www.diariocritico.com

“No matamos a nuestra hija y estamos luchando por nuestras vidas"

De Madeleine sangre en el coche de los McCann

La Policía lusa tiene evidencias de que la sangre encontrada en el maletero del automóvil de los padres de Madeleine es un "cien por ciento" de la niña británica desaparecida, según ha asegurado una cadena de televisión portuguesa.

Aunque no se ha informado oficialmente de los análisis de los restos de sangre, realizados en un laboratorio del Reino Unido, la cadena lusa SIC Noticias (al igual que la británica SKY) ha afirmado que parte de las muestras son de la niña, sin ninguna duda.

Al parecer, el cuerpo de la pequeña pasó por el coche alquilado por sus padres 25 días después de su desaparición. Los resultados de los análisis que hasta ahora habían trascendido a los medios revelaban una posibilidad alta pero no inequívoca de pertenecer a Madeleine y hacían sospechar a la policía que su cuerpo pasó por el automóvil alquilado por los padres, Kate y Gerry McCann, 25 días después de la desaparición de la pequeña.

La niña británica de 4 años desapareció el pasado 3 de mayo en Playa de la Luz, en el sur de Portugal, y la Policía, tras meses sin resultados claros en el caso, declaró sospechosos a sus padres el pasado viernes tras largos interrogatorios en los que negaron cualquier relación con una hipotética muerte accidental de su hija.

Los inspectores anunciaron ayer lunes el envío de los resultados de su investigación al fiscal que deberá tomar las próximas decisiones sobre los McCann.

La pareja, que había expresado su intención de seguir en Portugal y "limpiar su nombre" regresó el domingo al Reino Unido pero pueden ser llamados a declarar e incluso ser objeto de una orden de prisión preventiva si la justicia lusa considera firmes las evidencias en su contra.

****“No matamos a nuestra hija y  estamos luchando por nuestras vidas"

Gerry McCann, el padre de la desaparecida Madeleine, expresó al periódico británico News of the World que está preocupado por el tratamiento que les ha dado la policía y la presión que sufren para resolver el caso.

"Creemos estar en nuestra peor pesadilla pero cada vez se vuelve peor y peor", lamenta el padre de Madeleine que asegura, según la edición electrónica del periódico: "no hemos matado a nuestra hija pero estamos luchando por nuestras vidas".

Como padres, no podemos abandonar a nuestra hija hasta que no sepamos qué ha ocurrido (a su llegada a Londres)

Los McCann ya han llegado a Reino Unido y han declarado que no abandonaran la búsqueda de la niña.

"Como padres, no podemos abandonar a nuestra hija hasta que no sepamos qué ha ocurrido", dijo el padre con tono emocionado al llegar al aeropuerto de East Midlands (centro de Inglaterra), mientras él y su esposa sostenían en brazos a sus dos hijos gemelos.

Los McCann, que han manifestado su indignación por las acusaciones de que mataron accidentalmente a la niña y ocultaron el cadáver, regresaron a su país tras dejar la casa que habían alquilado en Portugal.

Brian Healy, el abuelo materno de la pequeña desparecida en el Algarve, ha alimentado las especulaciones sobre la posible administración de somníferos a la pequeña , con unas nuevas declaraciones.

"Kate simplemente podría haber usado Calpol para que la niña durmiera mejor", explica el abuelo, según publica el diario El Mundo.

Los diarios británicos se han posicionado en el caso. The Daily Mail apoya la hipótesis de la policía portuguesa y titulaba hoy en su primera página: "¿Por qué había sangre en el coche? ¿La drogó usted aquella noche? Confiese y sólo le costará dos años", en clara alusión al ofrecimiento de la policía portuguesa a cambio de autoinculparse.

Por su parte, The Sun tiene clara la inocencia de los McCann y tilda las acusaciones de "burlescas" porque lo único que se pretende es "cerrar pronto el caso".

****Policía portuguesa entregará caso Madeleine a fiscal

La policía portuguesa tenía previsto entregar el martes un archivo con evidencia contra los padres de la desaparecida Madeleine McCann al fiscal público, quien decidirá si presenta cargos en su contra.

Gerry y Kate McCann regresaron el domingo a Gran Bretaña luego de que la policía los nombró como sospechosos en el caso por la desaparición el 3 de mayo de su hija de cuatro años desde Algarve, pero no se les impusieron restricciones.

El portavoz policial Olegario de Sousa dijo que había "acordado con la fiscalía" que el expediente sería entregado el martes temprano, según fue citado por la agencia de noticias Lusa.

De Sousa había dicho más temprano que el reporte estaría listo el lunes.

Una portavoz de la fiscalía en Lisboa dijo que un comunicado sobre a la investigación sería dado a conocer el martes.

Se prevé que el reporte incluirá las entrevistas con el matrimonio McCann y detalles de evidencia forense recogida en varios lugares del centro turístico Praia da Luz, donde desapareció la niña.

"El fiscal deberá decidir si tiene suficiente evidencia para acusar a los McCann o si la policía necesita llevar a cabo más pesquisas o reunir más evidencia," dijo más temprano De Sousa a Reuters.

El portavoz no podía discutir los detalles de la evidencia, de acuerdo a las leyes de secreto en investigaciones criminales que rigen en Portugal.

Si el fiscal decide que hay suficiente evidencia para imponer condiciones a los padres o incluso para acusarlos por estar involucrados en la desaparición de Madeleine, podría pedir que la pareja regrese a Portugal y posiblemente ordenar su arresto.

Pero también podría decidir que la evidencia es insuficiente y pedir a la policía que busque más evidencia. El caso de Madeleine puede seguir abierto por unos ocho meses, de acuerdo a la ley portuguesa.

Padres dispuestos a regresar

Gerry y Kate McCann, ambos de 39 años de edad, han consultado a abogados en Gran Bretaña después de que la policía portuguesa los declaró sospechosos formales el viernes.

Los detectives cuestionaron a los padres durante horas pero no los acusaron. La policía cambió su línea de investigación después de recibir resultados parciales de pruebas forenses sobre evidencia recogida en varios lugares, incluido el departamento desde donde Madeleine desapareció.

Kate McCann dijo a un periódico dominical que los detectives la habían presionado para que confesara haber matado accidentalmente a su hija.

"Ellos quieren que mienta. Estoy siendo incriminada," dijo Kate McCann, según fue citada por el Sunday Mirror.

"Básicamente están diciendo: 'Si confiesas que Madeleine tuvo un accidente y entraste en pánico (...) conseguiré una sentencia suspendida de dos o tres años'. Es ridículo. La peor pesadilla," agregó.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios