www.diariocritico.com

Herman Chadwick

El General  tiene quien le escriba

El General tiene quien le escriba



El domingo tan pronto me enteré de la muerte del General Pinochet revivì el 11 de septiembre del 73,la colaboración junto a tantos amigos con  su Gobierno, las conversaciones con el General,los logros del Gobierno Militar que fueron muchos, sus errores y los hechos que en los últimos años  dañaron su figura.

Fuí, a las pocas horas, en recuerdo del General que conocì  a saludar a su familia al Hospital Miltar honrando el deber de la amistad y la lealtad.

A la salida , al ver  a sus partidarios y escuchar por radio a sus detractores,  me di cuenta que su  figura  seguirá siendo por mucho  tiempo un sinónimo  de división para un gran nùmero de chilenos. Me sorprendió la vehemencia con que algunos celebraron la muerte del General Pinochet y una vez mas,al ver la televisión, el inexplicable desconocimienrto que tienen en el exterior de nuestra reciente historia patria.

Vì como no nacìa un antes y un después   y me preocupé mucho por Chile y su reencuentro.Sentì que los sentimientos pinochetistas , mas escondidos por cierto,existen y estan arraigados en la profundidad del alma de un porcentaje muy alto de chilenos.

Habrán años para escribir la historia de nuestras tres ùltimas décadas y ,sin pasión, sitiar a cada uno de sus actores en su justo lugar. En estos momentos tenemos que demostrar que los últimos 20 años  no han sido en vano, que nos hemos reconciliado, nos hemos encontrado,que las diferencias del pasado han quedado en gran medida de  lado y que ,durante estos años, todos hemos  contribuido para que este país salga adelante.

Chile se ha transformado en un país de grandes acuerdos, logrados por su buena clase dirigente y por las  lecciones que nos dejaròn  las décadas pasadas.

No es posible borrar el pasado, pero si es posible y necesario vivir nuestros tiempo construyendo el país que queremos y proyectarlo   hacia adelante sin odios ni rencores. Mal que mal en el vivirán nuestros hijos y nietos, para quienes lo que hoy nos preocupa y nos divide, ya es historia. Asi al menos  debieron ayer contársela mis hijos a mis nietos que, sin desconocer los hechos, los tenìan poco claro.

Muere el General Pinochet y junto a él se va  una etapa importante de nuestra historia   de la cual fuimos partícipes. Felizmente lo somos  también hoy  que  es el momento  para nuestra reconciliación, para avanzar, para seguir creciendo, para olvidar lo malo y mirar  nuestro promisorio futuro con ojos de esperanza. Ahí esta la tarea  que deberemos hacer entre todos  cualquiera sean los recuerdos que prevalezcan en unos u otros y  entendiendo que los afectos son imborrables y-por cierto-respetables.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios