www.diariocritico.com

El PSOE sigue perdiendo posiciones

   Dos nuevas encuestas divulgadas en la mañana del domingo, desde El País y El Mundo, abundan en lo que las anteriores, incluida la reciente del CIS, ya han venido poniendo de relieve: que el panorama electoral del PSOE tiende al oscurecerse de mes en mes. Según la primera de tales encuestas, en El País, la estimación de voto respecto a los socialistas se desploma, arrastrada por la caída de la confianza de los ciudadanos en el Gobierno y en su presidente y por el rechazo a las medidas que ha planteado. Según la encuesta de Metroscopia, la ventaja del PP roza los seis puntos y ensancha en dos y medio la que tenía en enero. Zapatero merece poca o ninguna confianza al 76% de los encuestados. Cerca del 80% cree que el presidente toma decisiones sobre la marcha. El primer sondeo realizado después de conocerse la intención del Ejecutivo de reformar las pensiones de jubilación muestra una caída a plomo de la estimación de voto del PSOE (el 37,5%),  seis puntos menos que su resultado en las generales de 2008. Todo ello en un clima de creciente pesimismo sobre el futuro económico y político.

   Las alarmas encendidas en el PSOE y el Gobierno se justifican porque la ventaja del PP sextuplica el exiguo punto de diferencia que logró en 1996, cuando José María Aznar consiguió ser investido presidente por primera vez. Sin haber llegado a la mitad de la legislatura, el partido de Mariano Rajoy ha pasado del 39,9% de las últimas generales a una estimación de voto del 43,4%, muy cerca del último resultado de los socialistas en las urnas, pero con la ventaja de tener a su oponente mucho más abajo. En menos de dos años, el PSOE ha pasado de tener una ventaja de 3,6 puntos a una desventaja de 5,9, es decir, un vuelco de nueve puntos y medio. Observa el análisis de El País que en el último mes se ha acelerado la tendencia indicada en los sondeos anteriores, que mostraban cómo la crisis pasa factura al PSOE y cómo Rajoy está en condiciones de llegar a La Moncloa al galope de las cifras económicas adversas, aunque su valoración siga estancada. Añade que si bien Rajoy no provoca entusiasmo, le vale esperar a los efectos devastadores de los cuatro millones de parados, sin tener que arriesgar con una moción de censura de la que él no quiere ni oír hablar. Le basta "seguir de perfil", sin que le afecten las divisiones internas o las corrupciones. Con esos datos quedan descartadas salidas de emergencia como la convocatoria de elecciones anticipadas, que se decantarían ahora a favor del PP. La presidencia europea no ha sido el bálsamo deseado y Zapatero debe buscar gestos políticos para la remontada, pensando en las citas electorales en Cataluña en otoño y de las autonómicas y locales de 2011. Necesita que la crisis remonte, pero las cifras no paran de pintar de negro su horizonte. Debe calmar la inquietud de los barones regionales socialistas que tienen que competir en esas elecciones y cuyos nervios parecen justificados por el pesimismo que muestra la encuesta y por la progresiva pérdida de confianza ciudadana en el PSOE. Ahora, un 64% de encuestados desaprueba la gestión del Ejecutivo, con un aumento de esa opinión negativa de 12 puntos en sólo un mes. Incluso, un 39% de votantes del PSOE es crítico con el Ejecutivo.

   En la misma línea llega la otra encuesta del día: Si hoy se celebraran elecciones generales, el Partido Popular vencería al Partido Socialista por 5,8 puntos, según el sondeo de Sigma Dos para el diario El Mundo, cuya importancia radica en haberse realizado tras el anuncio del aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años. Sin embargo, este resultado, dice el diario, no es tan desastroso como cabría esperar. Los partidos que sacan más tajada de la sangría socialista son la Izquierda Unida de Cayo Lara y Unión Progreso y Democracia, de Rosa Díez, que pasaría a consolidarse como la cuarta fuerza política de ámbito nacional. Quizá la mejor noticia de este sondeo para el PP es que Rajoy por primera vez se sitúa por encima del presidente del Gobierno en la valoración que hacen los ciudadanos. Según el sondeo de Sigma Dos, Rajoy recibe una valoración de 4,21 sobre 10 (en todo caso, un suspenso), mientras que Zapatero se queda en un 4,1. Sólo una décima de diferencia. La persona más valorada por los encuestados es Rosa Díez, que logra un 4,38. Ante el agotamiento del actual Gobierno, el 51,1% de los ciudadanos sería partidario de unas elecciones generales ya. Esa alternativa es deseada mayoritariamente por los votantes del PP (un 86,7%), mientras que los socialistas apuestan por agotar la legislatura (sólo un 19,3% es partidario de adelantar los comicios). En cuanto al cambio de Gobierno, la mayoría que lo desea es aún más abrumadora: un 65,8% quiere que Zapatero renueve a su equipo.

Los datos de la encuestas están clarísimos. Pero la legislatura ni siquiera ha llegado a su mitad. Pueden seguir estropeándose esas previsiones para el PSOE, pero también pudieran mejorar, si se confirma que salimos de la recesión y que las cosas empiezan a mejorar. a Zapatero le vienen aconsejando: "hay que resistir".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios