www.diariocritico.com

El presidente español se reunió con su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa

Zapatero: “Espero que se sientan a gusto aquí”

Zapatero: “Espero que se sientan a gusto aquí”

• El presidente descarta ante Correa otra regularización masiva de inmigrantes
• El enfrentamiento del dirigente ecuatoriano con los medios llega hasta España

La migración ha sido el principal punto del orden del día en el encuentro mantenido entre el Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y su homólogo ecuatoriano Rafael Correa. En escasos 60 minutos parecen haberse puesto de acuerdo en las medidas sobre migración e inversión económica, que afecta a ambos países.
Sin embargo, en la rueda de prensa -a las que el presidente de Ecuador no es aficionado- ha dilatado los temas a tratar: ETA, libertad de expresión, deuda externa…

En menos de diez minutos los presidentes de los gobiernos de España y Ecuador han comparecido para los medios de comunicación, tras su reunión en La Moncloa. Se dudaba de que el turno de preguntas fuera a tener lugar, debido a la famosa enemistad que Correa mantiene con los medios de comunicación, pero -y aunque pocas- los periodistas han podido hacer su trabajo.

Ecuador vive una lucha entre el Gobierno y los medios de comunicación, la inmensa mayoría de los cuales está bajo el control de la banca, a la que el actual Gobierno ha declarado la guerra. “No puede haber libertad sin responsabilidad”, ha asegurado este miércoles en La Moncloa Rafael Correa.

La inmigración: el tema principal

A pesar de que el Gobierno español no vuelva a hacer una regulación masiva en la que salieron beneficiados 600.000 inmigrantes (160.000 de ellos ecuatorianos) los presidentes de sendos países parecen entenderse en esta materia. Ahora, el “gran desafío”, valora Correa, es la reunificación familiar porque la emigración es “la gran tragedia nacional” y “el reflejo del fracaso económico y social”. “Estamos luchando para tener un país en el que los ciudadanos no tengan que salir”. Por eso Zapatero ha manifestado que “espero que se sientan a gusto aquí y que se vayan pronto a su país”.

Para alivio de las autoridades ecuatorianas, el número de emigrantes llegados a España es inferior al que creían en el país latinoamericano. Según datos del Gobierno español hay casi medio millón de ecuatorianos en España.

Entre 2005 y 2008 España destinará un total de 200 millones de dólares a Ecuador para programas de desarrollo.

“País amigo, cercano, hermano”

Empieza una relación directa entre los dos gobiernos. Aseguran los mandatarios que llega una “nueva etapa” con el Gobierno de Correa. Eso ha manifestado ZP con inversiones, un posicionamiento de Ecuador en Latinoamérica, Europa y el mundo.

Convicción de un nuevo tiempo para Ecuador, “que recupere la autoestima y su destino”, ha afirmado Zapatero. Las relaciones entre España y Ecuador se basa sobre todo en la inmigración, pero también en las inversiones de empresas españolas en el “país amigo, cercano, hermano”.

“La irracionalidad del terrorismo”

La banda terrorista ha tenido en esta ocasión también su rato de protagonismo. Las dos únicas víctimas de ETA, después de catorce meses de tregua, han sido ecuatorianos. Rafael Correa homenajeó a sus compatriotas a su llegada al aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Zapatero dice que la operación en Francia sigue "abierta" y avisa de que el "riesgo" y la "amenaza" que supone que ETA esté en activo.

El Presidente del Gobierno español ha elogiado la actuación policial por las últimas detenciones de miembros de la banda, pero ha callado cuando le han preguntado por la desunión de los partidos en Ermua en memoria de Miguel Ángel Blanco hace diez años: “Me quedo en lo que nos une, que es mucho, y no voy a hacer ningún comentario de lo que podemos discrepar entre demócratas”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios