www.diariocritico.com

Rubalcaba ganó su debate

martes 08 de noviembre de 2011, 00:53h
Descorbatado, con su sempiterno blazer azul y con Felipe González y Alfonso Guerra de teloneros de lujo, Alfredo Pérez Rubalcaba parecía hasta hoy un político a la desesperada, movilizando a los ancestros y apelando a las raíces para conservar el voto socialista "pata negra" de toda la vida: al menos asegurarse el fondo del pozo profundo en el que dicen las encuestas que está hundido el socialismo español.

Anoche, de traje azul oscuro riguroso y corbata azulona de topos blancos, frente al amarrategui Mariano Rajoy, y durante 100 minutos de debate, el candidato socialista si parecía un gladiator dispuesto a pelearse el voto de los millones de desencantados por la política del  PSOE en los terribles tiempos de crisis que nos han cambiado la vida. Agresivo, directo, didáctico y manteniendo en todo momento la iniciativa, el socialista ha creado suficientes dudas sobre la política social que puede aplicar un Mariano Rajoy desde la Moncloa, más aún si le dieran  la mayoría absoluta. Rajoy solo ha aclarado que no piensa congelar las pensiones, pero no ha sabido explicar si de verdad ese informe bianual al Congreso que dice su programa electoral -y que él aparenta que no se sabe- no significará una revisión de derechos y pensiones como insinúa su oponente. Y más dudas aún sobre si peligran los niveles de prestación por desempleo actuales  y casi certezas, además, de que los trabajadores de la pymes quedarán al albur de sus patronos para decidir sus condiciones laborales.

Rubalcaba llevó el debate al terreno que quería para apelar a los sentimientos y aún a los temores de los que siempre han sido sus votantes habituales: los trabajadores y el sector más progresista del país. Y quizás ahí más que las propuestas del candidato socialista han podido calar las ambigüedades de Rajoy. El candidato popular solo parece garantizar la sanidad y la educación pública y gratuita sin recortes si se crea empleo, pero ha sido incapaz, durante los cien minutos de debate de exhibir medidas mínimamente fiables para crear puestos de trabajo. El socialista apela a una especial ingeniería de nuevos impuestos para garantizar las prestaciones sociales mientras quiere pedir dos años de demora a la Unión Europea para demorar los ajustes y relanzar la economía.

La suerte estaba echada y cada medio de comunicación ya tenía el titular preparado de quien ha ganado antes de que se encendieran los focos del plató de la academia de la televisión. En eso no hay sorpresa. Pero anoche, Rubalcaba más que intentar ganar a Rajoy intentaba ganar el debate a los millones de desencantados con su partido y a muchos indecisos. Y ahí sí que ha podido cumplir sus objetivos. Quien tema por los recortes y el mantenimiento de los servicios sociales puede tenerlo ya más claro. Y ahí Rubalcaba ha podido ganar su debate. Otra cosa es que le voten.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
4 comentarios