www.diariocritico.com

Estas mascotas son puestas en libertad con frecuencia por sus dueños cuando crecen

La Comunidad capturará tortugas de Florida para proteger la especie autóctona

Una experiencia piloto de la Consejería de Medio Ambiente pretende capturar las tortugas de Florida que la gente ha ido soltando en humedales y embalses de la región, con el objetivo de proteger a las especies autóctonas, cuyo número va mermando al verse incapaces de competir con su voraz pariente americana.
Los galápagos de Florida se pueden adquirir en casi cualquier tienda de animales por unos pocos euros, miden apenas cinco centímetros y caben en cualquier recipiente, pero en unos pocos años pueden resultar un problema en la mayoría de las casas. De adultos, estos animales pueden llegar a medir 30 centímetros y a pesar 2 kilos, comen mucho y huelen mal, por lo que la tortuguita que llegó a casa como una simpática mascota acaba en el río cuando se vuelve grande y molesta, a pesar de que la Ley de Conservación de la Naturaleza prohíbe la suelta deliberada de especies exóticas.

El problema es que esta especie ha encontrado en los ríos y embalses españoles las condiciones adecuadas y se ha multiplicado espectacularmente, ya que hay siete hembras por cada macho y su vida se alarga entre 25 y 35 años. Al ser más adaptable, voraz y agresiva, la tortuga de Florida ha desplazado considerablemente a los galápagos autóctonos, el europeo y el leproso, como han venido advirtiendo desde hace tiempo grupos ecologistas.

La Consejería de Medio Ambiente estima que en la actualidad podría haber en la Comunidad de Madrid cerca de 3.000 ejemplares de esta especie "invasora", mientras que las autóctonas se encuentran en franca regresión, agravada por el deterioro del hábitat en el que viven y se reproducen debido a la falta de lluvias de los últimos años.

Para llevar a cabo su proyecto, iniciado el pasado mes de mayo, Medio Ambiente ha instalado cinco trampas en diversos humedales y pantanos de la región en los que viven estos animales. Estas trampas selectivas, diseñadas específicamente para la captura de galápagos, ya han sido utilizadas con gran éxito en la Laguna del Acebuche, situada en el Parque Nacional de Doñana. Una vez analizados los resultados de esta experiencia piloto, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio prevé extender el uso de estas trampas a otras zonas húmedas de la Comunidad de Madrid.

Además de este proyecto, la Consejería de Medio Ambiente, en colaboración con la Asociación Herpetológica Española, inició hace cinco años un plan de radioseguimiento de las colonias de galápago europeo, cuyo objetivo fundamental es determinar la situación real de esta especie. Para ello, se inició un plan de cría en cautividad, de protección del hábitat y de creación de nuevos ecosistemas.

Una de las conclusiones de este estudio fue la puesta en marcha de un proyecto de extracción de tortugas de Florida de las zonas de influencia del galápago europeo. El trabajo propone asimismo controlar la presencia de predadores naturales, evitar el sobrepastoreo y la realización de un seguimiento individualizado de los ejemplares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios