá, bajo múltiples formas, el desvío de fondos públicos para este propósito? ¿No debió el Presidente poner en su sitio a Rey y desautorizarlo?, o acaso la oposición al Museo de la Memoria es oficial y sólo cedieron a la original negativa para no desprestigiarse internacionalmente. Con esta actitud, resulta inocultable la toma de posición al lado de los fujimoristas y militares adictos, en el afán de estos de archivar toda investigación que tenga que ver con excesos y corrupción en el decenio de la infamia.

Se han venido dando señales inequívocas de la coincidencia del partido de gobierno con el fujimorismo y no solamente por el indulto al delincuente Crousillat, intentaremos mencionar algunos hechos significantes:

- Al lograrse la extradición de Fujimori, el entonces Ministro del Interior, hoy Presidente del Congreso, aceptó velozmente acogerlo en las instalaciones de la DIROES y no sólo desalojó al Coronel jefe de Estado Mayor, también contrató por cuenta del Ministerio a una decoradora de interiores para que le habilitara la “suite” al interno . No debemos dejar de mencionar, que por esos días el ministro afrontaba una posible censura.

- Después de alojar cómodamente al extraditado, en ambientes cuyo dormitorio equivalían en espacio a diez celdas del penal de la base naval del Callao, remodelado baño con “one piece” incluido y rapiducha de agua caliente, cerámicos modernos, tapizones y paredes enchapadas en madera, el ministro dispuso que el Jefe de la DIROES le cediera su televisor en tanto le trajeran el propio, para pedir luego se le instale televisión por cable, lo que obviamente no se aceptó, pues hubiese tenido que autorizarse a los más de cuarenta mil internos del sistema penitenciario a similares facilidades .

- Desde un inicio y en atención estricta a la reglamentación vigente se le Clasificó en la Etapa B del Régimen Cerrado Especial, con las restricciones que esto implicaba. Comenzaron entonces las presiones para modificarle irregularmente el régimen, lográndolo con el siguiente presidente del INPE a través de una interpretación antojadiza de la norma. La sentencia final del interno Fujimori, nos dio razón en la clasificación técnica inicial que se le hizo.

- Antes de Crousillat, ya el actual gobierno concedió Derecho de Gracia a Fernando Dianderas, el General fujimorista que corrompió la institución policial, cuya enfermedad no justificaba la medida, pues en el sistema penitenciario encontramos internos con enfermedades mucho más severas que las de Dianderas y que no merecen la atención del presidente en su facultad de conceder indulto y derecho de gracia. El mensaje para los policías resulta obvio, no importa de cuanto te apropies, finalmente lograrás salir y gozar de una muelle condición económica.

- La defensa de los congresistas fujimoristas al Ministro Salazar en su última presentación en el Congreso, tiene que ver necesariamente con la actitud “colaboradora” del ministro para una estadía amigable de Fujimori en la DIROES, con paseos extra-muros incluido.

- Como no podía ser de otra forma, la defensa de Salazar la centraron en la no existencia de “escuadrones de la muerte en Trujillo”, cuando se trataba en realidad de ejecuciones extrajudiciales, en las que Fujimori tiene, probada judicialmente, vasta experiencia.

- La devolución del favor al Presidente del Congreso, calificando de entusiasmo su patrocinio indebido del show de la cantante Fabiola de la Cuba.

- La sustracción del proceso de enriquecimiento ilícito del General fujimorista Chacón, por el apristizado Tribunal Constitucional

- Algunas versiones señalan que el próximo en “enfermarse” en prisión sería otro General Fujimorista, Saucedo. Las mismas versiones indicarían que este general fue patrocinado en algún momento por un abogado, de no muy buena fama, cónyuge de una ex -ministra aprista. Este abogado, según las mismas versiones, coludido con un conocido ex – futbolista, se habrían prestado como testaferros del dinero mal habido por el citado militar, para luego dar “malas cuentas” del mismo, sin que el agraviado pueda denunciar sobre un dudoso patrimonio. La compensación sería el lograr sacarlo de prisión y la mejor forma es provocándole una “dolorosa enfermedad”. De ser ciertos estos rumores, habría que estar pendiente del curso de los acontecimientos.

Todo lo anteriormente citado no hacen sino ratificar la voluntad de sostener la impunidad frente a crímenes perpetrados por equivocados miembros de la fuerzas armadas, cargando el pasivo injustamente a estas honrosas instituciones y la ninguna intención de luchar realmente contra la corrupción, utilizando como vocero a un inusitado “valiente de utilería”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios