www.diariocritico.com

Podrán observarse cincuenta estrellas fugaces por hora

Las 'lágrimas de San Lorenzo' alcanzarán su apogeo en la noche del domingo al lunes

La lluvia de estrellas que coincide todos los años con la festividad de San Lorenzo tendrá su máximo apogeo en esta ocasión en Madrid durante la noche del domingo al lunes, con unas condiciones ideales con Luna Nueva, según informaron fuentes del Planetario.
Madrid se prepara para recibir esta noche la lluvia de San Lorenzo, que permitirá ver unas cincuenta estrellas fugaces cada hora. Desde el Planetario de Madrid se recomienda alejarse de las grandes urbes para observar este fenómeno y contemplarlo en horas cercanas al alba y hacia el este.

El Jefe Técnico del Planetario de Madrid, Juan Antonio Bernedo, aseguró que durante la lluvia de Perseidas o 'lágrimas de San Lorenzo', en la madrugada del domingo al lunes, se podrán ver "unas 50 estrellas fugaces cada hora" y aconsejó alejarse de las grandes urbes y observar el fenómeno "cuanto más cerca del alba mejor, porque el máximo tiene lugar a las 8 de la mañana del lunes" y hacia el este.

Afirmó que la lluvia de Perseidas no sucede tan solo hoy, sino que está pasando varias noches "a lo largo de 15 días o más, pero tiene un máximo en el que la actividad se multiplica por 10 aproximadamente", llegando a observarse un ritmo de una por minuto.

Además, advirtió de que "es mejor verlo en la segunda parte de la noche y mirarlo hacia el este", y negó que sea necesario ningún tipo de tecnología para observarlo con mayor nitidez, puesto que las estrellas fugaces "son muy rápidas y no hay ni tiempo de enfocar ningún instrumento". "A veces hay trazos muy largos, pero otras son muy débiles, hay que estar toda la noche y merece la pena", valoró.

Bernedo explicó que las Perseidas son "una corriente de meteoritos" que reciben su nombre "porque parecen provenir de Perseo", una constelación, y aclaró que la lluvia de estrellas "se produce porque hay una serie de partículas en el espacio y la tierra atraviesa la zona donde están las partículas", que se encuentran ahí porque ha pasado un cometa anteriormente.

Las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo es una de las mejores lluvias de estrellas del año, tanto por su intensa actividad como por el clima de esta época. Esta visión procede de que, en el espacio interplanetario existen infinidad de pequeños cuerpos de dimensiones microscópicas que no pueden ser observados directamente, salvo cuando en su movimiento orbital colisionan con la Tierra.

La fricción con la atmósfera al caer hacen que se pongan incandescentes y se volatilicen total o parcialmente. Son los meteoritos o meteoros, lo que se denomina las estrellas fugaces. La terminología exacta es que son 'meteoroides' cuando se hallan en el espacio en curso de colisión con la Tierra, 'meteoros' cuando penetran en la atmósfera de la Tierra y 'meteoritos' cuando logran sobrevivir al calor de la fricción y alcanzan el suelo.

La lluvia de meteoros de las Perseidas, que es una de las más conocidas popularmente, empieza cada año alrededor de 25 de julio y se prolonga hasta el 24 de agosto, con un pico de intensidad bastante bien definido el entre el 11 y 13 de agosto. Como indica su nombre, el punto radiante se halla localizado en la constelación de Perseo.

En esta lluvia, el número típico de meteoros que pueden observarse por hora durante el máximo es de unos 70, aproximadamente una proporción 10 veces superior a la de los meteoros esporádicos que pueden observarse en cualquier otra época sin lluvia. Mientras los cometas se mueven por sus órbitas, dejan tras de sí un chorro de polvo y material rocoso liberado de los hielos que se vaporizan por el calor solar. Si la Tierra cruza la órbita de un cometa, estos restos ocasionan un aumento en el número de meteoros que la alcanzan; son las típicas lluvias de meteoros.

Además de alejarse de los puntos luminosos de las ciudades, las recomendaciones para contemplarlas son situarse en una posición cómoda, preferiblemente medio acostado y sin ningún utensilio, dirigiendo la mirada hacia el norte del radiante, que a la hora del máximo apogeo estará sobre el horizonte nordeste a una altura de unos 20 grados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios