www.diariocritico.com

España se descuelga de las iniciativas francesas y alemanas

¿Es Rajoy el 'último mohicano'?

¿Es Rajoy el "último mohicano"?

Por P.M.B.
lunes 30 de abril de 2012, 07:57h
Lo ha dicho Rubalcaba en un encendido discurso en la clausura del 24º congreso de las Juventudes Socialistas de España: Rajoy es el "último mohicano" de las políticas consevadoras europeas, en una clara alusión del líder del PSOE a las primeras novedades en la postura cerrada del frente que lidera la economía europea: Merkel y Sarkozy, quienes ha visto peligrar su continuidad en sus respectivos países.
Pero como les decimos: ante las críticas, bunker. Mariano Rajoy parece empeñado en seguir contra viento y marea con su política reformista, aunque algunos consideran que, en realidad, no se trata de otra más que de recortes y tijeras, por no hablar de los últimos y polémicos anuncios de subida de impuestos en 2013 para poder cumplir con el objetivo de déficit, que pasará por ser mínimo. Mientras, surgen las primeras alternativas en el PP: el gallego Núñez Feijoó pide ya pasarse al tren del crecimiento con posturas alternativas.

El socialista francés François Hollande puede ser el punto de inflexión, o al menos creen muchos expertos políticos y económicos: sus promesas de crecimiento al margen de las políticas de máxima austeridad en lo público de la alemana Angela Merkel parece que triunfará en las elecciones presidenciales francesas, con lo que supondría un cambio de rumbo desde el corazón de Europa.

Las políticas comunes impuestas por Francia y Alemana de manos de la mencionada Merkel y el actual presidente galo, Nicolas Sarkozy, podría tener las horas contadas. Incluso la canciller germana ha anunciado un plan de políticas de crecimiento, ya que la Unión Europea vuelve a estar, técnicamente, en situación de recesión.

Por todo ello, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quería sacar rédito desde su discurso, pronunciado en la clausura del 24º congreso de las Juventudes Socialistas de España. Rubalcaba se mostró convencido de que Hollande ganará la segunda vuelta de las presidenciales francesas el próximo domingo y de que esto permitirá que en Europa empiecen a abrirse paso políticas alternativas a los recortes.

"Rajoy tiene que dejar de ser el último mohicano de la austeridad", dijo Rubalcaba, dejando la frase del momento, y recordando que incluso la canciller alemana, Angela Merkel, ha dado un giro al apostar por una "agenda de crecimiento" para la UE, anunciado el sábado.

Rubalcaba volvió a apostar por combinar austeridad con políticas de inversión pública para incentivar el crecimiento, como la única manera de salir de la crisis. "No queremos gastarnos lo que no tenemos sino que haya inversión pública para que la economía crezca y se cree empleo", explicó. Y añadió que los socialistas no apuestan por gastar más "sino mejor, de forma socialmente justa".

El líder del PSOE reprochó a los dirigentes populares que recurran a la herencia recibida del anterior Gobierno socialista para justificar sus reformas, y aseguró que esos recortes responden sólo a "pura ideología". "Hay una herencia que han recibido: una educación pública y obligatoria hasta los 16 años; una sanidad gratuita con cobertura universal. Esa es la herencia que el PP está poniendo en riesgo con sus políticas conservadoras", señaló. También volvió a acusar al Gobierno de "mentir" al negar que iban a subir los impuestos. "Sabían que iban a subir el IVA. La prueba es que antes de las elecciones De Guindos se lo dijo a empresarios vascos", afirmó.

Pero en España, por el momento, todo seguirá siendo austeridad. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se defendió este domingo de las críticas recibidas por las reformas puestas en marcha por su Ejecutivo, incluida la subida de impuestos, que reconoció que "no figuraba en nuestro programa". "La situación ha requerido actuar muy pronto y con determinación", afirmó en su intervención en la clausura del congreso del PP de Madrid, en el que adelantó que el Consejo de Ministros seguirá aprobando nuevas reformas y ajustes "cada viernes" para hacer frente al déficit oculto dejado en herencia por el anterior Gobierno socialista. "Lo menos que podían hacer era callarse, después de lo que nos han dejado aquí", señaló en alusión a los dirigentes del PSOE.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
3 comentarios