www.diariocritico.com

Desde Zarzuela le dijeron que "tendría resuelta la parte económica" tras Nóos

Torres vuelve a implicar a la Casa Real la víspera de la declaración de Urdangarín

Torres vuelve a implicar a la Casa Real la víspera de la declaración de Urdangarín

> Torres dice que Urdangarín  "no quería ser un florero"
> El 23-F de Urdangarín desde el extranjero en el 'New York Times'

viernes 22 de febrero de 2013, 19:32h
El ex vicepresidente del Instituto Nóos, Diego Torres, durante la declaración que el pasado sábado prestó como imputado ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, aseveró que, una vez la Casa Real instó al Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, a abandonar sus negocios relativos al Instituto Nóos, el mensaje que se le transmitió fue que "no se preocupara, que ya le conseguirían consejos de administración y que, por lo tanto, la parte económica la tendría resuelta". Y además, aseguró que la Infanta sabía que Urdangarín seguía con sus negocios a pesar del "consejo de su padre".
Así lo puso de manifiesto en su comparecencia y que ha sido notificada este viernes a las partes. Respecto al ofrecimiento de la Casa Real, el encausado aseveró que "sinceramente yo creo que eso le honra", puesto que "no quería ser un florero y lo que quería es poder tener un desarrollo profesional".

   De hecho, recordó cómo el marido de la Infanta Cristina "se resistía" a dejar estas actividades y a dedicarse a otras, entendiendo su postura, al afirmar que Urdangarin "es una persona que se ha formado, ha hecho un máster, quería trabajar en los temas en los que llevaba tiempo trabajando".

   Así, recalcó que lo que el asesor externo de la Casa Real y Conde de Fontao "le vino a aconsejar" es que tendría "sus fuentes económicas de donde sea" y que podía dedicarse "a temas relacionados con el deporte, pues por ejemplo a través de una fundación". "Eso le pareció en ese momento buena idea, al señor Romero le pareció estupendo y se empezó a diseñar".

   "Don Iñaki tenía muchas ganas de ir en esa dirección y quiso fundar inmediatamente la fundación", que acabó siendo constituida bajo el nombre de Areté, y que posteriormente derivo en la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS). No obstante, según apuntó, Romero dijo que "don Iñaki no aparezca, que Diego Torres no aparezca".

   "¿No sería porque la fundación lo que iba a hacer era continuar la actividad del Instituto Nóos?", le espetó al respecto el juez, a lo que Torres respondió que "no, no exactamente". "El sentido era que no apareciera don Iñaki creando, fundando nada, sino que perteneciera a órganos a los que fuera invitado. Básicamente eso".


El conocimiento de la Infanta
Por otro lado, Torres señaló que la Infanta Cristina sabía que su marido Iñaki Urdangarin continuó con sus negocios tras dejar Nóos pese a la recomendación de la Casa Real de que los abandonara. "O sea, ¿que Doña Cristina conocía perfectamente cuál era el consejo, la insinuación y la recomendación de su padre?", fue la pregunta que le formuló el juez José Castro. "Por supuesto", respondió tajante Torres.

   En su deposición como imputado en el marco del caso Nóos, a la que ha tenido acceso Europa Press, Torres manifestó de hecho que la fundación considerada sucesora de Nóos tras la salida de Urdangarin del Instituto, la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS) era "el proyecto" del Duque "desde siempre; es creada por él". Así, al preguntarle el juez si el que "mandaba allí" era el Duque, su exsocio contestó: "Absolutamente. Siempre".


Lea también:

- El 23-F de Urdangarín desde el extranjero en el 'New York Times'
Nueva petición ante el juez para que la Infanta sea imputada en el caso Nóos
- Urdangarín se encomienda a Dios una semana antes de declarar ante el juez
- El secretario de las Infantas asesoraba a Urdangarín para sus negocios en el Instituto Nóos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios