www.diariocritico.com
¿Qué hay detrás de las críticas a Porter?

¿Qué hay detrás de las críticas a Porter?

La visita del profesor de Harvard, economista y autor de importantes trabajos sobre competitividad, estrategia empresarial y clusters, Michael Porter, ha desatado encendidas reacciones. Todos tendríamos que alegrarnos, primero por su visita, ya que no son frecuentes en nuestro medio, y segundo, porque hace rato que necesitamos una buena discusión sobre el modelo de desarrollo aplicable al Perú, sobre todo a la luz del fracaso del modelo neoliberal responsable de la crisis mundial del 2009.

Desgraciadamente, volvemos a perder otra oportunidad, pues sencillamente esta discusión de fondo no ha tenido lugar; lo que hemos visto en las últimas semanas ha sido una reacción ideologizada de los defensores del modelo actual. Comenzando por el propio presidente de la República, que como todos son testigos, sabe muy poco de economía. García ha dicho que: “Este gurú de nombre Michael Porter cometió un grave error, porque repitió en el Perú lo mismo que dice en otros países. El grave error que han cometido siempre las grandes instituciones internacionales y los gurúes de la economía ha sido querer aplicar la misma lección y el mismo diagnóstico a todos los países, sin saber en qué país están”.

Otros, también han hecho críticas similares; economistas, periodistas, hombres de negocios, han desautorizado lo que dijo Porter, con diversos argumentos, que en realidad, pueden resumirse en dos: (i) no conoce la realidad peruana, y (ii) aplica las mismas recetas a todos los países que lo invitan.

He tenido oportunidad de ver los dos documentos (en power point) que utilizó Porter en las conferencias que dio, una en la Universidad del Pacífico y la otra en Interbank. En resumen, esto es lo que ha presentado:

Un análisis comparativo del Perú con otras 50 economías de desarrollo intermedio, en variables claves como crecimiento, ingreso per cápita, empleo, tecnología, entre otras.

Un análisis de la economía peruana, reconociendo su “muy buen desempeño macroeconómico”.

Propone situar a la macroeconomía dentro de un contexto más amplio de elementos, como el entorno de los negocios, la estructura social e institucional, entre otros.

Elabora un perfil competitivo del Perú,

Analiza las fortalezas, debilidades y problemas actuales del Perú

Entre otros, presenta el tema de la corrupción en el Perú, afirmando que es muy alta y que está empeorando (¿habrá sido el motivo de la ira presidencial?)

Un análisis del portafolio de la exportaciones peruanas, comparándolo con el de otros países; incluyendo nuestra participación en algunos mercados claves.
Una descripción de las condiciones de competitividad de las regiones del Perú, a la luz de su teoría de los clusters.
Un análisis de la relación del Perú con sus vecinos, tratando de descubrir sus potencialidades.

Después de todo este trabajo, concluye que al Perú le falta una estrategia de desarrollo competitivo, que vaya más allá de la política macroeconómica, que pueda encarar y resolver los nuevos retos que tiene nuestra economía. Además de los equilibrios macro (que reconoce), el Perú necesita: más competitividad, más valor agregado en sus exportaciones, más empleo, más innovación, mejor distribución del ingreso, educación de calidad, inversión en ciencia y tecnología, acabar con la corrupción en todo el Estado.

En realidad se trata de una presentación impecable, muy valiosa, indispensable para una agenda de futuro para el Perú, de la que todos deberíamos estar muy agradecidos. Las acusaciones realizadas, de ignorancia del Perú y de falta de rigor en sus propuestas, son completamente falsas, no corresponden con el contenido y con la forma en que el profesor Porter ha hecho sus análisis, críticas y aportes.

Entonces ¿dónde está la explicación para estas críticas tan fuera de lugar, tan falsas como destempladas?

Un elemento a tener en cuenta, previamente a responder la pregunta, es considerar el artículo de César Hildebrandt (Estupefactos) que se publicó antes que todas estas críticas, y en donde resume los planteamientos de Porter, publicada en La Primera. Este artículo circulo por la Internet casi como el discurso de Gastón Acurio en la Universidad del Pacífico. Es decir, si lo dicho por Porter se hubiera quedado en los claustros universitarios no pasaba nada, nadie se enteraba; pero como se convirtió en un hecho político, había que contestarle y quitarle piso.

Bueno, no es difícil encontrar las razones por las que García desautoriza a Porter: él no acepta críticas, nadie lo puede contradecir, él es el Rey.

Para el caso del resto, me refiero a los economistas, periodistas y hombres de negocio que criticaron a Porter, puedo encontrar dos explicaciones:

(i) la ideología neoliberal en el Perú ha alcanzado niveles de dogma, de fundamentalismo religioso, sólo comparado al que tienen algunas facciones musulmanas violentas y sendero luminoso. Nadie puede tocar al modelo, es palabra divina, la cuarta espada del pensamiento gonzalo.

(ii) el comportamiento servil que se implantó en la colonia durante más de 300 años todavía está vivo en el Perú; nadie puede tocar al rey, nadie lo puede contradecir, hay que salir en su defensa, no se vaya a amargar.

Que yo sepa, ni la soberbia, ni el dogmatismo, ni al ayayerismo han sacado a un país adelante; es indispensable desterrarlos de nuestro medio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios