www.diariocritico.com
Off the record - 12 julio 2007

Off the record - 12 julio 2007

TORRES TIRA LA TOALLA, PERO NO HAY “CERROJAZO”

La decisión del juez Miguel Ángel Torres de no solicitar prórroga de la comisión de servicios, con lo que abandona la instrucción de los delitos de corrupción derivados de la operación Malaya es humanamente comprensible. Las presiones que viene sufriendo el inteligente, joven y honesto juez culminaron en los anuncios, más o menos expresos, de que no le sería concedida la prórroga si la pidiera.

La instrucción se encuentra en fase crucial, con el salto desde Marbella a Madrid y otros lugares de España. Si se detiene ahora o se cierra en precario, sin seguir los hilos de la red, como algunos vaticinan, el escándalo de la opinión pública sería inmenso.

Pero nada apunta a ese presunto cerrojazo. Es injusto y precipitado suponer que el sucesor del juez Torres en la instrucción, parece que el juez Pérez Corrales, tenga intenciones diferentes a las de Torres. Informaciones solventes aseguran que habrá nuevas oleadas de detenciones, algunas con muy importante repercusión social.

 

UN CIRCUITO EVASOR QUE PASA POR MALTA Y CHINA

Los casos y alarmas se multiplican por todo el territorio español. No todos tienen que ver con la corrupción inmobiliaria. En el bufete Cuatrecasas, quizá el más importante de Catalunya, se mantiene la serenidad ante la profusión de noticias y revelaciones que presuntamente le vinculan con la “filatelia piramidal” de Afinsa.

En cambio, investigaciones en curso relacionadas con la isla de Malta, con un famoso traficante de armas allí afincado, con China y sobre todo, con un ingenioso circuito evasor de impuestos, que contaremos aquí en detalle, han extendido la alarma por numerosas empresas catalanas.

 

HAY BURBUJA. ¿HABRÁ O NO “PINCHAZO”?

Las empresas inmobiliarias pasan a la contraofensiva y niegan la mayor: ni se avecina crisis del sector, ni habrá pinchazo de burbuja, sino ajuste suave de los precios, ni hay riesgo financiero derivado de problemas del sector inmobiliario. ¿Pero qué ajuste? ¿Caída de valor del 30 ó 40 %?

La experiencia española ha sido siempre de menor volatilidad de los activos inmobiliarios que de los bursátiles. Pero también hay datos para la inquietud. Por ejemplo, que España desborda seriamente la media porcentual europea de viviendas en propiedad.

Y otros datos de marco: el endeudamiento familiar supera el 130% de la renta disponible, los tipos de interés, ya en torno al 4,5%, pueden situarse en el entorno del 6% muy en breve, casi el 90% de las hipotecas son a tipo variable, frente a menos del 50% en el conjunto de la UE…

Ana Patricia Botín, presidenta de Banesto y gran heredera del Grupo Santander, fiel a su estilo no se anda con pelos en la lengua: la estrategia ahora es “reducir la cuota en el mercado inmobiliario”. Aviso a navegantes.

En estas condiciones, así como el pinchazo de una burbuja financiera permanece localizado, el pinchazo de una burbuja inmobiliaria podría generar en nuestro país una seria crisis económica. Sobre todo al actuar sobre una economía en la que los organismos reguladores de los mercados, especialmente la CNMV, están dramáticamente desprestigiados por razones políticas.

 

TEMEN SERIOS RECORTES DEL ESTATUT

Se agudiza en Catalunya la inquietud ante los posibles resultados del tránsito del Estatut por el Tribunal Constitucional. Pese a que el Gobierno cree contar con mayoría suficiente para evitar el “descremado”.de una norma que supuso tanto esfuerzo sacar adelante, se han multiplicado en los últimos días los indicios de que las recortes pueden ser mayores incluso de lo previsto.

Si esto sucediera, los dirigentes de CiU tienen claro que no pueden regalar a ERC el monopolio de la rebelión social. El pacto del Estatut supuso altos costes políticos para CiU y Artur Mas no está dispuesto a ceder a nadie la bandera nacionalista.

 

MARÍN PAGA SUS BUENAS MANERAS

La original forma de notificar a Manuel Marín que no se cuenta con él para seguir presidiendo el Congreso ha causado pocas sorpresas. No se han cuidado las formas con un hombre precisamente cuidadoso con ellas. El afectado ha reaccionado con su la elegancia y formas contenidas que le caracterizan.

En el mundillo político de la capital es bien conocido el disgusto de los directivos del Grupo Socialista y del propio presidente del Gobierno por la forma en que Marín mantiene el equilibrio institucional con exquisita pulcritud, que no es sino reflejo de su personalidad.

Rodríguez Zapatero quiere que el presidente del Parlamento “se moje” a favor de sus correligionarios y se le han visto frecuentes gestos de desagrado ante la evidencia de que el socialista Manuel Marín es refractario a cualquier sectarismo en el desempeño del cargo.

 

LA CRECIENTE SOLEDAD DE SOLBES

Otro de los relevados con pocos miramientos ha sido Jordi Sevilla, bajo el inverosímil pretexto de enviarle a hacer política de partido en el territorio más hostil al actual Gobierno, es decir, en Valencia.

Aún siendo valenciano, este excelente economista casi liberal, político dialogante y de formas moderadas, es visiblemente contraindicado para guerras de moros y cristianos. Es hombre inteligente y trabajador, idóneo para la gestión, pero sin los recursos de oratoria y demagogia que hacen falta en la contienda electoral.

A diferencia de Martín, Sevilla pasaba por estar, como el canario López Aguilar, en el “círculo de confianza” o de amigos de Rodríguez Zapatero. Con la salida de su antiguo amigo y colaborador Jordi Sevilla, el dato es que Pedro Solbes se queda en más visible e incómoda soledad dentro del Gobierno

 

MONTILLA, TODO UN FICHAJE FINANCIERO

Dice Montilla que los millones condonados por La Caixa al PSC-PSOE no son una donación sino el resultado del “principio de libertad de pactos entre las partes”. Vamos, lo normal, lo que suelen hacer las entidades financieras con sus deudores, como cualquier ciudadano, particular o empresario, bien conoce.

El astuto y maniobrero cordobés no se corta un pelo. Toda una imagen expresiva la del abrazo entre el president Montilla e Isidre Fainé en la toma de posesión de éste último como nuevo presidente de La Caixa.

El financiero catalán elude la mirada de Montilla y baja los ojos hacia el suelo, seguramente avergonzado por lo que no hay más remedio que hacer cuando la política interviene tanto y con tanto descaro en la actividad económica y empresarial.

Muy cerca, el comentario despectivo de un alto dirigente de CiU: “En política, el asalto corsario dura lo que dura. La Caixa seguirá estando en su lugar cuando Montilla sea sólo un recuerdo de que también en Catalunya podemos hacer las cosas mal”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios