www.diariocritico.com

Intelectuales y amigos dieron el último adiós al escritor

Los restos mortales de Umbral han sido incinerados al mediodía

Los restos mortales de Umbral han sido incinerados al mediodía

·  El escritor y periodista falleció en Madrid mientras dictaba su último artículo

Los restos mortales del escritor y periodista Francisco Umbral salieron a las 9.30 horas del Hospital Montepríncipe de Madrid, donde estuvo instalada su capilla ardiente, hacia el crematorio de La Almudena. Allí se incinerarán sus restos mortales. Antes, centenares de intelectuales, políticos, amigos y admiradores dieron a lo largo de este martes y en la madrugada de hoy su último adiós a uno de los más grandes escritores españoles contemporáneos, Francisco Umbral falleció en la mañana de ayer mientras dictaba su última columna a causa de una parada cardio-respiratoria. Sus restos serán incinerados este miércoles en una ceremonia civil en el cementerio de La Almudena.

El escritor y periodista Francisco Umbral falleció en la madrugada de este lunes, a la edad de 72 años, en la clínica madrileña de Montepríncipe (Boadilla del Monte), según un portavoz de la citada clínica. El fallecimiento de Umbral se produjo a causa de una parada cardiorrespiratoria, precisaron las mismas fuentes. La capilla ardiente fue instalada a partir de las 14:30 horas en el mismo hospital, donde era velado por su mujer, María España, y otros allegados.

Desde esa hora son muchas las personas que comenzaron a pasar por allí para dar el último adiós al escritor. Muchos de ellos, simples admiradores; otros, amigos, y también se espera la llegada de otros intelectuales. Antes de la apertura de la capilla ya pasaron por allí la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, que prometió dar su nombre a una calle en un futuro inmediato.

Los restos mortales del escritor serán incinerados el miércoles en una ceremonia civil en el cementerio madrileño de La Almudena. La salud de este excelso escritor y columnista de prensa se empezó a resentir en 2003, año en que tuvo que ser hospitalizado por una neumonía derivada de una operación intestinal.

Trayectoria del escritor

Francisco Pérez Martínez, al que todo el mundo conoció como Francisco Umbral, fue un autodidacta de fuerte carácter con una aguda visión del mundo y la sociedad que le rodeaba, a la que retrataba en su columna del rotativo El Mundo. De pequeño apenas fue a la escuela en Valladolid, poniéndose a trabajar muy joven, al tiempo que se dedicaba a la lectura, su gran pasión.

El escritor, como él mismo reconoció en su momento, leía lo mismo los cómics de la época como libros de autores clásicos hasta que empezó a nacer en él la llamada de la literatura. Tras conocer al también escritor Miguel Delibes, Umbral empezó a iniciarse en el periodismo en el diario Norte de Castilla en 1958, una profesión que constituiría su principal actividad hasta dedicarse por completo a la literatura, aunque nunca se alejó de la prensa.

A principios de los años 60 se trasladó a Madrid, donde colaboró con varias revistas, además de ser un asiduo de las famosas tertulias literarias del Café Gijón, un café del centro de Madrid que sigue reuniendo a personalidades del mundo de la cultura española. Colaboró con diarios como El País y ABC antes de entrar en 1990 en el rotativo El Mundo, en el que escribía hasta el momento de su fallecimiento.

"Estamos consternados"

"En el periódico estamos consternados, siempre le recordaremos y su talento siempre será un estímulo, una estela luminosa que siempre continuaremos y seguiremos", afirmó a la emisora Radio Nacional de España el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez. Ramírez, que lo calificó del "mejor columnista de la historia del periodismo español", aseguró que Umbral había hecho de la columna periodística "una obra de arte", en la que también "decía cosas provocadoras, impresionantes".

Umbral, al que el gran público identifica siempre con su fuerte carácter, su voz grave, su bufanda blanca al cuello y sus gafas de pasta, ganó también algunos de los más prestigiosos premios literarios españoles como el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1996 o el Premio Cervantes, considerado el Nobel de las letras hispanas, en 2000.

En su extensa obra de más de 80 libros figuran títulos como 'Mortal y rosa' (1975), 'Trilogía de Madrid' (1984), 'La noche que llegué al café Gijón' (1977), 'Diario íntimo y sentimental' (1999) o 'Días felices en Argüelles' (2005). En marzo publicó 'Amado Siglo XX', una obra en la que recorría con nostalgia y melancolía nombres, figuras políticas, corrientes literarias o situaciones del siglo pasado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios