www.diariocritico.com

Foro para la Integración de los Inmigrantes en Castilla y León

Mañueco califica de 'profundamente positivo' el Plan de Inmigración y cifra en 5 por ciento su peso en el PIB regional

Mañueco califica de "profundamente positivo" el Plan de Inmigración y cifra en 5 por ciento su peso en el PIB regional

El consejero de Interior y Justicia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, calificó ayer de "profundamente positivo" el balance del primer Plan Integral de Inmigración de la Comunidad y explicó que los 167.000 extranjeros que residen en el territorio regional tienen un peso del cinco por ciento del Producto Interior Bruto.

El representante del Gobierno regional participó en Valladolid en la reunión del Foro para la Integración de los Inmigrantes en Castilla y León, donde tienen representación, además de la Administración autonómica, la central y las locales los agentes económicos y sociales, las asociaciones de inmigrantes y las universidades.

El encuentro, como explicó Fernández Mañueco a los medios de comunicación, ha servido para realizar balance del primer plan elaborado por la Junta para los inmigrantes que, según el consejero, fue "profundamente positivo" al conseguir el doble objetivo de la integración mediante "la igualdad de derechos" y también "exigiendo el cumplimiento de las leyes", informa ep.

El consejero de Interior y Justicia incidió en que los inmigrantes ya suponen el cinco por ciento del Producto Interior Bruto de la región, mientras que el consumo que generan mueven 815 millones de euros anuales. Además, ha indicado que más de 5.000 de ellos son empresarios o autónomos y permiten el mantenimiento de 35.000 puestos de trabajo.

Todo ello, subrayó el consejero, supone el incremento de la recaudación y además una aportación para poner freno a la despoblación, pues en zonas rurales, recordó, "permiten el funcionamiento de numerosos centros educativos".

También apuntó que las bases del II Plan de Inmigración, firmado hace unos meses por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y los representantes de CC.OO, UGT y Cecale, permitirá "profundizar en aspectos sociales y en las exigencias del compromiso de esta tierra con los inmigrantes".

Fernández Mañueco especificó que el nuevo plan incluirá nuevos derechos, por lo que especuló con que la partida presupuestaria sea incluso superior a la de la primera edición, pese a los recortes anunciados por Juan Vicente Herrera.

Por otra parte, hizo hincapié en que la Junta siempre ha defendido la "necesidad" de regular la entrada de inmigrantes al territorio y de controlar las fronteras, aunque las acciones desarrolladas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, según su opinión, supuso un fracaso.

Este primer Plan conllevó, entre otras cosas, la incorporación de más de 77.000 inmigrantes al sistema sanitario. En educación, el número de alumnos escolarizados supera los 36.600 y se realizaron más de 133 actividades de formación para profesores. En materia de empleo, el Servicio de Empleo Público atendió a 54.000 demandantes y 11.900 pasaron por el Programa de Orientación Profesional para el Empleo.

Alfonso Fernández Mañueco quiso también quitar peso a polémicas como la delincuencia inmigrante o el uso del velo en centros públicos y recalcó que Castilla y León es "profundamente solidaria" pues conoce el problema de la inmigración "desde hace un siglo y medio" por todos los que salieron de la tierra para buscar trabajo.

También asumió que la crisis económica ha supuesto según sus informaciones que se haya estancado el crecimiento de la población inmigrante que era tendencia en ejercicios anteriores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios