www.diariocritico.com

Cien mil familias recibirán ayudas para instalar ascensores en sus viviendas

Alrededor de cien mil familias madrileñas podrán disponer de ayudas de la Comunidad de Madrid de hasta 50.000 euros para la instalación de ascensores en edificios de antigüedad superior a los 15 años que no dispongan de ellos.
En este marco, que tiene por fin "incentivar la construcción de viviendas adaptadas a las necesidades de los discapacitados", el Gobierno regional ha otorgado, desde el mes de mayo, ayudas a más de 200 viviendas por valor de cerca de 500.000 euros para la instalación de ascensores. De este modo, se calcula que estas subvenciones, que cubren el 70 por ciento de la instalación de esta infraestructura, podría favorecer a más de 100.000 familias que habitan en edificios sin ascensor y a 200.000 madrileños que sufren una discapacidad superior al 33 por ciento.

En este sentido, la consejera de Vivienda, Ana Isabel Mariño, explicó que su departamento va a desarrollar "una política de concienciación y sensibilización de todos los poderes públicos y privados con el objetivo de que la eliminación de barreras y la accesibilidad forme parte de la cotidianeidad". "Además ejerceremos un control muy exhaustivo desde el punto de visto de las sanciones y del control de la ejecución de esta normativa", anunció.

Los interesados en obtener estos beneficios deberán presentar un acuerdo con la comunidad de vecinos, junto con una memoria técnica de instalación y un proyecto de obra visado por el Colegio de Arquitectos en una de las cinco oficinas de rehabilitación de la Consejería de la Vivienda.

Por otra parte, la Consejería de Vivienda presentó la guía 'Accesibilidad y supresión de barreras', un compendio de las leyes autonómicas y estatales en materia de accesibilidad, con el objetivo de recordar al público en general y a todos los agentes que intervienen en el diseño y construcción de edificios la normativa legal que deben cumplir y las ayudas económicas a las que pueden optar para adaptar este espacio urbano a los discapacitados.

Así, Mariño destacó que con esta iniciativa la Comunidad de Madrid pretende "establecer las normas y criterios básicos que deben regir el diseño de la ciudad, para hacer de ellos lugares pensados para todas las personas". "Con este proyecto lo que pretendemos es tener una mayor difusión concentrada en un único documento, para que tanto la sociedad madrileña como los entes relacionados con este tema, puedan acceder a una información clara y tajante", recalcó Mariño.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios