www.diariocritico.com

Permiso para la guerra

La sorpresa la hubiera proporcionado una negativa del Congreso, de la mayoría de los parlamentarios de la Cámara, a dar su aprobación a la implicación de España en la actuación contra el líder libio Muaanmar Gadafi. De entrada,  y desde hace varios días, el Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero contabilizaba la mayor parte de los votos, tan sólo excluidos los grupos de Izquierda Unidad y del Bloque Nacionalista gallego. El resto, incluido el PP, no habían dudado en mostrar su apoyo, aunque querían, una vez más, reclamar que esta actuación bélica es perfectamente idéntica a la actuación bélica que, en su momento, comandó José María Aznar contra Irak. Los socialistas han tenido que esforzarse, una vez más, en aclarar las diferencias esenciales: Aquella, ni era un mandato de las Naciones Unidas, como ahora, ni tampoco recibió la autorización  del parlamento español. Pese a esas diferencias cruciales, Zapatero se ha visto en el punto de mira de muchísimas críticas de quienes ahora, en esta ocasión de Libia, ven al presidente con auténtico “ardor guerrero”, muy lejano al pacifismo de cuando Irak. Varios portavoces del PP, incluso, han intentado forzar la realidad y los datos históricos, para asegurar que “las tropas españolas fueron enviadas a Irak respondiendo a una invitación de la ONU, y por acuerdo del Consejo de ministros, y que, por el contrario, regresaron contra las resoluciones de las Naciones Unidas por una decisión personal de Zapatero”. Para estos analistas “Zapatero no retiró las tropas de una guerra, sino de una misión humanitaria y de reconstrucción, de estabilización y seguridad del país”, tal y como explica el portavoz popular Van Halen, para quien no hay duda de que “quien actuó contra la ONU fue Zapatero”...  Otra firma del “universo PP”, la de Edurne Uriarte, observa cómo Zapatero negó siempre la guerra como medio para solucionar cualquier tipo de conflicto. “No se apela esta vez a la seguridad occidental y no existe el error de las armas de destrucción masiva, pero tampoco hay ahora un 11-S y una Al Qaeda en plena expansión”...  Algún diario afín al PP insiste en la tesis de que “las tropas que envió Aznar a Irak la misión de reconstruir el país, mientras que las que manda Zapatero -el Zapatero convertido al belicismo-,están autorizadas para abrir fuego” Otros recuerdos de aquellos días de Irak-2003 indican que aquella invasión no fue aprobada por el Consejo de Seguridad, como ésta de ahora, y se intentó justificar sobre las inexistentes armas de destrucción masiva que nadie jamás halló. Lo de Libia, por el contrario, se basa en razones evidentes: Gadafi aplastaba a sangre y fuego a quienes se alzaban contra su régimen de cuarenta años... En esta oportunidad de Libia, tanto Rajoy como Zapatero han querido huir de ese debate interminable: Rajoy ha preferido recordar que el PP siempre ha apoyado todas las propuestas que ha hecho el Gobierno socialista de envío de tropas fuera de España, y ha zanjado cualquier tentación de abrir la controversia, evitando “la demagogia que otro emplearon en el pasado”...Y en cuanto a Zapatero, sencillamente ha planteado a los congresistas los términos de la resolución de las Naciones Unidas y las circunstancias probables en las que se lleva y llevará a cabo en las próximas semanas y meses. En efecto, la autorización solicitada por el Jefe del Gobierno es de duración limitada: un mes prorrogable para las operaciones aéreas, y tres meses también prorrogables para las misiones navales  militares destinadas a mantener la orden de embargo de armas decretada por la ONU. La solicitud de Zapatero plantea la utilización de un máximo de quinientos militares. También recuerdan los analistas que la solicitud del gobierno ha llegado al Congreso cuando ya está produciéndose el ataque militar, algo que permite la ley de Defensa Nacional por existir razones de máxima urgencia: Ante la urgencia de los hechos, el jefe del Ejecutivo puede enviar a los militares, y después, cuando sea posible, debe acudir al Congreso para lograr la ratificación de esa decisión.... Esa ha sido la intención y el propósito de esta convocatoria. Pero aún seguirá dando muchísimo que hablar... - Lea también: Con la única reticencia de IU y BNG, todos los partidos votarán a favor de la guerra en Libia Detalles del debate que comenzará a las 12.00h
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios