www.diariocritico.com
Las alergias que nos vienen en invierno

Las alergias que nos vienen en invierno

martes 05 de febrero de 2013, 09:10h

Aunque la mayoría de los problemas alérgicos en Castilla la Mancha por pólenes de plantas se producen durante los meses de primavera, debido a las gramíneas y el olivo, hay otros periodos del año en que se producen problemas alérgicos importantes. Esto ocurre en verano con las Quenopodiáceas (salsola y cenizo) y en invierno con las cupresáceas (arizónica y ciprés).     

Las lluvias que se han producido en los últimos días,  la subida de las temperaturas diurnas y el aumento de las horas de luz van a favorecer la aparición en la atmósfera de Castilla la Mancha de pólenes de arizónicas y cipreses en el mes de febrero. Estos árboles pertenecen a la familia de las cupresáceas y no pierden sus hojas durante el invierno. Sus pólenes suelen dar molestias en forma de picor de ojos, lagrimeo, estornudos, picor de nariz, y mucosidad nasal transparente, e incluso tos y dificultad para respirar en los meses de invierno (noviembre a marzo). Por la época de aparición, es fácil confundir los síntomas de la alergia a las cupresáceas con infecciones respiratorias o episodios gripales.                      

 Las arizónicas y los cipreses han soltado sus pólenes en escasa cantidad durante los meses de noviembre hasta finales de enero, dando lugar a pocas molestias en los alérgicos a estos árboles, hasta ahora. La polinización de las arizónicas y cipreses suele coincidir con la floración de los almendros. Otros pólenes que también producen problemas alérgicos en los meses de invierno son los del olmo, avellano, fresno y aliso,  aunque su importancia es escasa.      

 Hasta hace 10 años en Toledo, entre los pacientes alérgicos a pólenes, solo un 5% lo era a las arizónicas, mientras que en la actualidad lo son cerca del 25%. Este aumento podría ser explicado por la profusa utilización de las arizónicas, en las urbanizaciones cercanas a Toledo para setos. Sin olvidar que el cementerio de Toledo, situado en la zona norte de la ciudad,  posee una cantidad muy elevada de cipreses.           

Se ha demostrado que otra causa que puede explicar el aumento de alergias a las arizónicas son las partículas eliminadas en la combustión de los motores diésel de los coches, que en la actualidad han superado a los coches con gasolina. En las ciudades a pesar de existir menos cantidad de pólenes que en las zonas rurales, las enfermedades alérgicas son más frecuentes, porque las partículas de emisión diésel producidas por los vehículos (coches, camiones, autobuses) y calefacciones, crean un ambiente hostil a las arizónicas y estas producen pólenes que presentan proteínas diferentes a los pólenes de zonas no contaminadas. Estas nuevas proteínas se denominan de estrés y se producen como un mecanismo de defensa de las plantas ante agresiones, como la contaminación, enfermedades de las plantas o la sequía.

Las proteínas de estrés que se encuentran en los pólenes de zonas contaminadas por la utilización de los combustibles diésel, originan pólenes más agresivos en las ciudades y en poblaciones que viven cerca de autopistas, en comparación con los pólenes de zonas rurales sin contaminación.                         

Esto explicaría porque los casos de alergia por pólenes en zonas urbanas o con autopistas son mayores que los que se producen en zonas rurales, donde habría incluso más pólenes por existir más vegetación. Se ha demostrado que el aumento de las enfermedades ocasionadas por pólenes va paralelo al aumento de coches que utilizan el diésel como combustible.         

 El Hospital Virgen del Valle cuenta con un dispositivo para medir los pólenes en el ambiente de Toledo desde 1994, que ha permitido conocer las épocas de polinización de las arizónicas y cipreses, así como los niveles de estos pólenes en la atmósfera de Toledo. Se consideran cifras elevadas cuando superan los 135 granos/m3 de aire. El 19 de diciembre de 1998, se produjo la mayor concentración de pólenes de arizónicas en Toledo, 2006 granos/m3 coincidiendo con un día de fuerte viento. La polinización de las arizónicas y cipreses se produce desde noviembre a finales de marzo, siendo el mes de febrero el más complicado para los alérgicos.       

 Los alérgicos a pólenes de arizónicas y cipreses deben tener cuidado si acuden a cementerios o a visitar familiares en urbanizaciones durante los meses de febrero y marzo. Tampoco deben cortar arizónicas, ni realizar actividades de jardinería ni deportes al aire libre (futbol, tenis) durante estos meses.  

Pero como ocurre en todas las enfermedades alérgicas, además de la prevención, es posible tener que recurrir a medicamentos que van a aliviar los síntomas, pero no van a curar la enfermedad, como si ocurre con las vacunas antialérgicas. Así, si tienen problemas en los ojos utilizarán un colirio. Si lo que se afecta es la nariz utilizará unos comprimidos o un spray nasal. Si tiene asma utilizará aerosoles, que pueden ser: antiinflamatorios o broncodilatadores. Los antiinflamatorios se deben utilizar varios días seguidos y van a reducir la inflamación. Los broncodilatadores van a abrir los bronquios, y se utilizan cuando hay tos, sensación de falta de aire o silbidos.      

Las vacunas antialérgicas o inmunoterapia son el único tratamiento que puede curar las alergias y pueden controlar el incremento del gasto farmacéutico. Consisten en la administración de dosis progresivamente crecientes de pólenes hasta llegar a inmunizar; con lo que disminuyen las molestias y la utilización de medicación. Se pueden administrar inyectadas en el brazo o con gotas debajo de la lengua.

 La duración del tratamiento con las vacunas suele ser entre tres y cinco años. Recientemente se ha comprobado que el diagnóstico molecular (proteínas capaces de producir alergia) va a contribuir a mejorar la eficacia de la inmunoterapia, porque va a permitir seleccionar adecuadamente, cuales son las proteínas más importantes en las enfermedades alérgicas.

Doctor Angel Moral

 

Responsable de la Unidad de Aerobiología

Servicio de Alergia del hospital Virgen del Valle (Toledo)

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios