www.diariocritico.com
Off the record - 26 junio 2007

Off the record - 26 junio 2007

MADRID - WASHINGTON: TODO SIGUE IGUAL (DE MAL)

Podrá o no recuperarse el negocio pero, de momento, Cintra, filial de Ferrovial, ha perdido la autopista texana SH121, un contrato de construcción y explotación valorado en no menos de 2.600 millones de euros.

Emilio J. González no es un periodista económico, sino un excelente economista volcado profesionalmente al periodismo, en lo que alguna culpa (o mérito) tuve. En una espléndida información, por calidad y rigor, ha explicado cómo Estados Unidos empieza a cerrar las puertas a la inversión española en su territorio y cómo Cintra e Iberia son las primeras víctimas de las pésimas relaciones políticas entre Washington y el gobierno de Rodríguez Zapatero.

No ha habido la menor suavización tras las visita de Condoleezza Rice a España. Por el contrario, la activa e influyente Secretaria de Estado sacó la conclusión de que, mientras no cambie el titular de La Moncloa, España, rompiendo una larga trayectoria compartida por centristas y socialistas, no es un aliado leal y mucho menos un amigo de Estados Unidos.

El riesgo de esta situación no termina, para las inversiones españolas, en el ámbito de Estados Unidos, sino que pueda afectar al territorio latinoamericano y a otros espacios muy influidos por el gigante norteamericano. Por ejemplo, de momento sólo por ejemplo, aunque será tema de muchas jugosas informaciones, en el querido México.

 

MARCANDO DISTANCIAS CON HUGO CHAVES

Incluso Moratinos ha tenido finalmente que tomar nota de la situación e iniciar algunos movimientos encaminados a suavizar al menos el diálogo entre Madrid y Washington. La Secretaria de Estado fue muy clara, en su visita a Madrid, para poner dos cuestiones sobre la mesa, Venezuela y Cuba, con mayor énfasis por cierto en lo relativo al dictador Chaves.

Inquieto por la firmeza de Rice y convencido por Trinidad Jiménez, Rodríguez Zapatero ha ordenado finalmente sacrificar las relaciones especiales con Chaves, que empezaban a ser excesivamente costosas en términos políticos.

Tres personas eran las claves de esas relaciones especiales: el embajador Morodo –el asesor político para el día a día–, el antiguo colaborador de Fraga, luego pasado al socialismo, Jorge Verstrynge –asesor del ejército de Chaves para temas de guerrilla y resistencia– y un tercero, también procedente de la política, centrado en las relaciones entre el dictador Venezolano y empresarios españoles con intereses en Venezuela.

El hasta ahora embajador “político” en Caracas era Raúl Morodo –uno de los más brillantes políticos de la transición, mano derecha de Tierno Galván, amigo y colaborador de Adolfo Suárez, muñidor de complejas maniobras de trastienda por aquellos años– a quien sustituye un embajador de perfil profesional.

Morodo, que hablaba a diario con Chaves y tenía libre acceso a su despacho, ahormó, por ejemplo, las relaciones con Evo Morales y Correa. 

 

WADE, EL AMIGO SENEGALÉS

Mejor van las cosas con Senegal, reiterado punto de salida de cayucos hacia España. Como cabía esperar de sus respectivas personalidades, nuestro ministro Pérez Rubalcaba y el presidente senegalés Abdoulaye Wade se han entendido sin problemas, porque ambos circulan por la segunda derivada, el español con ayuda de un notable sentido del humor y el segundo, que también cultiva el humor, eso sí, más inquietante, quizá por africano.  

La fórmula es deliciosa. Wade se ocupará de garantizar que los trabajadores senegales enviados a España sean “disciplinados y productivos”. Y vendrán con contratos en destino a muy módicos niveles retributivos.

Así, todos contentos. El gobierno de Senegal, que exporta mano de obra. El gobierno español, que cierra el grifo de la principal fuente de cayucos. Y también los empresarios que, en irrebatible lógica de mercado, reciben trabajadores fuertes, animosos y sumisos, como en los mejores tiempos de Carolina del Sur.

No se ha avanzado, en cambio, en temas sustanciales, como pueden ser la formación de dirigentes empresariales y profesionales para la modernización de Senegal, o la definición del papel de España en el desarrollo económico, industrial y tecnológico del norte occidental de África.

 

CANARIAS, LA BISAGRA EUROPEA CON AFRICA

Más temprano que tarde, cuando se haya completado el complejo vía crucis de la formación de Gobierno autónomo, serán las autoridades de Canarias –territorio punta de lanza de la Unión Europea en el área norte-occidental africana– las que deberán tomar la iniciativa de estas relaciones.

Entre otras cosas, el gobierno de Paulino Rivero tendrá que sacar adelante una reforma estatutaria de urgencia que permita al Gobierno de Canarias crear una Consejería, o incluso una Vicepresidencia, para asuntos de África. El tema será complejo, porque hay intereses cruzados.

De una parte, la política europea hacia el continente africano tendrá que realizarse a través de dos puertas de acceso: Canarias, para el África norte y occidental, y la Unión Sudafricana, para el África central y oriental.

Pero es que, además, los analistas norteamericanos consideran que el archipiélago canario es un poco como la lanzadera espacial hacia el universo exterior, esto es, el puente natural para la acción cultural, económica, industrial y tecnológica de Estados Unidos en África.

 

VISIONES ATLÁNTICAS DE NEURASTENIA

Todo esto deberá hacerse en una Comunidad autónoma que afronta una etapa de muy dura confrontación política, de lo que ya es signo la desaparición del Grupo Parlamentario de CC en el Congreso, tras la escisión de Nueva Canarias, el partido de izquierdas cuyo líder y diputado Román Rodríguez se considera incompatible con el pacto de gobierno CC-PP.

¿Recuerdan aquellas geniales “Visiones de neurastenia” de Wenceslao Fernández Flórez? ¿Recuerdan el paseante que, llegado a un cruce de calles, se vuelve neurasténico al descubrir que se ha convertido en una imposibilidad metafísica, porque no tiene razón alguna para cruzar la calle, girar a derecha o a izquierda, o volver atrás?

Es un secreto a voces que López Aguilar no piensa esperar a tomarse la venganza en frío y, desde el momento que se forme el gobierno canario CC-PP, el PSC-PSOE hará una oposición de implacable desgaste hasta las elecciones generales de marzo.

El objetivo es que CC obtenga un solo diputado por Santa Cruz de Tenerife –ahora tiene dos– y ninguno en Las Palmas de Gran Canaria, donde el escindido Román Rodríguez confía en sacar su escaño por Nueva Canarias. Con ello, el nacionalismo canario habría desaparecido de la política estatal. ¿Radicalización, “upenización”, escisión? Eso, visiones de neurastenia...

 

¿QUIÉN PAGA? ¿QUIÉN COMPRA?

Hay un ramillete de temas económicos importantes en la trastienda, que iremos desvelando por sus pasos. En algún caso todo parece transparente, pero a veces las transparecencias tienen bordes opacos. Todo clarito. Credit Suisse financia la compra de la participación en YPF-Repsol por los Asquenasi, los banqueros de Kirschner ¿Es así en verdad de la buena, o hay pantalla financiera de algo más enrevesado? La solución muy pronto.

Más bonito todavía. El ayer comentado “eje” vasco-catalán ¿se limita a pequeñas operaciones, como la compra de Caprabo o similares minucias? Demos un paso adelante, como en la famosa serie televisiva. ¿Sobre que gran y estratégica empresa tiene ya posición sólida el “eje” vasco-catalán y prepara el asalto final, con ayuda francesa, para no mucho después de la vuelta del verano, asalto que producirá un delicioso reparto de activos? Un poquito, sólo un poquito de paciencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios