www.diariocritico.com

Asumirá el próximo diez de diciembre

Perfil de la primera mujer elegida para la presidencia

Perfil de la primera mujer elegida para la presidencia

Cristina Fernández de Kirchner asumirá el 10 de diciembre de 2007 como la primera mujer elegida para la presidencia argentina, después de una larga militancia política vinculada con el peronismo y una gestión de cuatro años de su esposo, Néstor, con la que establecerá unas pocas diferencias de matices.
   Se trata de una mujer de 52 años cuya construcción política es paralela y está muy ligada a la de Néstor Kirchner, pero no es apenas una heredera del capital político propiedad de otro, como algunos intentaron presentarla para desmerecerla y, de paso, para poner en duda el respeto del matrimonio presidencial a la institucionalidad democrática.

   Hace ya 22 años que Cristina Fernández de Kirchner accedió a su primer cargo político, el de congresal del Partido Justicialista de Santa Cruz, en el extremo sur del país, mientras su esposo asumía la intendencia de Río Galleros, donde ambos se habían radicado para escapar a la represión de la dictadura militar (1976-1983).

   Tiene dos hijos, Máximo y Florencia, y ella reconoce que la joven se negó a aceptar su pedido para que cerrara su blog en Internet, bajo vigilancia permanente de los medios periodísticos.

   La primera gran escalada de ambos a la actividad política nacional data de mediados de los 90, cuando fueron parte de la asamblea que reformó la Constitución Nacional. Ese fue el ámbito en el que se destacaron entre quienes comenzaron a marcar diferencias con el entonces presidente Carlos Menem, quien llegado a la jefatura de estado como representante del peronismo estaba aplicando una política abiertamente contrapuesta a los postulados históricos del movimiento.

   En 1995 Cristina Fernández fue elegida senadora nacional y dos años después diputada. En ese ámbito erigió su figura política por las disputas permanentes con el bloque que seguía a ojos cerrados las órdenes del presidente Menem, hasta llegar abiertamente a la desobediencia.

   También se destacó por su labor en la comisión parlamentaria que investigó el lavado de dinero en el país, ámbito de una primera confrontación con Elisa Carrió, su adversaria principal en los comicios de hoy.

   Los cursos imprevisibles con los que el peronismo ocupa casi siempre el primer plano de la escena política nacional hicieron que Kirchner, quien había llegado a la presidencia en 2003 con el apoyo de la gran organización partidaria en manos de Eduardo Duhalde, se enfrentara con su predecesor dos años después.

   Cristina Fernández llevó una parte esencial de ese enfrentamiento, al presentarse como candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, el territorio hasta entonces dominio exclusivo de Duhalde. Allí venció a Hilda “Chiche” Duhalde, en lo que fue un paso decisivo para que los Kirchner avanzaran en el control del partido como para decidir entre ellos, y así sucedió, quién se postularía a la presidencia este año.

   La presidenta electa nació el 19 de febrero de 1953 en La Plata, 60 kilómetros al sur de Buenos Aires, donde estudió abogacía a partir de 1974 y donde conoció a Néstor Kirchner, con quien se casó en 1975.

   Los dirigentes peronistas que durante décadas estuvieron cerca de la pareja afirman que Cristina Fernández no es influenciable, incluso por su esposo, dato decepcionante para varios periodistas locales que quieren presentarla apenas como una heredera.

   En sus intervenciones políticas figura casi siempre la reivindicación de uno de los sueños del proyecto peronista de país, la conciliación o pacto social, la conjunción que permita eludir la lucha entre clases sociales, para que un estado poderoso controle a uno y a otros y así, sin cuestionar jamás la lógica de acumulación, haya un “derrame” a favor de los menos favorecidos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios