www.diariocritico.com
Entre Stalin, Chávez y Obama

Entre Stalin, Chávez y Obama

sábado 20 de abril de 2013, 10:37h
Uno no gana para sustos. Estábamos aún debatiendo la gilipollez de la expropiación de pisos propuesta por la consejera comunista de Obras Públicas, Elena Cortés, cuando otra miembra del Gobierno de Pepe Griñán, nada menos que la titular de Presidencia e Igualdad, la socialista Susana Díaz, salta a la palestra con otra propuesta vía decreto ley aún más peregrina si cabe según la cual la Junta le va a dar a todos los niños necesitados tres comidas al día, tres. De Fidel Castro a Hugo Chávez sin movernos del Palacio de San Telmo. Qué buenos son que nos llevan de excursión y nos dan no sólo el piso, el desayuno y el almuerzo, sino también la merienda, la cena y lo que haga falta. Que no nos falte de na. Como para quejarse. Pese al problema de la obesidad infantil, se van a poner todos los niños andaluces como el Kiko, mollete va, mollete viene a cargo del presupuesto de la Junta. No han dicho nada del jamón, pero ya puestos seguro que lo hay, y de pata negra, faltaría más, y de chorizo, que de eso le sobra a la Junta por todos lados. Y es que van como una moto. Con tanta generosidad no me extraña nada la llegada a Morón de nosecuantos cientos de marines norteamericanos. Si en Guasinton les han dicho que aquí van a dar pisos gratis y tres copiosas comidas diarias por la cara a todo quisque, estaba más que cantado el desembarco yanqui. Vamos que el de Normandía se va a quedar pequeño ante la llamada del bocata y la vivienda, por mucho que le fastidie al vicepresidente Valderas y a su cohorte antimperialista de Marinaleda esta invasión a escasos kilómetros del pueblo de Juan Manuel Sánchez Gordillo.

Ahora, en serio. La pregunta es ¿quién es el genio al que se le están ocurriendo todos los disparates de estas últimas semanas?¿Griñán?¿Valderas? Me da la impresión de que el bipartito andaluz ha puesto en marcha una especie de gabinete en la sombra en el que hacen cada día eso tan moderno de la "tormenta de ideas" a ver a quien se le ocurre la propuesta más descabellada. Lo de menos es que se pueda o no se pueda hacer, lo importante es lanzarla a los cuatro vientos para que toda España hable de las genialidades que se le están ocurriendo al Ejecutivo de Pepe Griñán para combatir la tan denostada crisis. Digo yo que mejor sería que creasen algún puesto de trabajo para el más de millón y medio de parados andaluces y que alguno de los que se lo han llevado calentito en los EREs fraudulentos devolviesen algunos millones de los robados en los últimos diez años. Con eso a lo mejor bastaba para relanzar algo la economía andaluza, sumida en un letargo que dura ya muchas décadas.

Y es que estamos siendo el hazmerreir de medio mundo. El pseudoprogresismo de una izquierda anclada en el Mayo del 68 francés y en el falso mito de las revoluciones latinoamericanas, está tomando un protagonismo sin precedentes en la Junta de Andalucía con la llegada al poder de IULV-CA. Y Griñán, preso de su propia ambición y de su soberbia, se está dejando comer el terreno por su socios de Gobierno creyendo que no le va a afectar cualquier metedura de pata de los muchachos y muchachas de Diego Valderas. Se equivoca de medio a medio. Llegará un momento en el que las aspiraciones totalitarias e intervencionistas de Izquierda Unida pueden condicionar el necesario despegue económico de una comunidad, la andaluza, que se encuentra a la cola de casi toda la Unión Europea. Es evidente que el PSOE necesita a IULV-CA para gobernar, pero lo es también que está haciendo una total dejación de funciones, dejando en manos del sector más ortodoxo y rancio del PCA, las medidas de Gobierno que más eco están encontrando en el resto del país.

Aquí pasamos en un abrir y cerrar de ojos de las supuestas expropiaciones a la banca, modelo Stalin, a la caridad mal entendida modelo bolivariano de Chávez. Y de Chávez a la invasión estadounidense de Obama. Las primeras nunca se van a hacer y para las segundas ya existen organismos que, sin ayudas oficiales de la Junta y con el desprecio del sector comunista, como es Cáritas, están realizando la labor social que deberían hacer las instituciones. Así que más nos vale a todos dejar de hablar de tanta pamplina como sueltan los consejeros/as de la Junta que más parece que se han dado un atracón de rebujito en la Feria de Sevilla. A partir de ahora, hablaremos del Gobierno...de Rajoy, que ya verán como el desembarco de Morón va a darle a muchos un juego del carajo para que las tertulias de las próximas semanas pontifiquen sobre la sumisión del PP ante el imperialismo yanki. Anda que no.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios