www.diariocritico.com

Medios en México

Hay 12 mil menores en el DF, que son narcodistribuidores

Hay 12 mil menores en el DF, que son narcodistribuidores

"El Pedro colocó sobre la mesa la bolsa de plástico con el polvo blanco; los otros, cuatro en total, procedieron a hacer su aparte recogiéndola con cuidado, jalando con una cuña y poniendo ésta sobre los plásticos cercanos". Esta es la dramática historia...

El Pedro colocó sobre la mesa la bolsa de plástico con el polvo blanco; los otros, cuatro en total, procedieron a hacer su aparte recogiéndola con cuidado, jalando con una cuña y poniendo ésta sobre los plásticos cercanos.

El Pedro colocó sobre la mesa la bolsa de plástico con el polvo blanco; los otros, cuatro en total, procedieron a hacer su aparte recogiéndola con cuidado, jalando con una cuña y poniendo ésta sobre los plásticos cercanos.

Cada uno con su ración prosiguió en el armado de los papeles, las uñas para la venta. Su seriedad, de hombres adultos, aunque en realidad tienen de 11 a 16 años, les hacía verse preparando el negocio de su vida.

—¿Qué hay broncas en la Renovación?, preguntó El Pedro.

—Las de siempre, la tira está más sobres y amenaza más; sólo quieren billete…; contestó El Patín.

Ellos forman parte de los alrededor de 12 mil niños que se dedican a la distribución y venta de droga en la capital del país, según cifras del investigador Rolando Acevedo, de la Facultad de Estudios Superiores.

El sicólogo manifestó: “Es un asunto que la autoridad se ha tardado en enfrentar; ellos hablan de casi 5 mil puntos de venta de droga, las famosas tienditas. Los narcos saben muy bien que éstos libran algún tipo de castigo, como la prisión”.

El dinero es lo de menos para los niños

Se les utiliza como distribuidores de droga pues debido a su corta edad están fuera de toda penalización, además de que en esa etapa de su vida no conocen el valor del dinero. Adicionalmente, también son víctimas de sus padres. Por si fuera poco el trabajo de burros que desempeñan los infantes son blanco de las adicciones.

Desde el megáfono de la patrulla la policía le ordenó a Roberto que se parara, pero al verse descubierto pisó el acelerador de su taxi. Con él iba su hijo de 11 años. Cuando se vio perdido agarró la droga que llevaba y la metió entre la ropa de su hijo.

Cuando la policía llegó al coche del delincuente, él ya había huido y dejado la droga en el pantalón del menor.

Casos como el anterior son frecuentes.

En marzo del presente año una menor de escasos 17 años fue rescatada de una casa en la colonia Gabriel Hernández, donde un sujeto, propietario de un taxi, abusaba sexualmente de ella a cambio de droga.

“Los pedidos de droga se atienden por teléfono y de esos puntos de distribución salen los menores a bordo de la motocicleta a entregarla al domicilio del consumidor: es la entrega a domicilio”. Las drogas que más se reparten en la zona de influencia de dicha UMAN, son la piedra (coca) y la mariguana.

Por lo regular las anfetaminas son de poca demanda en esa jurisdicción. Sin embargo, el jueves pasado fue detenida una banda en la colonia Prohogar, Azcapotzalco, con 45 pastillas, 300 grapas, algunas armas de fuego y con dinero.

Cuando un menor de edad es atrapado, permanece en las galeras de la UMAN por breves horas y posteriormente es remitido al Consejo Tutelar. Por lo regular, según la falta, éstos salen a los 30 días bajo compromisos de los padres, si es que los tienen. Pero es un círculo: los menores vuelven a lo mismo o son obligados a ello.

De cada 10 niños que es atrapado en el ilícito, una de ellas es niña. La semana pasada la policía detuvo a seis niños y sólo tres pequeños pasaron al tutelar.

Bety la fea, una joven de 17 años le lleva comida a su pareja, no mayor de 20 años. Ambos platican en una esquina de la colonia Coatepec. Éste se dedica a la venta de droga al menudeo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios